Se disparan los mensajes de odio en Cataluña por la Diada y el 1 de octubre
  1. España
  2. Cataluña
INFORME DE VIOLENCIA POLÍTICA

Se disparan los mensajes de odio en Cataluña por la Diada y el 1 de octubre

Ataques a partidos y llamamientos a la violencia aumentan ante la perspectiva de preparar un 'otoño caliente'

Foto: Una persona tira una valla durante la Diada. (Reuters)
Una persona tira una valla durante la Diada. (Reuters)

El Observatorio Cívico de la Violencia Política ha detectado durante las últimas semanas un aumento de mensajes y acciones de odio en Cataluña.

Un comunicado del Observatorio, señala que la Diada marca el inicio del calendario “de tensión política y reivindicación independentista que, previsiblemente, tendrá su momento álgido, como viene ocurriendo desde 2017, en torno al 1 de octubre y la conmemoración del fallido referéndum ilegal”. Destaca la entidad que “como ya es habitual, estas dos fechas [Diada y aniversario del referéndum] se están viendo precedidas por una estrategia desde las instituciones y organizaciones secesionistas dirigida a tensionar a la sociedad catalana de cara a un nuevo otoño de enfrentamiento”.

Foto: Altercados durante la Diada. (Reuters)

El Observatorio es una entidad creada por Impulso Ciudadano y por el Movimiento contra la Intolerancia que lleva desde el año 2019 fiscalizando todos los incidentes políticos que ocurren en Cataluña, sean del signo que sean. Carlos Silva, coordinador del Observatorio, señala a El Confidencial que esta época “es de máxima actividad y de un aumento de la propagación de mensajes de odio, que se inicia con la Diada. Se vuelven a reproducir los patrones y eso lo vemos con los ataques a la Jefatura de Policía durante la Diada, o con la quema de contenedores”. Esta situación se vuelve más peligrosa porque “algunos de los mensajes o de las iniciativas vienen promovidos desde las propias instituciones o tienen como protagonistas a cargos públicos, como el expresidente Carles Puigdemont”.

A finales del pasado mes de agosto, por ejemplo, hubo dos ataques directamente relacionados con la política: aparecieron pintadas en la sede que Ciudadanos tiene en Cornellà y la puerta de casa del diputado de Vox Toni López apareció con la imagen de un ahorcado y el texto ‘Puto Vox’. No era la primera vez: ya le han pintado el coche siete veces y en una ocasión le arrojaron huevos cuando caminaba por la calle.

El independentismo sigue marcando músculo en la Diada

El propio fugado Carles Puigdemont llamó directamente a la “confrontación con el Estado” y a “luchar desde las calles” con ese objetivo. Otro concejal de su partido, Héctor López Bofill (hace años alineado con ERC e impulsor de algunos foros soberanistas desde antes del ‘procés’, pero ahora munícipe de JxCAT en Altafulla), reclamaba el despliegue de 10.000 soldados rusos o catalanes para “hacer efectiva la independencia de Cataluña”.

El aumento de la tensión se nota en los foros independentistas, donde los mensajes han subido en intensidad durante las últimas semanas. Desde poco antes de verano, son frecuentes los mensajes de que los activistas deben de tomar las calles y prepararse para un “otoño caliente”. Desde el Observatorio se alerta de la “extrema peligrosidad” de esta dinámica. “Una sociedad democrática y un estado de derecho no pueden normalizar la violencia y el odio ideológico en cualquiera de sus manifestaciones como una vía legítima y recurrente para la expresión de ninguna ideología ni la consecución de ningún objetivo político”, señala un comunicado de la entidad.

La Generalitat obvia las agresiones 'indepes'

Carlos Silva señala que “es igual quién reproduzca los mensajes. No queremos personalizar, sino denunciar una situación Para esta Diada, tanto la CUP como Arran convocaron manifestaciones paralelas en la plaza Urquinaona, un escenario con connotaciones negativas después de los violentos altercados que tuvieron lugar en ella en 2019”. Y alude también al caso de la ya exvicerrectora de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Núria Pla, que en un tuit del 11 de septiembre adjuntaba una imagen de la manifestación independentista con el texto “¡Ganas de fuego, de contenedores quemados y de aeropuerto colapsado!”. “En los informes del Observatorio incluimos las acciones de personas con cierta relevancia y el mensaje de la vicerrectora llamando a quemar contenedores estará en el informe relativo al 2021, porque es totalmente inaceptable”.

placeholder

El coordinador del Observatorio se queja de que casos como éste no son recogidos por la Oficina para los Derechos Civiles y Políticos de la Generalitat. Esta oficina, que ha sido suprimida el pasado mes de junio, pasa a ser suplida por la dirección general para la Promoción y Defensa de los Derechos humanos, que sigue llevando Adam Majó. Silva critica que los mensajes violentos o con consignas inequívocas de los radicales soberanistas no son tenidos en cuenta hasta ahora por la Oficina, que considera que los llamamientos soberanistas están amparados por la libertad de expresión y los ataques como los sufridos por la Jefatura superior de Policía, amparados por el derecho de manifestación. “Pero esas actuaciones sí aparecerán en nuestro informe del Observatorio de la Violencia Político, aunque para la Generalitat no existan”, subraya Silva. Y arremete contra la Administración catalana porque magnifica cualquier acto cometido por no independentistas. “En ese caso, busca argumentos incluso debajo de las piedras, pero cuando el protagonista es un independentista, habla de libertad de expresión y mira hacia otro lado. No le interesa”, añade Silva.

Ante el aumento de situaciones de acoso ideológico (en ocasiones, con claros tintes de hispanofobia, tal y como puso de manifiesto esta institución en su informe relativo al año 2020) el Observatorio reclama “a los poderes públicos que conciencien a la población y persigan cualquier forma de violencia e intolerancia”. En Cataluña, subraya Carlos Silva, “la condena explícita de los actos de violencia política en sus distintas manifestaciones debe ser una prioridad”. No en vano, a pesar de que en esta comunidad existe la lacra de lgtbifobia, transfobia o violencia machista o de género, el mayor porcentaje de actos violentos se da en el área de la política.

De ahí que el Observatorio exija a las instituciones y sus representantes “que acaben con una actuación demasiado complaciente o amistosa con grupos y personas independentistas que aprovechan el aniversario del 11 de septiembre o del 1 de octubre para manifestar su odio ideológico contra el adversario político. En especial, pedimos una actuación decidida y firme de las fuerzas de seguridad para frenar las agresiones y coacciones que, bajo el disfraz de la libertad de expresión o de derecho de protesta pretenden coartar los derechos y libertades fundamentales de aquellos que piensan de manera diferente”.

Independencia de Cataluña Cataluña Diada
El redactor recomienda