"El diablo ha metido cuchara": así se gestó la aventura erótica del obispo de Solsona
  1. España
  2. Cataluña
Conmoción en la Iglesia católica

"El diablo ha metido cuchara": así se gestó la aventura erótica del obispo de Solsona

Xavier Novell renunció a su cargo tras enamorarse de una escritora de literatura erótica que le asesoraba en exorcismos. Su inesperado volantazo ha sido una "bomba atómica" interna

placeholder Foto: Xavier Novell. (EFE)
Xavier Novell. (EFE)

Los caminos del Señor son inescrutables... pero al obispo de Solsona se le han cruzado los cables.

He aquí el sentir resumido del entorno religioso de Xavier Novell, exobispo de Solsona, protagonista de uno de los mayores volantazos de la historia reciente de la Iglesia católica: o cómo el obispo más joven de España (41 años en 2011) pasó de la línea dura a 'fugarse' del obispado con una escritora de literatura erótica. Novell, que en sus últimos años se mostró contrario a cualquier desvío (sí a la contención sexual absoluta, no a los derechos LGTB), se da a la fuga con Silvia Caballol Clemente, divorciada de un ciudadano marroquí, madre de dos hijos y autora de una trilogía erótica 'Amnesia'— que no hace prisioneros:

"Empiezo a succionar su cuello y sus pechos mientras froto mi erección contra su sexo sin parar. A pesar de haber ropa de por medio, siento que puedo correrme en cualquier momento. Ella jadea en respuesta a la constante fricción que ejerce mi pene contra su vagina. Sin poder esperar más para sentirla dentro de mí, agarro sus pantalones y se los quito de un solo tirón. Tan solo las braguitas permanecen en estos momentos en el cuerpo de mi preciosa adolescente. Sus ojos lujuriosos me confirman que está tan enardecida como yo. Jamás había deseado tanto estar dentro de alguien. Estaba loco por ella", escribe Caballol en su ficción sobre el romance entre un psiquiatra y su paciente amnésica.

Foto: Xavier Novell, en una imagen de archivo. (EFE)

El diablo en el cuerpo

Pero el enganche entre Silvia y Xavier vino de otra área de interés común: el satanismo. A mitad de la década pasada, Novell tomó una decisión poco ortodoxa: se autonombró exorcista de la diócesis de Solsona. Decidido a formarse para el cargo, conoció a Silvia Caballol Clemente a través de la madre de la escritora. Caballol, que también había escrito sobre satanismo, empezó a asesorar al obispo en exorcismos. La metáfora se hace sola: en unos círculos extremadamente sensibles a las malas artes del demonio, muchos piensan ahora en Solsona (y más arriba en la jerarquía eclesiástica) que Novell ha sido víctima de una "infestación satánica" por una mujer "de alto nivel intelectual, afín a lo demoníaco y decidida a seducir al hombre santo". En la diócesis se habla de "seducción intelectual demoníaca" y de que se ha "usado al demonio para meter cuchara".

"Ha hecho un corte biográfico radical. No tiene ni idea de cómo es la vida civil. Aterriza en un mundo salvaje. Veremos cómo gestiona su dolor"

De cómo encajar el mito de la mujer con el diablo en el cuerpo en plena ola feminista... hablamos otro día. Ahora toca explicar a la interna un asunto que el Vaticano se ha tomado muy en serio. Se dice que el obispo de Solsona fue avisado hace un año y medio de que estaba cayendo en las redes equivocadas, que el nuncio del Vaticano estaba al tanto y que se pidió a Novell someterse a un exorcismo para volver a su ser. La fuga final del obispo ha caído como una "bomba atómica" en el seno de la Iglesia.

Víctima del demonio, sí, pero también de sí mismo, porque la decisión de autonombrarse exorcista de Solsona tiene más miga. "Es un cargo que no suele ocupar el obispo titular. Se busca a personas con gran equilibrio emocional", desliza el entorno de la diócesis para subrayar la tendencia de Novell a combinar un carácter "fuerte y pagado de sí mismo" con una "personalidad cambiante".

Foto: Xavier Novell. (EFE)

“No estamos ante el caso de ‘un obispo que se dejó seducir por una mujer’ en el que, una vez más, aparecería la ‘mujer’ como culpable del ‘pecado’ y el celibato como la causa más profunda. Y si en este caso le ponemos los condimentos de que la mujer es escritora erótica, las entregas del serial serán el guion perfecto para la novela o el documental que promete reventar audiencias. No, no se trata de eso. El celibato puede vivirse y es una opción libre para amar. La causa definitivamente no es esta… La percepción de muchos era que Novell no gozaba de salud mental manifiesta ni de mucho equilibrio emocional. Cabía esperar en cada aparición suya la defensa de un extremo o del otro, y pasar de uno a otro sin saber ni cómo ni por qué”, escribe la mediática sor Lucía Caram.

Novell, en definitiva, era respetado internamente por su austeridad, pero la mezcla de ego, dogmatismo y volatilidad siempre fue un factor vital relevante: coqueteo con el progresismo en su juventud religiosa (antes de ver la luz conservadora en una estancia en la Roma vaticana), se dejó querer por los medios cuando fue nombrado obispo (entrevistas en 'Buenafuente' y 'El País'), se convirtió en figura carismática en el obispado (logró atraer nuevos seminaristas en un contexto de escasez absoluta de vocaciones), apoyó al independentismo catalán en las calles, en las urnas y en las cárceles (ante el malestar de la conferencia episcopal), se introdujo en los círculos religiosos más oscuros: el de las terapias para 'curar' homosexuales (para enfado del catolicismo catalán progresista), y ahora se da a la 'fuga' con una escritora erótica y satanista. Es decir, la cuestión no es si las contradicciones de Novell son demasiado grandes para un hombre (por muy línea directa con Dios que tenga), sino que a Novell le gusta apostar fuerte, con un último triple salto mortal sin red no apto para cardiacos...

La Fiesta Mayor de Solsona, marcada por la renuncia de su obispo por amor

"Ha hecho un corte biográfico radical, demasiado incluso para él. Lleva muchos años en una burbuja y no tiene ni idea de cómo es la vida civil. Aterriza en un mundo salvaje. Veremos cómo gestiona su dolor interno, que llegará cuando baje el sofocón", cuenta un conocido del obispo.

Dice el chiste que menos de cinco contradicciones por minuto es dogmatismo. Es decir, todos tenemos contradicciones, pero la velocidad a la que Xavier Novell ha dado el volantazo biográfico ha dejado su diócesis hecha unos zorros. Xavier Novell, o todas las contradicciones de la Iglesia católica en 2021 expuestas a flor de piel y bajo un sol erótico cegador.

Los caminos del Señor son inescrutables... pero al obispo de Solsona se le han cruzado los cables.

Religión
El redactor recomienda