El PSC, abierto a rescatar los Presupuestos de Pere Aragonès por la crisis de El Prat
  1. España
  2. Cataluña
Si la CUP se descuelga del acuerdo

El PSC, abierto a rescatar los Presupuestos de Pere Aragonès por la crisis de El Prat

Los socialistas catalanes son partidarios de que la Generalitat tenga nuevas cuentas para 2022 por los fondos europeos y para pilotar una salida ordenada de la crisis y la pandemia

Foto: Aragonès recibe a Salvador Illa. (EFE)
Aragonès recibe a Salvador Illa. (EFE)

El PSC se muestra abierto a rescatar los primeros Presupuestos de la Generalitat de Pere Aragonès si la CUP y los comunes se descuelgan del acuerdo, según han confirmado fuentes de los socialistas en la comunidad. La razón: sería la manera de salvar la ampliación de El Prat, que para los de Salvador Illa es un proyecto estratégico para el futuro de Cataluña. Barcelona como capital del Mediterráneo ha de tener un aeropuerto a su altura y no lo que está planteando la alcaldesa, Ada Colau. Al final, de manera un tanto sorprendente, la infraestructura se está convirtiendo en un eje vertebrador de la política catalana.

Fuentes del PSC han explicado que están dispuestos a hablar sobre las cuentas de 2022. Esto no quiere decir que vayan a dar un sí, pero en la formación reconocen que quieren que la Generalitat tenga un nuevo Presupuesto para el ejercicio que viene, un año que se considera clave para la gestión de los fondos Next Generation y para pilotar la salida de la crisis provocada por la pandemia. Por tanto, están dispuestos a explorar esta vía. Existe receptividad.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés (c), el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró (d), y el secretario de Estado de Insfraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura García. (EFE)

Esta alternativa se baraja si la CUP decide no apoyar el proyecto de Presupuestos de la Generalitat. Para el PSC, resulta más cómodo seguir ejerciendo de leal oposición, pero los anticapitalistas son el socio preferente del Ejecutivo de ERC-JxCAT. Por tanto, el momento clave llegará en septiembre si la formación secesionista se niega a cerrar un acuerdo para la aprobación de las cuentas.

El titular de Economía, Jaume Giró, desea presentar los Presupuestos en tiempo y forma, lo que supone llevarlos al Parlament a mediados de octubre. Para eso, ha de iniciar los contactos con la CUP a principios de septiembre. Sobre la Mercè, el 25 del mismo mes, habrá que abrir la partida a nuevos jugadores. El consejero y JxCAT en este momento no conectan de manera especial con los comunes, según explican fuentes de esta formación política. No obstante, han sido estos últimos los que se han desmarcado de un posible pacto por la beligerancia de Colau contra los planes de inversión de Aena en El Prat.

Foto: Un avión sobrevuela las inmediaciones de La Ricarda. (EFE)

Por su parte, ERC siempre ha defendido que el futuro de la legislatura pasa por “dibujar mayorías amplias”. Lo quieren hacer para renovar la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (TV3 y Catalunya Ràdio) y el resto de entes parapúblicos que llevan años en crisis desde que arrancó el 'procés'. Todo esto encaja bien con Aragonès y su tesis de extender la base para que el independentismo crezca y así poder volver a intentar en un futuro indeterminado romper con el resto de España. Todo eso pasa por buscar grandes acuerdos.

Sensibilidades electorales

Si, previsiblemente, el actual Ejecutivo catalán se queda sin apoyos para sacar adelante las nuevas cuentas, el PSC puede convertirse en el salvavidas de Aragonès. La clave para los socialistas es dibujar un posible acuerdo como algo excepcional, y no quedar retratados como una muleta. El argumento sería: un Presupuesto para salir de la situación de emergencia que ha provocado la pandemia en Cataluña.

ERC ha estado dando apoyo a los Presupuestos de Pedro Sánchez, ahora sería recíproco

Además, ERC ya está dando pleno apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez, quien a su vez también ha de presentar sus propios Presupuestos, para lo que precisa el respaldo, entre otros, de los de Gabriel Rufián. Por tanto, para los republicanos supone solo un 'quid por quo'. En cambio, los socialistas se arriesgan a que sus votantes piensen que están renunciando a su obligación como primer partido de la oposición en el Parlament.

Tensiones en JxCAT

Es previsible que esta situación provoque tensiones en JxCAT. Hay un sector que está descaradamente en contra del proyecto de ampliación del aeropuerto y que lidera la presidenta del Parlament, Laura Borràs. Por tanto, si El Prat y su inversión de 1.700 millones son la moneda de cambio que desbloquea el apoyo de los socialistas a las cuentas de la Generalitat, este hecho puede dividir el grupo parlamentario de los 'juntaires' en la Cámara catalana, un colectivo ya muy disperso y que aúna sensibilidades muy diversas.

Los Presupuestos de la comunidad suponen más de 27.000 millones de euros en gasto público. Son clave para la economía de Cataluña y tienen una fuerza tractora para el desarrollo económico muy importante. En los últimos años, la Generalitat ha girado a la izquierda, por lo que el PSC puede sentirse cómodo en términos de tono social. Pero también incómodo, porque los socios que conforman el Govern, sobre el papel, siguen manteniendo intactas sus pretensiones independentistas. Por eso, todo el mundo está abierto a que pasen cosas, pero es más difícil que estas ocurran al final.

El PSC se muestra abierto a rescatar los primeros Presupuestos de la Generalitat de Pere Aragonès si la CUP y los comunes se descuelgan del acuerdo, según han confirmado fuentes de los socialistas en la comunidad. La razón: sería la manera de salvar la ampliación de El Prat, que para los de Salvador Illa es un proyecto estratégico para el futuro de Cataluña. Barcelona como capital del Mediterráneo ha de tener un aeropuerto a su altura y no lo que está planteando la alcaldesa, Ada Colau. Al final, de manera un tanto sorprendente, la infraestructura se está convirtiendo en un eje vertebrador de la política catalana.

PSC CUP Salvador Illa Parlamento de Cataluña Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda