Bronca en el independentismo por el reparto de ayudas a familias de presos y encausados
  1. España
  2. Cataluña
Puigdemont, de los más beneficiados

Bronca en el independentismo por el reparto de ayudas a familias de presos y encausados

La familia de Puigdemont ha recibido 90.000 euros desde 2017 para costear viajes a Bélgica. Con los indultos, el pulso soberanista entre los políticos del interior y del exterior se agudiza

placeholder Foto: Carles Puigdemont (d) y Toni Comín. (EFE)
Carles Puigdemont (d) y Toni Comín. (EFE)

Bronca interna en el independentismo por el reparto de las ayudas que reciben familias de presos y fugados a causa del 'procés'. Aunque los más beneficiados son Carles Puigdemont y Toni Comín, son estos los más enfadados, por considerar que sus familias no están recibiendo fondos suficientes de la L'Associació Catalana pels Drets Civils, una entidad creada en 2017 para dar apoyo a los entornos de los afectados. Según fuentes de sectores independentistas, se han trasladado diversas protestas, entre ellas, las de la mujer de Puigdemont, Marcela Topor, que el pasado mes de mayo todavía no había cobrado los billetes de avión para ella y sus hijos para ir a ver al 'expresident' durante las vacaciones de Navidad. Aunque el conflicto no se ha hecho público, está siendo otro motivo de desunión entre los diversos sectores del soberanismo.

La Associació Catalana pels Drets Civils se creó en 2017 con el objetivo de apoyar a las familias de los presos y los fugados por el 'procés'. Tienen una cuenta en Caixa d’Enginyers en la que captan donaciones que se destinan a “la ayuda a las familias a pagar desplazamientos para visitar a los exiliados o los prisioneros y la aportación en la manutención a las familias con menores en caso de necesidad”, según recogen en su página web. La presidenta es Blanca Bragulat, la mujer de Jordi Turull, encarcelado en Lledoners.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su salida del Teatre del Liceu de Barcelona. (EFE)

Por estos conceptos, la familia de Puigdemont ha percibido más de 90.000 euros entre 2017 y 2020. Pese a eso, Marcela Topor se siente especialmente maltratada, puesto que considera que la figura de Puigdemont es la que sirve para que la Associació Catalana pels Drets Civils obtenga más donativos. Se ha remitido una consulta a la asociación para requerirles sobre estas cuestiones, pero no han respondido.

Toni Comín también es el segundo mayor beneficiado del reparto de estas ayudas a los familiares de los encausados por el Tribunal Supremo. Según las fuentes consultadas por El Confidencial, ha recibido casi 75.000 euros en estos tres años. En comparación, los familiares de Meritxell Serret, la exconsejera de Agricultura huida, solo recibieron 8.000 euros durante ese periodo. Estas diferencias están minando al independentismo, en especial, porque la que más se queja es la familia de Puigdemont, cuya mujer goza de un sueldazo en la televisión local de la Diputación de Barcelona.

Foto: El tribunal del 'procés', presidido por el magistrado Manuel Marchena. (EFE)

De hecho, el regreso de Serret a España al arranque de la legislatura y su entrega al Tribunal Supremo puso de relieve la división entre los fugados del 'procés'. Serret llevaba meses sin hablarse con Puigdemont, Comín y Lluís Puig, y volvió en secreto sin comunicárselo a sus compañeros de lucha política. En el fondo, ERC se desmarcaba de la estrategia de JxCAT en el exterior.

Decisión de la junta

La junta de la Associació Catalana pels Drets Civils acordó aprobar 300 euros por viaje (ida y vuelta). Pero eso no ha reducido las quejas de los beneficiarios, según fuentes cercanas a la asociación. Algunas de ellas se producen porque no se paga el coste total de los viajes o no se les consigue un vuelo directo.

Esto genera malestar en ERC y en el colectivo de presos, que consideran quen en comparación con los presos, los fugados en Bélgica están mucho mejor.

Entre 2018 y 2020, las familias de Turull, Rull y Forn cobraron 7.000 euros al mes

El pago a las familias de los encausados no es la primera vez que genera polémica. El PDeCAT estuvo abonando 7.000 euros al mes entre agosto de 2018 y abril de 2020 a las familias de los presos Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull, según las cuentas hechas públicas por el partido en su último informe de gestión. Y eso sin incluir los gastos legales, que sumaron otros 1,49 millones para el partido. Después de que se acabase el dinero, Turull y Rull se pasaron a JxCAT en agosto de 2020.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

Foco de tensiones

Las tensiones por estas cuestiones menores se derivan de otras más grandes. Y que trascienden la dinámica ERC-JxCAT. El problema es el exterior contra el interior. Con los indultos, el pulso entre soberanistas en el interior, Cataluña, contra independentistas en el exterior, fuera de España, se agudiza. El exterior, Waterloo, quiere controlar al interior, la Generalitat gobernada por ERC y JxCAT. Por su parte, el interior quiere aprovechar los indultos con Oriol Junqueras y Jordi Sànchez en la calle, cosa que pasará dentro de 15 días cuando hoy se aprueben los indultos. Los dos líderes pronto excarcelados se impondrán a las dinámicas que marcaba Puigdemont desde fuera de España.

Por eso Puigdemont desconfía de Jordi Sànchez y de su voluntad pactista, que se ha ido desvelando en el último mes tras cerrar el acuerdo de gobierno con ERC. Cuanto más poder acumule el interior, con un presidente de la Generalitat como Pere Aragonès que no reconoce la autoridad de Waterloo, más riesgo corre el exterior de ser olvidado. Serret lo tuvo claro. Estaba en el exterior y escogió el interior.

Bronca interna en el independentismo por el reparto de las ayudas que reciben familias de presos y fugados a causa del 'procés'. Aunque los más beneficiados son Carles Puigdemont y Toni Comín, son estos los más enfadados, por considerar que sus familias no están recibiendo fondos suficientes de la L'Associació Catalana pels Drets Civils, una entidad creada en 2017 para dar apoyo a los entornos de los afectados. Según fuentes de sectores independentistas, se han trasladado diversas protestas, entre ellas, las de la mujer de Puigdemont, Marcela Topor, que el pasado mes de mayo todavía no había cobrado los billetes de avión para ella y sus hijos para ir a ver al 'expresident' durante las vacaciones de Navidad. Aunque el conflicto no se ha hecho público, está siendo otro motivo de desunión entre los diversos sectores del soberanismo.

Carles Puigdemont Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Junts per Catalunya Nacionalismo Oriol Junqueras Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Josep Rull Jordi Turull Toni Comín Independentismo Cataluña
El redactor recomienda