De 'presos políticos' a 'botiflers': "Os pasaremos por encima. Seréis juzgados"
  1. España
  2. Cataluña
AMENAZAS CONTRA JUNQUERAS Y SÀNCHEZ

De 'presos políticos' a 'botiflers': "Os pasaremos por encima. Seréis juzgados"

El sector más intransigente del independentismo considera "traidores" a Oriol Junqueras y Jordi Sànchez por asumir los indultos y considerar que deslegitiman el mandato del 1-O

placeholder Foto: Declaración unitaria de los presos del 'procés'. (EFE)
Declaración unitaria de los presos del 'procés'. (EFE)

De ‘presos políticos’ a ‘botiflers’ (traidores). Esta ha sido la evolución de Oriol Junqueras y Jordi Sànchez para un sector del independentismo que cada día está más radicalizado, pero que cuenta con importantes activos políticos entre sus filas. Uno es presidente de ERC; el otro, secretario general de JxCAT, los dos mayores partidos independentistas de Cataluña. El secesionismo duro ya les ha puesto en la diana por considerar que han claudicado ante España y que traicionan a Cataluña. Y todo por la carta del presidente de ERC en la que renunciaba a la unilateralidad y por la de Sànchez, en la que reconocía que el referéndum del 1-O no se hizo para proclamar la independencia, sino para forzar al Estado español a sentarse a negociar.

Los dos dirigentes políticos, que cumplen condena de 13 años por sedición, han sido marcados ahora como indeseables por sus propios compañeros. Se les ataca desde varios sectores. Uno de ellos les amenaza con juzgarlos como corresponde a los traidores; otro, con hacerles la vida imposible fuera de la cárcel si son indultados. Y les recuerdan que la prisión es un sacrificio necesario para lograr la independencia.

Foto: El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

“Deslegitimar un acto de soberanía como el referéndum es un acto de traición al país, a nuestra nación y a nuestra gente”, dice una carta de Pep Fort Padró a Jordi Sànchez, a la que ha tenido acceso El Confidencial. Fort fue durante años miembro del secretariado de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). En otro momento, resalta el “alto nivel de traición, rendición y tratándonos de imbéciles a todos aquellos que de manera valiente, decidida e incluso heroica, defendimos las urnas”. Y añadeo: “Te deseo a ti y a todos los presos políticos una rápida salida de prisión, pero eso no quiere decir que sea a cualquier precio. Habéis lanzado un torpedo a la línea de flotación del movimiento independentista”.

La hora de la revancha

El pasado noviembre, Fort protagonizó un golpe de fuerza cuando, junto con media docena de miembros más del secretariado de la ANC, dimitió de sus cargos y fundó el colectivo Donec Perficiam, porque considera que la Asamblea es demasiado blanda en sus planteamientos. Donec Perficiam fue la plataforma que convocó a todos los partidos independentistas a varias cumbres a primeros de diciembre con el objetivo de confeccionar una sola lista independentista a las elecciones del 14-F. ERC y la CUP se desmarcaron de esa convocatoria porque en ella estaban presentes varias formaciones racistas y de extrema derecha. Ante ese desmarque, JxCAT, que había enviado a dos representantes a la cumbre, tuvo que dar marcha atrás para no quedar como la única aliada de la ultraderecha catalana. Ante el abandono de las principales fuerzas, la candidatura pretendidamente unitaria alcanzó un resultado puramente testimonial. Fort se toma ahora la revancha, poniendo a los máximos dirigentes de ERC y JxCAT en la diana de los dardos del más exacerbado independentismo.

Os pido que tanto Junqueras como tú, Jordi, no nos habléis de independencia ni otras historias y que dejéis la vida política para siempre

Lo que ha hecho Fort es marcar a los presos ‘díscolos’ y dejar implícita una amenaza a los traidores: en su misiva a Jordi Sànchez, le comunica que, ante la actitud de él y de Junqueras, “os pasaremos por encima y, llegado el día, que llegará, seréis juzgados como os merecéis. Mientras tanto, os pido que tanto Junqueras como tú, Jordi, nos saquéis las manos de encima, que no nos habléis de independencia ni otras historias y que dejéis la vida política para siempre”.

La amenaza cobra especial relevancia por la personalidad de quien la emite, ya que Pep Fort es uno de los miembros de la cúpula de la ANC que declararon como testigos en el juicio del 1-O, en el Tribunal Supremo. El dirigente soberanista les echa en cara a los presos el apoyo que les prestó a lo largo de los años y se muestra dolido con su actitud. “Los que hemos dedicado dinero, mucho dinero de nuestros bolsillos, haciendo viajes arriba y debajo de Cataluña para dar charlas a favor de los presos; horas y horas fuera de casa, lejos de la familia; que hemos ido a declarar al Tribunal Supremo de Madrid; que hemos dedicado cuerpo y alma a la preparación del referéndum explicando a la gente que si ganábamos lo haríamos, y haciendo una tarea de meses para la defensa de Jordi Sànchez estamos decepcionados, tristes, nos sentimos engañados, menospreciados… solo podemos decir: ‘Si no lo veo, no lo creo’. Siento cabreo conmigo mismo por haberme dejado enredar de esta manera. Y no, no pienso perdonar ni olvidar a aquellos que nos han traicionado. Jordi, por si se te pasa por la cabeza, no quiero ninguna clase de justificación o rectificación. Eres lo bastante inteligente como para pensar en las consecuencias de tu carta”.

Foto: El secretario general de JxCAT, Jordi Sanchez. (EFE)

La vida imposible

No es el único en sacar la artillería contra Junqueras y Sànchez. Un movimiento dentro de JxCAT ha comenzado a recoger firmas contra su secretario general. La intención es que deje el cargo, aunque como publicó ayer este diario, de momento ha salido vivo de la refriega interna y espera a abandonar la prisión para reforzar su poder. Otros sectores dentro de Junts exigen que se realice un referéndum interno para expulsar a Jordi Sànchez de la secretaría general.

La denominada Asamblea de Representantes de Cataluña, una entidad que pretende acoger a todos los cargos electos, también lanzaba una seria advertencia a Junqueras y Sànchez este martes: “No negamos que los rehenes políticos tengan derecho a vivir y a expresar en libertad sus opiniones y a estar con su familia, pero toda acción dentro del proceso independentista comporta unos sacrificios y la prisión es uno de ellos”. Luego, esta entidad asegura que “si salís indultados, los 3.300 restantes van detrás de vosotros (…) Y si salís sin ellos, preparaos, porque es posible que viváis peor que dentro de la jaula. Con la independencia no se hace chantaje emocional. La unilateralidad es el único camino viable y factible”.

Foto: El secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez. (EFE)

La propia ANC emitió un comunicado en el que se reafirma en que la unilateralidad es la única vía válida para Cataluña y que renunciar a ella “es renunciar a la independencia”. Reivindica también “el mandato expresado por la ciudadanía de Cataluña en el referéndum del 1 de octubre que nos obliga a hacer una declaración de independencia efectiva lo más rápidamente posible”.

El Consell per la República, un ente que también preside Carles Puigdemont, se posicionó en el mismo sentido, aunque instó a todos los partidos con representación institucional “a actuar en consecuencia y coherencia y no malgastar la victoria del 1 de octubre de 2017”. Y el Front Nacional de Catalunya (FNC) también abomina de los indultos (“son una operación para lavar la imagen del Reino de España, liquidar el independentismo y comenzar un nuevo periodo de sumisión de Cataluña”) y considera que los presos están preocupados, “en primera instancia, por conseguir su libertad” y que, por tanto, están mediatizados, por lo que “no deberían tener ninguna incidencia dentro de la política catalana”. El FNC tacha a los presos y la estrategia de ERC de “rendicionistas que solo sirven para confundir a la sociedad catalana y alejarla del verdadero y único objetivo que ha de dirigir su acción: la independencia”.

Independencia de Cataluña Oriol Junqueras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Jordi Sànchez CUP Carles Puigdemont Junts per Catalunya Asamblea Nacional Catalana (ANC)
El redactor recomienda