ERC desiste de la coalición y busca reunirse con Junts solo para que apoye su investidura
  1. España
  2. Cataluña
Un gobierno en solitario es irreversible

ERC desiste de la coalición y busca reunirse con Junts solo para que apoye su investidura

Consideran que ya han dado suficiente margen para buscar la coalición con el partido de Carles Puigdemont y que no hay tiempo para volver a reabrir esta negociación

placeholder Foto: El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès (c). (EFE)
El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès (c). (EFE)

ERC espera reunirse hoy por la tarde con Junts sólo para negociar sus votos a la investidura del candidato republicano a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, pero descartan volver a reabrir las conversaciones sobre un posible Govern de coalición.

Fuentes de ERC han asegurado que la voluntad de hacer un Govern en solitario es irreversible y que ya no existe la posibilidad de pactar un Ejecutivo de coalición con Junts después de más de 80 días sin alcanzar un acuerdo.

Foto: El líder del PSC en el Parlament de Cataluña, Salvador Illa. (EFE)

Consideran que ya han dado suficiente margen para buscar la coalición con el partido de Carles Puigdemont y que no hay tiempo para volver a reabrir esta negociación, de manera que solo contemplan la opción de lograr los votos para investir a Aragonès y formar gobierno en solitario, o ir a elecciones de nuevo -la fecha límite es el 26 de mayo-.

Así, este martes por la tarde se reunirán de nuevo con los 'comuns', después de que el lunes celebraran el primer encuentro y abordaran cuestiones programáticas, y confían en poder cerrar un acuerdo rápido con un documento como el que pactaron con la CUP.

También prevén verse con Junts este martes por la tarde y están a la expectativa de lo que les transmite el equipo negociador integrado por Jordi Sànchez, Elsa Artadi, Josep Rius, Francesc Dalmases y Míriam Nogueras, y qué piden para dar sus votos para asegurar la investidura de Aragonès.

Compromiso el 12 de marzo

Según las fuentes republicanas, el 12 de marzo Junts ya se comprometió a investir a Aragonès cuando pactaron elegir a Laura Borràs como presidenta del Parlament, por lo que entienden que, si cumplen con su palabra, los de Puigdemont deberían facilitar la investidura incluso quedándose fuera del Govern.

Foto: Pantallazo del vídeo difundido en redes. (Twitter)

Las mismas fuentes aseguran que ese acuerdo del 12 de marzo incluía investir a Aragonès el 26 de marzo, cuando se celebró la primera votación de investidura fallida, que en ese momento los republicanos atribuyeron a un movimiento en la estrategia de negociación de Junts y a la voluntad de devolver la investidura fallida de Puigdemont de 2018.

A partir de ahí, ambos partidos continuaron negociando y, ante el bloqueo de las conversaciones por el papel del Consell per la República (CxRep) y la estrategia independentista, ERC fijó el ultimátum del 1 de mayo para cerrar un acuerdo o empezar a explorar alternativas, como un Govern en solitario.

Del desbloqueo a romper la negociación

Precisamente el sábado 1 de mayo se reunieron en la cárcel de Lledoners (Barcelona) con la presencia de Aragonès y las fuentes republicanos ya citadas afirman que ese encuentro fue "positivo y honesto", y lograron desbloquear el escollo del CxRep, que se produce porque Junts quiere integrar la dirección estratégica del proceso soberanista en esta entidad presidida por Puigdemont y ERC lo rechaza.

Según estas fuentes, llegaron al acuerdo de crear un espacio estratégico del independentismo con ERC, Junts, la CUP, ANC y Òmnium y "coordinarse" con el CxRep, pero no integrarse dentro de esta entidad.

También se comprometían a ir reformulando el CxRep para que se sientan cómodos todos los actores del independentismo y se abrían a la posibilidad de que este órgano fuera un actor más en el espacio de coordinación estratégica independentista.

Foto: Parlament de Cataluña. (iStock)

Al desbloquearse este escollo, ERC aparcó el ultimátum, dijo públicamente que se había producido un "punto de inflexión" y que daban margen para el acuerdo, pero justo después Junts negó que se hubiera dado tal punto de inflexión y en la reunión que mantuvieron el martes, la formación de Puigdemont echó atrás el inicio de acuerdo sobre el CxRep y se volvió a bloquear la negociación sobre este punto.

Las fuentes republicanas consideran que este bloqueo no llega desde Puigdemont ni su entorno, ya que creen que ha delegado y depositado su confianza en el equipo negociador, sino que lo atribuyen a las divisiones internas dentro de Junts.

Ante esta situación, el jueves ERC trasladó a Junts un nuevo documento con la estrategia independentista advirtiendo de que era el definitivo y que no plantearían más propuestas sobre esta cuestión.

El día siguiente, sin que Junts hubiera contestado a esa propuesta, Jordi Sànchez anunció en rueda de prensa que el acuerdo era inminente, lo que ERC negaba porque, según ellos, el escollo del CxRep seguía en el mismo punto que a inicios de marzo.

Foto: El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

Sin embargo, aprovechando las palabras del secretario general de Junts, Aragonès llamó a Sànchez para reunirse esa misma tarde y cerrar el acuerdo, independientemente de si lo hacían ellos en persona o los equipos negociadores, pero las fuentes republicanas culpan a Junts de que esa reunión no se produjera y ahí decidieron convocar la Ejecutiva de ERC para romper la negociación para la coalición y apostar por un Govern en solitario.

Votos de Junts

Las fuentes citadas anteriormente consideran que Junts debería facilitar la investidura de Aragonès porque así se comprometió cuando pactaron la elección de Borràs como presidenta del Parlament y porque Sànchez aseguró en una entrevista en La Vanguardia el 4 de abril que no se repetirían elecciones y que, si ERC quería gobernar en minoría, darían sus votos.

Estas fuentes han señalado que, tras estas declaraciones, que interpretaron como un "farol" en las negociaciones, en una reunión el 7 de abril Sànchez les verbalizó que Junts daría los votos necesarios -necesitan que cuatro diputados de Junts voten a favor- para la investidura de Aragonès.

Es por eso que, pese a que los acusan de contradecirse en los últimos días sobre esta opción, consideran que Junts debería cumplir su palabra, investir a Aragonès y permitir que se formara un Govern en solitario de ERC para evitar la repetición de elecciones, y una vez superada la presión de los comicios seguir negociando con la puerta abierta a que se integren en el Ejecutivo en un futuro.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Carles Puigdemont CUP Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda