Barcelona quiere que el casco y el seguro sean obligatorios al usar patinetes eléctricos
  1. España
  2. Cataluña
"POR TEMAS DE SINIESTRALIDAD"

Barcelona quiere que el casco y el seguro sean obligatorios al usar patinetes eléctricos

A partir del 18 de enero, la Guardia Urbana reforzará el dispositivo para garantizar que estos vehículos de movilidad personal circulan cumpliendo con la nueva normativa estatal

Foto: Una joven en patinete en Barcelona. (EFE)
Una joven en patinete en Barcelona. (EFE)

La concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón, prevé plantear en el marco del Pacto por la Movilidad que el uso de casco y el seguro sea obligatorio para los usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), como los patinetes eléctricos.

Lo ha dicho en una rueda de prensa este miércoles junto al teniente de alcalde de Seguridad y Prevención, Albert Batlle, y el Intendente Mayor de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, para presentar un dispositivo para garantizar el cumplimiento de la nueva normativa de VMP.

"Mi posición es que es necesario casco y seguro por temas de siniestralidad", ha expresado Alarcón, y ha apuntado que, en caso de que el Pacto por la Movilidad lo acepte, la medida podría tardar más de un año en hacerse efectiva.

Foto: El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà. (EFE)

Preguntada sobre si esta petición se extenderá a los ciclistas urbanos, la concejal ha dicho que ese es un debate en el que, por ahora, el Gobierno municipal no prevé entrar: "En relación a las bicis hay un debate mucho más fuerte", ha asegurado.

Sobre el concurso de 'sharing' de patinetes eléctricos, que estaba inicialmente previsto para 2020, Alarcón ha dicho que prevén consensuar un texto con el sector y que se abra el concurso a principios de verano de este 2021.

La normativa

A partir del 18 de enero, la Guardia Urbana reforzará el dispositivo para garantizar que los usuarios de VMP, especialmente los patinetes, circulan cumpliendo con la nueva normativa estatal, que entró en vigor el pasado 2 de enero. La capital catalana deberá reducir de los 30 a los 25 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida a los patinetes para adaptarse al Real Decreto y no podrán circular por calles de plataforma única por los que no circulen vehículos.

Foto: Un ingeniero prueba un coche en el Centro de Investigación Automovilística de Virgina. (Reuters)

Además, no podrán llevar asiento, a no ser que estén dotados de un sistema de autobalanceo, y se mantiene la prohibición de circular por las aceras y por otras zonas de peatones.

El control del cumplimiento de la nueva normativa se llevará a cabo en toda la ciudad, con especial atención en puntos con mayor circulación de VMP y entornos escolares, por parte de los más de mil agentes que patrullan la ciudad, sin que se cree una unidad específica para ello.

Más multas

Velázquez ha explicado que en 2020 aumentaron un 29% las denuncias a VMP: en 2019 se interpusieron 6.546 y el año pasado 8.492, la mayoría por circulación de riesgo y por circular por lugares por los que no está permitido.

"Debemos ser inflexibles con determinadas conductas", ha asegurado, y ha explicado que hay puntos de la ciudad, como la rambla Catalunya, en la que la vulneración de la normativa es habitual, y donde se hará un mayor control del cumplimiento de la misma.

Barcelona Cataluña Patinete eléctrico
El redactor recomienda