El PDeCAT ficha a la vicepresidenta de Artur Mas para su candidatura a las catalanas
  1. España
  2. Cataluña
Joana Ortega viene de Unió

El PDeCAT ficha a la vicepresidenta de Artur Mas para su candidatura a las catalanas

Ortega había estado trabajando como asesora de Chacón cuando esta estaba en la 'conselleria'. Ahora la escoltará como número dos por Barcelona en las listas a la Generalitat

placeholder Foto: El 'expresident' Artur Mas conversa con su exvicepresidenta Joana Ortega. (EFE)
El 'expresident' Artur Mas conversa con su exvicepresidenta Joana Ortega. (EFE)

El PDeCAT ha fichado a Joana Ortega, que fue vicepresidenta de la Generalitat con Artur Mas, para su lista a las elecciones catalanas del 14-F, según han apuntado fuentes del partido. Las mismas fuentes apuntan que Ortega, una política proveniente de Unió, haría tique electoral con Àngels Chacón por Barcelona, como una manera de reforzar el perfil de esta candidata. Sería la primera lista encabezada por dos mujeres. Joana Ortega, además, fue inhabilitada y multada por haber colaborado en la organización de la consulta del 9-N.

Portavoces de esta formación han declinado hacer comentarios y han asegurado que todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre el número dos de las listas. Sin embargo, otras fuentes internas del partido han detallado que Ortega tiene muy buena relación con Àngels Chacón y que hace tiempo que Ortega, que había militado en Unió y había sido persona de confianza de Josep Antoni Duran i Lleida, se movía en la órbita del PDeCAT.

Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la vicepresidenta Joana Ortega. (EFE)

Ortega había estado trabajando como asesora de Chacón cuando esta estaba en la 'conselleria'. Según se publicó en el DOGC en mayo de 2019, Joana Ortega se incorporó con un sueldo de más de 70.000 euros al año más complementos. Ortega asesoraba a Àngels Chacón en “proyectos transversales” en materia de fomento de la economía productiva. También se encargó de preparar la documentación que la 'conselleria' tramita al Consejo Técnico sobre este tipo de proyectos y elaboraba informes sobre los resultados.

Joana Ortega no solo ofrece a la candidatura su cercanía a la actual cabeza de lista en Barcelona. También su compromiso por la independencia, ya que fue inhabilitada durante nueve meses por haber colaborado con la organización de la consulta del 9-N, que sirvió de ensayo general a lo que fue años después el 1-O. Y además está la cuestión ideológica. Frente al perfil populista y supuestamente progresista de Laura Borràs, Joana Ortega es una figura de la derecha catalana más clásica. La incorporación de Ortega sirve para marcar distancia ideológica con JxCAT. Y además independentista, sin los modos rupturistas de Puigdemont y los suyos. La misma lectura debe hacerse de la persona que cerrará la lista por Barcelona, el exconseller de Economía, Andreu Mas-Colell, uno de los economistas más prestigiosos de Cataluña. Un lista que cierre Mas-Colell no se va a permitir veleidades ideológicas con la CUP. El mensaje a los electores es claro. Y el intento de recuperar el voto de Convergència de toda la vida, más.

Reforzar Barcelona

También se refuerza así la lista de Barcelona, donde las encuestas están resultando más adversas al PDeCAT. Chacón es muy conocida en el mundo empresarial, pero menos entre el público en general. En cambio, Joana Ortega fue la primera mujer que llegó a vicepresidenta de la Generalitat.

Los expertos condicionan el margen de éxito del PDeCAT a si Artur Mas entra en campaña


La perspectiva del PDeCAT es lograr entre cinco y seis escaños, gracias a los 200 alcaldes que no se han pasado a JxCAT, el nuevo partido de Carles Puigdemont, y que están haciendo un trabajo de captura del voto local. Si consiguiese este resultado —las encuestas solo le dan uno, el de Lleida, que disputa Marc Solsona—, eso otorgaría a ERC una amplia distancia sobre JxCAT en número de diputados. Por tanto, más importante que la campaña que haga ERC o JxCAT en estas catalanas es la que despliegue el PDeCAT. Si logra representación parlamentaria, el PDeCAT puede ser el que decida quién gobierna en Cataluña.

Apoyo desde fuera

El PDeCAT descarta entrar en ningún Gobierno. Y rechaza la ruta unilateralista que han marcado Puigdemont y JxCAT. Pero aspira a determinarlo desde fuera. Sus diputados pueden ser clave para no depender de la CUP y para marcar políticas fiscales, donde el PDeCAT cuenta con perfiles muy marcados en línea de bajar impuestos a las empresas y las clases medias.

Foto: La candidata del Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), Marta Pascal. (EFE)

Contra todo pronóstico, el PDeCAT ha sobrevivido. Tanto a la marcha de los de Marta Pascal y la creación del PNC, como a la ruptura de Puigdemont, que se llevó a JxCAT a los presos de esta formación: Quim Forn, Jordi Turull y Josep Rull. Gran parte de sus actuales perspectivas electorales dependen, según apuntan fuentes del partido, de que Artur Mas se implique a fondo en la campaña. Si lo hace, la presencia de Joana Ortega en las listas sería como una prolongación de la persona del 'expresident'.

Aunque los medios reflejan sobre todo el pulso entre ERC y JxCAT, el verdadero árbitro de la situación será el PDeCAT. Si el PDeCAT saca un buen resultado, JxCAT podría incluso pasar a la oposición. Si no es así, se abre la posibilidad de volver a repetir la actual alianza de gobierno en la Generalitat, pero con otras proporciones.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Joana Ortega Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Artur Mas Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Carles Puigdemont Nacionalismo Independencia de Cataluña Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda