Meritxell Budó anuncia una Ley de Amnistía para los presos del 'procés' que no existe
  1. España
  2. Cataluña
Quedan dos plenos en el Parlament

Meritxell Budó anuncia una Ley de Amnistía para los presos del 'procés' que no existe

Según la portavoz de la Generalitat, el Parlament estaba trabajando esta nueva ley, pero nadie sabe nada de la misma. Ni siquiera aparece en el próximo orden del día de la Mesa del Parlament

Foto: La 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó. (EFE)
La 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó. (EFE)

La portavoz de la Generalitat, la 'consellera' de la Presidencia Meritxell Budó, anunció una Ley de Amnistía para los presos del 'procés' que en realidad no existe. Budó aseguró en Catalunya Ràdio que el Parlament estaba trabajando en una Ley de Amnistía que luego remitiría al Congreso para que se aprobase, una potestad que tienen los parlamentos autonómicos, pero que se utiliza raramente. El problema es que estos trabajos como tal no se han producido nunca. Fuentes parlamentarias han explicado que en el orden del día de la Mesa del Parlament que se celebrará el próximo martes no está previsto que vaya nada que tenga que ver con una Ley de Amnistía. Hay que recordar que la legislatura en Cataluña está a punto de acabar, ya que habrá elecciones el próximo 14 de febrero.

Budó, que siempre ha sido muy cercana a los presos, ya que es persona de confianza del 'exconseller' Jordi Turull, aseguró: "Apuesto por la amnistía de los presos políticos. Me consta que se está trabajando en esta línea para poder presentar una Ley de Amnistía en el Parlament". Es curioso que haya dicho que le consta, porque precisamente portavoces del grupo parlamentario de JxCAT, que debería estar impulsando esta medida y que es la formación a la que pertenece Meritxell Budó, han asegurado que "no nos consta" una iniciativa como esta.

Foto: La consellera de la presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó. (EFE)

Quedan dos plenos del Parlament en esta legislatura. Ateniéndose al calendario ordinario no hay tiempo material en dos meses, que incluyen las fiestas navideñas, para aprobar una ley. Ni de Amnistía ni sobre cualquier otro tema, aseguran fuentes parlamentarias.

Habría que convocar un pleno extraordinario, abrir un proceso de lectura única y evitar algunos formalismos, como que la oposición pueda acudir al Consell de Garanties. Sobre el papel, aprobar una Ley de Amnistía, aunque tuviese el apoyo de ERC y la CUP y, por tanto, mayoría absoluta para sacarla adelante, sería una tarea titánica y, formalmente, un escándalo parlamentario.

Se ha requerido a Presidencia de la Generalitat sobre el anuncio de Budó y por qué no existe referencia alguna de la supuesta ley en el Parlament. No se ha obtenido respuesta.

La amnistía a los presos había sido materia de programa electoral pero hasta ahora no se había hablado de desplegar un proyecto de Ley

La cuestión de los presos es muy sensible en Cataluña. Pero un año después de la sentencia del Tribunal Supremo, no se ha impulsado una iniciativa de este estilo. La amnistía ha sido una cuestión de programa electoral, pero no de actuación política directa. Por tanto, después de perder un año no tendría sentido ir deprisa y corriendo con una cuestión de carácter simbólico pero de escaso recorrido práctico. En cualquier caso, no tendría sentido haber desperdiciado un año para correr ahora.

Imposibilidad de acuerdo

En la práctica, no tiene sentido tramitar un proyecto de ley en el Parlament para remitirlo al Congreso donde le esperan 52 diputados de Vox. Una Ley de Amnistía requiere mayorías muy amplias que no son posibles con el actual arco parlamentario. Su único objetivo sería favorecer el victimismo de las formaciones y los votantes soberanistas.

Además, ya está en marcha el proceso de indulto. No llegará a tiempo para que JxCAT o ERC ganen las elecciones por ello, pero la libertad de los presos está cerca. La mayor parte de ellos cumplirán un cuarto de su pena el año que viene. Y si remite la pandemia del coronavirus podrán empezar a disfrutar del tercer grado, algo que ahora muchos no pueden aprovechar por las limitaciones a las que obliga la lucha por la enfermedad. La amnistía tiene algunas ventajas sobre el indulto: desaparecen los antecedentes penales y se anulan las inhabilitaciones, algo que no pasaría con el indulto.

Los Comunes podrían apoyar la iniciativa de la amnistía… si esta fuese real, que no e­­­­­s el caso. De hecho, tienen su propia vía, que impulsa Jaume Asens en el Congreso, y que pasa por la modificación del Código Penal para que el delito de sedición tenga una pena menor de la actual, que es la que ha llevado a los encausados a la prisión.

Duda y misterio

La duda es: ¿por qué una portavoz del Govern afirma algo así, con tanta trascendencia? No se ha obtenido una respuesta. Pero son unos meses en que en la Generalitat pasan cosas absurdas, como la aseveración del 'conseller' de Trabajo Chackir El Homrani de que iban a hacer obligatorio el teletrabajo —falso— o la declaración de la 'consellera' de Salud Alba Vergès de que los niños se harían ellos solos un PCR en la escuela —tuvo que rectificar—. Estos últimos meses de legislatura están resultando anómalos en muchos sentidos. Y la oposición casi no ha de hacer nada. Los miembros del Ejecutivo catalán se cubren solos. ­­­

Meritxell Budó Parlamento de Cataluña Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda