La Generalitat, perdida en la estrategia anticovid mientras las cifras empeoran
  1. España
  2. Cataluña
Budó dice desconocer qué pasará con los bares

La Generalitat, perdida en la estrategia anticovid mientras las cifras empeoran

"No hay ninguna medida que se haya decidido. No es que haya dudas, es que se están trabajando", ha expresado la portavoz del Govern catalán

placeholder Foto: Dos trabajadores recogen la terraza de un bar del centro de Barcelona. (EFE)
Dos trabajadores recogen la terraza de un bar del centro de Barcelona. (EFE)

La Generalitat se ha mostrado hoy perdida en su estrategia contra el coronavirus mientras las cifras empeoran en Cataluña de manera dramática. En el día de hoy se han anunciado más de 5.000 nuevos positivos y 39 muertos más. En este entorno la portavoz de la Generalitat, la 'consellera' de la Presidència Meritxell Budó, no ha sabido clarificar hacia dónde van las medidas de una administración que con el nuevo estado de alarma, que gestionan la CCAA, ha quedado en primera línea de gestión. “Con estos datos las nuevas medidas no van hacia la relajación”, es lo más que se ha mojado la portavoz.

"No hay ninguna medida que se haya decidido. No es que haya dudas, es que se están trabajando. Todavía no tenemos claro cómo han ido los datos y [valoraremos] en función de estas valoraciones y de muchos factores como los ingresos de UCI o los ingresos hospitalarios. Es mejor evitar especulación, que no se genere ninguna confusión ni falsas expectativas", ha apuntado Budó, todo el tiempo muy incómoda en toda la rueda de prensa. Se le ha preguntado varias veces por un confinamiento domiciliario o de 15 días o de fin de semana. No ha habido respuesta.

Foto: El 'conseller' de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, durante una prueba de conducción autónoma. (EFE)

"Estamos en un dato estabilizado de 5.000 positivos por día. Es una cifra que nos preocupa. Probablemente no vamos a una relajación en las nuevas medidas pero tenemos que ver de qué manera, en el caso de que haya sectores afectados, cómo les compensamos", ha asegurado la 'consellera', incapaz ni siquiera de decir qué pasará con bares y restaurantes, cuya orden de cierre acaba este viernes, dentro de tres días.

Budó ha manifestado que “yo me esperaría a las próximas horas en las que podremos explicar hacia donde vamos”. Todo pelotas fuera apuntando a que se hará lo que marque el Procicat, el comité de emergencias de la Generalitat, mientras 'consellers' generaban caos asegurando, tal y como ha apuntado el 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani, esta mañana asegurando que la Generalitat había impuesto el teletrabajo, algo que como ha reconocido la propia 'consellera' no responde a la verdad.

"La Generalitat no puede regular este ámbito del teletrabajo porque no dispone de las competencias, que deberían ser ejercidas por la Generalitat y no por el Estado español. Pero las empresas han de promover el teletrabajo. Y el Consell de Treball ha animado a las empresas a ello. No hay obligatoriedad laboral", ha confesado Budó.

Para acabar con las confusiones, Budó ha asegurado que “la Generalitat no tiene ahora las competencias para regular el teletrabajo. Ahora bien, tal y como dijo el Procicat, las empresas deben priorizar el teletrabajo. Es cierto que no es una obligatoriedad pero se convierte en un deber fomentarlo”.

Medidas duras

La Generalitat desplegó hace más de una semana las medidas más duras de España. Cerró bares y restaurantes, obligó a las universidades a teletrabajar con los alumnos, cerró centros de estética, prohibió competiciones deportivas no profesionales y ahora ha impuesto el toque de queda. Pese a todo eso, las cifras siguen siendo muy malas y nadie parece capaz de fijar una posición clara de lo que está pasando.

Meritxell Budó ha evitado comprometerse en ningún momento: "Como Generalitat no hay ninguna medida descartada. Según se vayan leyendo los datos epidemiológicos y cuando sea el momento se tomará una decisión. En el marco del Procicat es donde se toman las decisiones". Budó ha asegurado que las decisiones dependerían del ritmo de hospitalizaciones y del grado de ocupación de las UCI.

Solo el Barça

Y mientras todo son restricciones en Cataluña, solo una cosa parece contar con luz verde: la moción de censura en el FC Barcelona, en el que se llama a votar a más de 140.000 socios. "El Govern ha sido muy claro: se puede llevar a cabo el voto de censura en el FC Barcelona y se han establecido unas guías para eso y ya se ha establecido un protocolo. No hay ninguna medida en el ámbito sanitario que impida este voto de censura", ha asegurado hoy Budó.

Foto: Bartomeu llega al Camp Nou esta mañana (Efe)

Por otra parte, la Generalitat ha tirado del Fondo de Contingencia para destinar 67,6 millones de euros para atender el incremento de gasto no presupuestado para el curso 2020 a 2021 y que se ha generado como consecuencia del impacto del covid-19 al sistema educativo.

Meritxell Budó Cataluña Universidades Coronavirus
El redactor recomienda