La pandemia crece en Cataluña

La Generalitat lidia con su Navarra particular por los datos de covid de Vic y Manlleu

Meritxell Budó ha explicado en la rueda de prensa de ayer que en este momento "hay un 8% de trabajadores teletrabajando y se quiere llegar a un 25%" para frenar el virus

Foto: Varias personas esperan su turno para realizarse una PCR durante el cribado masivo que se lleva a cabo en la localidad de Manlleu (Barcelona). (EFE)
Varias personas esperan su turno para realizarse una PCR durante el cribado masivo que se lleva a cabo en la localidad de Manlleu (Barcelona). (EFE)

La Generalitat lidia con su versión reducida de Navarra. La tiene en la Cataluña central, en concreto en Vic y Manlleu, que registran unos datos de extensión del coronavirus mucho más altos que la media de Cataluña. Cataluña cerró ayer con 388 puntos de índice de riesgo. Pero la situación es muy complicada en Manlleu (índice de riesgo de 1.568,2) y Vic (índice de riesgo 1.305,6), muy por encima de la media catalana. Ambas localidades están a nueve kilómetros una de otra y sus indicadores, poco explicados, son mucho más altos que los del resto de la comunidad autónoma. Multiplican por cinco los de Cataluña y colocan sus centros hospitalarios en una situación complicada. En el conjunto de Cataluña la situación también es delicada y por eso la Generalitat prepara el cierre de bares y restaurantes durante quince días. Un cierre que se podría proponer hoy en el Procicat, el comité de emergencias de la Generalitat.

Vic, con 44.000 habitantes, refleja unas cifras muy negativas. Según ha informado la Conselleria de Salut, en esta localidad se han hecho un total de 1.322 PCR de las que han salido positivas 217. La tasa de confirmados por cada 100.000 habitantes sería de 446,7, es decir, se pondría cerca de las cifras de Madrid, en donde se ha decretado el estado de alarma.

La Generalitat lidia con su Navarra particular por los datos de covid de Vic y Manlleu

Manlleu es más pequeño que Vic, 20.200 habitantes, pero la situación todavía es peor. Sus datos son de niveles madrileños. La tasa de confirmados por cada 100.000 habitantes aquí llega a 529,3. Se han hecho 655 PCR y en la práctica ha salido positiva una de cada seis: 111 casos confirmados.

Fuentes sanitarias indican que son brotes concentrados, fuera de control y en los que se ha perdido el rastreo. En algunos de estos lugares, se trata de colectivos difíciles de controlar, trabajadores temporales, inmigrantes y personas en situación de precariedad económica.

Desde Salut, temen que en una semana la situación coloque Cataluña a los niveles de Madrid. La última semana, se ha pasado de 1.000 nuevos contagios al día a más de 1.500. Y de nueve muertos diarios a una docena a causa del coronavirus. El nuevo secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, está intentando aplicar nuevas medidas para limitar la sociabilidad. El Procicat, el comité de emergencia de la Generalitat, se reunirá hoy para aplicar nuevas medidas restrictivas. De hay podría salir la propuesta de cerrar bares y restaurantes durante dos semanas. Por ahora, se ha suspendido durante dos semanas cualquier tipo de actividad deportiva no profesional y también se ha declarado que durante dos semanas, a partir de mañana, todas las clases universitarias teóricas, es decir, la inmensa mayoría, se den 'online'.

El objetivo es atajar los contagios entre los jóvenes. La franja de entre 20 y 29 años tiene una incidencia de 195,19 por cada 100.000 habitantes en Cataluña. Argimon ha expresado en público su temor de que si la situación no se reorienta, Cataluña estará como Madrid en una semana. En la residencia Penyafort, un colegio mayor para estudiantes universitarios en la zona de la Diagonal, hay 200 universitarios confinados pasando la cuarentena. Está previsto que a partir de hoy se les empiecen a hacer PCR.

Restricciones localizadas

Por ahora, las restricciones son localizadas y no han incluido confinamientos perimetrales como el de Igualada. Pero afectan a la Cataluña central, a Terres del Ebre y a Salt, en Girona. También a partir de ayer se han aplicado a 15 municipios del Vallès Occidental, entre ellos las dos capitales: Sabadell y Terrassa. En esta última ciudad, el 9% de las PCR salen positivas.

Budó ha explicado en la rueda de prensa de ayer que en este momento “hay un 8% de trabajadores teletrabajando y se quiere llegar a un 25%”. Es decir, una nueva reducción drástica de la movilidad para recortar la capacidad de contagio del virus. Para ello, se quiere la complicidad de los agentes sociales.

Ayer, además, el sindicato Metges de Catalunya convocó una huelga para reivindicar las mejoras salariales prometidas y que no han llegado. También protestaban por la mala situación y la falta de recursos de la Atención Primaria. Tuvieron un seguimiento del 18%. Pero esto refleja que la Generalitat está afrontando esta crisis con unos equipos sanitarios al límite.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios