La marcha de Quim Torra deja a su 'guardia de corps' de 70 mossos mano sobre mano
  1. España
  2. Cataluña
El nuevo cuerpo lleva creado unos meses

La marcha de Quim Torra deja a su 'guardia de corps' de 70 mossos mano sobre mano

Víctor Cullell, secretario de la Generalitat y máximo responsable jurídico de la administración catalana, fue el que creó este cuerpo de élite y también avaló que siguiesen los eventuales

placeholder Foto: El expresidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El expresidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Uno de los pocos logros políticos de Quim Torra fue crear un cuerpo específico de los Mossos para su escolta personal. El cuerpo se denominó Àrea de Seguretat Institucional (ASI) y está integrado por 71 agentes, encabezados por el comisario Marc Caparrós. Se creó el pasado 31 de enero. Ahora, ocho meses después, esos agentes policiales que tenían como misión principal proteger a Torra se quedan sin una ocupación concreta tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo, según han explicado fuentes de la Generalitat. Interior, que ha sido consultado al respecto, ha declinado hacer declaraciones al respecto.

Estos policías autonómicos deberían ahora encargarse de proteger al 'president' en funciones, Pere Aragonès. Pero no será así. Aragonès no usa el despacho del presidente de la Generalitat, Aragonès deja la silla vacía de Quim Torra en el Consell Executiu y Aragonès sigue con su propio equipo de Mossos de la Conselleria de Economía. Es lo que pidió JxCAT en los acuerdos con ERC para que Aragonès accediera a la presidencia en funciones. Pero ahora ese mismo acuerdo, y la presión de JxCAT para acusar a cualquiera de traición, se ha puesto en contra de la ASI, un invento que estaba del todo sobredimensionado para una administración como la catalana.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

La ASI se segregó de Interior y depende operativa y orgánicamente de la Conselleria de Presidència, que ocupa Meritxell Budó. Además de proteger a Torra debían asumir la protección de todos los expresidentes de la Generalitat. En la práctica se desafiaba a Eduard Sallent, el director de los Mossos, quien había prohibido a los agentes ejercer de guardaespaldas de Puigdemont en su tiempo libre, como habían estado haciendo antes de que él llegase al cargo.

La ASI fue un cuerpo policial creado a medida de Torra y de su sentido vicario de la presidencia. Tal y como explicó ABC, en la ASI se dedicaban a alterar el planillo de los servicios para que agentes del cuerpo viajasen a Waterloo a darle a Carles Puigdemont servicios de protección de escolta, algo que solo pueden hacer cuando están de vacaciones.

De hecho, haber sido guardaespaldas voluntarios de Puigdemont en Waterloo resultó clave para la oposición interna que se organizó para crear el cuerpo de la ASI, en el que solo se aceptaba agentes con marcada ideología independentista provenientes de manera mayoritaria de la Brimo y de la Arro, dos cuerpos especializados en el mantenimiento del orden público.

Y esa cercanía de los agentes integrantes de la ASI a Puigdemont y al sargento Lluís Escolà, muy cercano al 'expresident', ha hecho que Pere Aragonès prefiera su actual servicio de protección. JxCAT no puede decir nada contra el presidente en funciones pero ahora todo ese despliegue de seguridad no deja de parecer un gasto inútil. Hasta que se nombre un nuevo presidente de la Generalitat, dentro de unos nueve meses, los 70 agentes no tendrán mucho más que hacer que viajar a Bruselas intentado que Sallent e Interior no interrumpan sus actividades paralelas.

Más casos

No es el único caso. ERC se ha comprometido por escrito a mantener a todos los cargos de confianza nombrados por JxCAT incluyendo a los que designó Torra en su puesto. En seguir disfrutando de estos sueldos públicos fue en lo único que hubo acuerdo. Ni siquiera en cómo se respondía políticamente a la salida de Torra del Palau.

Pero fuentes jurídicas de la propia Generalitat advierten que los servicios jurídicos de la Generalitat han retorcido la ley para mantener a los altos cargos de confianza cobrando y ajenos a su función, ya que desafía la teoría general del Derecho.

El secretario de la Generalitat fue uno de los que armaron el cuerpo de la ASI y avaló el informe para que siguieran los cargos de libre designación

No es raro porque el defensor del informe es Víctor Cullell secretario de la Generalitat y máximo responsable jurídico de la administración catalana. Cullell fue también uno de los arquitectos que creó la ASI como un modo indirecto de resolver los problemas de seguridad que tenía Puigdemont en Waterloo.

Argumento frágil

El informe de la Generalitat avala la continuidad de los cargos de libre designación alegando que no los nombró Torra, puesto que el acto formal lo firmó el secretario general. Pero, como apuntan fuentes jurídicas de la propia administración catalana Cullell solo tiene delegada la competencia. Pero la competencia en sí, la decisión del acto, sigue siendo del presidente. Y hay jurisprudencia al respecto, como marca el artículo 8 de la Ley 40/2015 de Castilla y León, en la que se deja bien claro que la titularidad de un acto legal es de quien delega. Y quien delega es Torra, por tanto, sus cargos de confianza también deberían dejar el puesto.

Si el presidente desaparece, como ha hecho Torra, sus cargos de confianza deberían dejar de cobrar del erario público. En el informe se reconoce de manera implícita que se está en falso al advertir que tiene que cambiarse la ley. Así se señala: "Sin embargo, como veremos más adelante, esta situación, por motivos que explicaremos, se ha torcido en la práctica habitual de la Administración de la Generalitat en haberse disociado, en determinados supuestos, la autoridad que nombra el personal eventual de aquella para la que este presta sus servicios, situación anómala que se debería corregir en el futuro".

Uno de los pocos logros políticos de Quim Torra fue crear un cuerpo específico de los Mossos para su escolta personal. El cuerpo se denominó Àrea de Seguretat Institucional (ASI) y está integrado por 71 agentes, encabezados por el comisario Marc Caparrós. Se creó el pasado 31 de enero. Ahora, ocho meses después, esos agentes policiales que tenían como misión principal proteger a Torra se quedan sin una ocupación concreta tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo, según han explicado fuentes de la Generalitat. Interior, que ha sido consultado al respecto, ha declinado hacer declaraciones al respecto.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Quim Torra Mossos d'Esquadra Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Carles Puigdemont Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña Nacionalismo
El redactor recomienda