La fundación que acogió a Forcadell recibió 13 millones en subvenciones los últimos años
  1. España
  2. Cataluña
LOS NEGOCIOS DE LA ECONOMÍA SOCIAL CATALANA

La fundación que acogió a Forcadell recibió 13 millones en subvenciones los últimos años

La entidad está presidida por Marta Cid, histórica dirigente republicana, que fue consejera de Educación en tiempos del 'tripartito'

Foto: La fundación que acogió a Forcadell recibió 13 millones en subvenciones los últimos años
La fundación que acogió a Forcadell recibió 13 millones en subvenciones los últimos años

La fundación que sirvió de excusa a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell para pasar a régimen de semilibertad aunque pesa sobre ella una condena de 13 años de cárcel, se embolsó más de 13 millones de euros en subvenciones públicas desde 2014. En las últimas convocatorias de ayudas a entidades que realiza el Programa de Medidas Activas de Reinserción para personas con la renta garantizada de ciudadanía, fue la segunda fundación más beneficiada.

La entidad está presidida por Marta Cid, histórica dirigente republicana, que fue consejera de Educación en tiempos del 'tripartito' y que forma parte también de los órganos directivos de la Fundació Josep Irla, la fundación de cabecera de ERC (que preside Joan Manuel Tresserras, exconsejero de Cultura de 2006 a 2010). También es directora de las fundaciones Plataforma Educativa y Astres. Desde 2010 a 2015, ejerció como gerente de Acció Social Integral (Acsoi) y en la actualidad es, también, vocal de internacional e innovación social de Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS). Marta Cid fue concejala de Amposta, senadora de 2000 a 2003, consejera de Educación entre 2004 y 2006 y diputada en el Parlament entre 2006 y 2010.

Foto: Carme Forcadell, condenada a 11 años y medio de cárcel por sedición

El Gobierno autonómico admitió, en una respuesta por escrito a Ciudadanos, que esta entidad recibió 1.840.800 euros en ayudas en las dos últimas convocatorias del Programa de Medidas Activas de Reinserción, que se conceden cada 16 meses. En el año 2017, Gentis se llevó 1.021.879 euros, mientras que en la convocatoria de 2019 se hizo con otros 818.921 euros. Pero, al margen de esos ‘pellizcos’, la entidad se vio regada con millones de euros durante los últimos años, combinando ayudas de diferentes consejerías de la Generalitat, siempre con la particularidad de que estas estaban controladas por ERC: desde Empresa (antes de la actual legislatura), pasando por Trabajo, Justicia o Enseñanza.

En 2014, cuando ERC no formaba parte del Gobierno autonómico, Gentis recibió de las arcas públicas autonómicas un total de 462.840 euros. Pero en 2015, fecha en la que ERC formó ya parte del Govern apoyado por la coalición parlamentaria Junts pel Sí (JxS), de la que formaban parte ERC y CiU, las ayudas se dispararon. A finales de 2015, la fundación de Marta Cid recibió de una tacada 1.640.175 euros de un contrato de servicios para desarrollar “programas de nuevas oportunidades en el marco del programa interdepartamental de nuevas oportunidades para jóvenes”. Además, comenzó a participar en el reparto de diferentes subvenciones a programas vehiculados siempre a través de la Consejería de Trabajo, en manos entonces de Dolors Bassa, hoy encarcelada en Girona al ser condenada a 13 años por sedición en el juicio del 1-O.

Así, por ejemplo, para acciones de Formación de Oferta en Áreas Profesionales Prioritarias (FOAP), dirigidas a parados, recibió casi 222.000 euros. Y para subvenciones destinadas a Proyectos Singulares, 186.000 euros más. Y de subvenciones directas del Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC, el Inem catalán), otros 183.000 euros… Así hasta totalizar más de 3,3 millones de euros en ese ejercicio.

Una fundación mimada

En 2016, fue una de las fundaciones más subvencionadas de manera directa por el SOC, solo superada por Mampower, Euroforms ETT, Associació Emplea Catalunya o Meditempus ETT. El año ‘cumbre’ de Fundació Gentis, no obstante, fue 2017, ejercicio en el que se embolsó más de 4,1 millones de euros: recibió en subvenciones directas del departamento de Bassa más de un millón de euros (con lo que se cubrió la cuota de ayudas a las medidas de reinserción a personas de la renta garantizada de ciudadanía), a lo que hay que sumar partidas nada despreciables como más de 860.000 euros para programas integrales; más de 552.000 euros para la formación FOAP de ese año; 478.000 euros para atender a personas mayores de 30 años en paro de larga duración, o 292.000 euros para realizar el acompañamiento y apoyo a la inserción de personas discapacitadas o con problemas mentales.

Noemí de la Calle, diputada de Ciudadanos, señala a El Confidencial: “Comenzamos a sospechar que algo había tras tener noticia de que se había creado un conglomerado que utiliza como paraguas la fundación Plataforma Educativa, de la que penden luego otras entidades, entre ellas Gentis, que se están llevando millones de euros. Además, un antiguo dirigente de este conglomerado, Ricard Calvo, fue nombrado director general de la Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) y comenzó a regar de contratos su antigua entidad. Una vez que saltó el escándalo, en 2017, dejó su puesto y, al parecer, volvió a una de las entidades bajo la órbita de Marta Cid”. De hecho, un juzgado de Barcelona y la Oficina Antifraude de Cataluña tienen expedientes abiertos por varias adjudicaciones de Calvo (que también había sido concejal de ERC en Girona) a la Fundación Gentis.

Innovación en puertas giratorias

De esa manera, los representantes de Ciudadanos descubrieron que varias de las entidades vinculadas a la exconsejera de Esquerra recibían dinero de múltiples ‘negociados’ de la Generalitat. “Lo que hay ahí es una puerta giratoria. ERC ha innovado en puertas giratorias —aduce Noemí de la Calle—. Se habla siempre mucho de que los políticos recalan en multinacionales o grandes empresas, pero los republicanos lo que han hecho es infiltrarse en fundaciones y entidades sin ánimo de lucro pero que mueven muchos millones de euros. Así, pasan desapercibidos, al ser economía social. Y si alguien intenta criticar, lo acusan de estar en contra de la labor social que realizan estas entidades. Pero yo no tengo claro si todo el dinero público que reciben acaba en labor social. Por eso quiero saber en qué se gastan el dinero de las subvenciones”.

Pero si Gentis fue beneficiada en el reparto de las ayudas a los programas de Medidas Activas de Reinserción (tuvo 29 subvenciones diferentes en la convocatoria), no fue la más beneficiada, sino la segunda. Quien más dinero público se llevó en las últimas dos convocatorias, según la respuesta a Ciudadanos, fue la Fundación Intermedia, con 35 paquetes de subvenciones que totalizaron más de 3,5 millones de euros.

Se habla de que los políticos recalan en multinacionales, pero ERC se infiltra en fundaciones y entidades sin ánimo de lucro

Ambas fundaciones con sus principales directivas participan, asimismo, en varios proyectos. Por ejemplo, ambas figuran en la cúpula de Social Business City, una entidad que tiene como objetivo "impulsar y apoyar a la empresa social como herramienta con un gran potencial para transformar los retos sociales del territorio". Sonia Moragrega, presidenta de Intermedia, es secretaria de Social Business, y Marta Cid es tesorera. Xavier Puig figura también como vocal en representación de la Fundació Formació i Treball, otra de las entidades regadas desde el Govern.

Esas tres plataformas figuran también en la cúpula de ECAS, entidad presidida por Xavier Puig y de la que Moragrega forma parte de la junta directiva. Tanto Moragrega como Cid participaron el pasado 8 de julio en un seminario sobre pobreza y empleo organizado por el Diplocat, en el que se presentó a Moragrega como miembro de la dirección y a Cid como responsable de la vocalía de internacional y acción social.

Fundación Intermedia, por su parte, fue creada por tres fundaciones que reciben individualmente millones de euros de las arcas públicas cada año: Suara Cooperativa, Surt e IRES. Pero como entidad jurídica independiente, Intermedia recibió desde el año 2014 un total de 20,1 millones de euros en subvenciones de la Generalitat de Cataluña. Además, está dentro de otro paraguas más amplio: Coop 57, un ‘pool’ de cooperativas y sociedades laborales que funciona desde Barcelona y que se está haciendo con muchas de las subvenciones públicas de las administraciones catalanas. En ocasiones, algunos de los contratos públicos van a parar a sociedades privadas a nombre de cooperativistas, creando una intrincada maraña de intereses económicos y políticos que ocultan los verdaderos destinatarios de los fondos públicos.

CiU Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Generalitat de Cataluña Subvenciones Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda