Torrent tiene la llave para desactivar el plan electoral de Puigdemont y avanzar elecciones
  1. España
  2. Cataluña
Sería el bloqueo del bloqueo

Torrent tiene la llave para desactivar el plan electoral de Puigdemont y avanzar elecciones

Roger Torrent debe proponer por escrito el candidato en cuestión pero ¿qué ocurriría si el candidato propuesto por JxCAT, no tiene de partida la mayoría necesaria para ser elegido?

Foto: Torrent tiene la llave para desactivar el plan electoral de Puigdemont y avanzar elecciones
Torrent tiene la llave para desactivar el plan electoral de Puigdemont y avanzar elecciones

El plan electoral de Carles Puigdemont de retrasar los comicios hasta febrero o marzo, a través de la idea de que Quim Torra evite convocar elecciones, tiene una piedra en el camino: el papel que ha de jugar el presidente del Parlament, Roger Torrent si no ve una mayoría clara para nombrar un sustituto para Quim Torra, en el caso de que este sea inhabilitado por el Tribunal Supremo. El plan iba a ser que Torra no convocase y que, entonces, se aplicase el sistema automático previsto por ley. En diez días se ha de designar un candidato al pleno del Parlament y luego llegaría un espacio de dos meses (de días hábiles) para escoger un nuevo 'president' para acabar la legislatura. Pero Torrent (ERC) tiene en su mano dinamitar todo esto.

Tal como marca la Ley de Presidencia de la Generalitat, en caso de cese del 'president' por inhabilitación firme: “El presidente o presidenta de la Generalitat es sustituido interinamente, conforme al artículo 6.2 –en este caso por el vicepresidente Pere Aragonès–, y la presidencia del Parlament inicia el procedimiento establecido en el artículo 4 para elegir a un nuevo presidente o presidenta de la Generalitat”, según reza el artículo 7.3.

Foto: Puigdemont mantiene su poder por encima de las instituciones catalanas
Consulta aquí la ley de presidencia de la Generalitat.
Consulta aquí la ley de presidencia de la Generalitat.

Y el artículo 4 de la misma Ley marca: “El presidente o presidenta del Parlament, previa consulta a los representantes de los partidos y grupos políticos con representación parlamentaria, debe proponer al Pleno un candidato o candidata a la presidencia de la Generalitat”. Es decir, Roger Torrent debe proponer por escrito el candidato en cuestión pero, ¿qué ocurriría si el candidato propuesto por JxCAT, Marta Madrenas o Elsa Artadi, por ejemplo, no tuvieran de partida la mayoría necesaria para ser elegidos? ¿Puede abstenerse Roger Torrent de designar al candidato? Y, en ese caso, ¿corre o no corre el período de dos meses hábiles?

Y aquí está el problema. Como siempre, Puigdemont tiró por el atajo con su plan electoral. No lo pactó ni con Torra, que en principio se oponía. Y menos con ERC. Por tanto, ¿tiene sentido que el presidente del Parlament convoque un pleno para escoger un candidato a la presidencia de la Generalitat que solo tiene el apoyo de los 34 diputados de JxCAT?

Además, siempre ayudados por el vicepresidente del Parlament, Josep Costa, JxCAT ha seguido llevando a otro nivel el enfrentamiento con Roger Torrent, con lo que tampoco se han tendido las complicidades necesarias con la segunda autoridad de Cataluña. Al contrario, se han creado las condiciones necesarias para que la venganza sea un plato que se sirva frío.

Problema institucional

Consulte aquí el dictamen del Consejo de Estado sobre Madrid.
Consulte aquí el dictamen del Consejo de Estado sobre Madrid.

En teoría, Roger Torrent debería proponer al pleno un candidato durante los diez días siguientes a partir de que Torra quede inhabilitado. Podría haber un problema si no encontrara ningún candidato para determinar cuándo arranca el plazo de dos meses para que el Parlament quede disuelto automáticamente, ya que dicho plazo solo empieza cuando se produzca una primera votación fallida de investidura. Ni el reglamento del Parlament ni la ley de Presidencia de la Generalitat contemplan esta situación.

El referente sería la Comunidad de Madrid en el año 2003, con el “Tamayazo”. En una situación similar, se pidió un dictamen al Consejo de Estado, que en su resolución 1985/2003 falló de la manera siguiente: “Si no hay candidato a la investidura en el plazo de quince días, previsto en el artículo 182.1 del Reglamento de la Asamblea, el período de dos meses establecido en el Estatuto de Autonomía y en el citado Reglamento para la disolución de la Asamblea y convocatoria de nuevas elecciones empieza a contarse desde que, en los términos indicados en el cuerpo del dictamen, quede constatada la imposibilidad de proponer un candidato”.

Roger Torrent tiene en su mano arrebatarle a Puigdemont entre uno o dos meses de su plan para retrasar las próximas elecciones catalanas

Es decir, si Puigdemont aspiraba a convertir los dos meses en tres para retrasar al máximo la convocatoria electoral y ponerse en abril, no podrá hacerlo sin la complicidad de Torrent. El presidente del Parlament tiene en su mano arrebatarle entre uno o dos meses de su plan para retrasar los comicios.

El factor tiempo

El factor tiempo solo favorece a Puigdemont. El PSC pagará por la gestión de la pandemia en Madrid y a ERC le pasarán las facturas por lo mismo en Cataluña. Mientras tanto, Puigdemont, escudado en sus simbolismos, no tiene culpa de nada y puede culpar de todo al Gobierno español. Para él, es el mejor escenario. Por eso sus rivales políticos llevan tiempo pidiendo elecciones cuánto antes. Y por eso mismo, JxCAT, que como formación política está en pañales y necesita armarse, no tiene ninguna prisa. Pero no podrá marcar los ritmos sin la complicidad de Roger Torrent.

Roger Torrent Carles Puigdemont Quim Torra Parlamento de Cataluña Junts per Catalunya Independencia de Cataluña Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda