Pero se silencia el coste

Crecen las voces dentro del independentismo para atrasar al máximo las elecciones

El presidente de la Cámara de Comercio, Joan Canadell, y el exjefe de prensa de la ANC Adrià Alsina se han sumado a la opinión de Artadi: hay que retrasar al máximo ir a las urnas

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
Adelantado en

Cada día que pasa, crecen las voces dentro del independentismo para que Quim Torra evite convocar elecciones, tal y como ya adelantó El Confidencial. Ayer, fueron el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, y el exjefe de prensa de la ANC Adrià Alsina los que se sumaron a esta tesis: elecciones lo más tarde posible, aunque eso implique que el presidente catalán deba renunciar a convocarlas antes de ser inhabilitado por el Tribunal Supremo por el juicio de la pancarta.

Canadell, persona muy cercana a Carles Puigdemont y al mundillo de Waterloo, es el más radical. El presidente de la Cámara de Comercio ha subrayado en una entrevista en Catalunya Ràdio que las elecciones catalanes no deberían ser “hasta después de marzo de 2021” y que, a su juicio, los próximos meses son "críticos" para hacer frente a la pandemia y que primero "se tiene que enfilar la recuperación económica".

"No podemos tener 'consellers' más pendientes de unas elecciones que de la salida de la crisis", ha añadido. Por otra parte, Joan Canadell ha defendido que, cuando se celebren los comicios, los partidos independentistas conformen una lista unitaria. "Nos estamos jugando mucho, y creo que la unidad es muy importante; la gente que es independentista lo sabrá entender".

Adrià Alsina ha ido mucho más lejos. Se ha dirigido a Quim Torra a través de un artículo publicado en 'ElNacional.cat' y le ha pedido que no convoque elecciones, poniendo en evidencia que Torra quiera ahora justo lo contrario. El final de su artículo es tal que así: “President', si todavía le importa el objetivo, por favor, aguante hasta la inhabilitación, pase a la historia como un héroe y ayúdenos a dar el salto definitivo”. Es decir, se le pide a Torra que se sacrifique y que renuncie a su máxima potestad, convocar elecciones, ya que el mecanismo automático tras la inhabilitación permitiría alargar casi seis meses la fecha de las elecciones.

Alsina propone en su artículo un gran plan del bloque institucional que entre otras medidas incluiría que “el 'vicepresident' Aragonès asuma la presidencia en funciones. Mientras tanto, el Parlament convoca una investidura donde todos los diputados independentistas votan en blanco, y anuncia que no investirá a ningún nuevo 'president' mientras no se anule la condena de Torra”. Y en donde se culparía al Gobierno español de la crisis económica que ha provocado el coronavirus y de los recortes que implicará.

Artadi ya lo anunció

La portavoz de JxCAT, Elsa Artadi, ya había ido en la misma dirección hace unos días: “La legislatura no acaba hasta dentro de poco más de un año, y todos los escenarios los mantenemos abiertos, siempre; entre otras cosas, porque las situaciones cambian muy rápido”.

Pero mientras todas estas opiniones van dibujando el escenario que no quiere, Quim Torra va dando bandazos. En dos entrevistas consecutivas ha dado versiones muy diferentes de la situación del calendario electoral catalán. En RAC-1 ha asegurado que "ahora mismo la legislatura es cómo podemos salvar una vida", y ha destacado que no se plantea la fecha de los próximos comicios, que no piensa en ella.

El principal cargo con peso político que ha apostado por atrasar al máximo las elecciones catalanas es Artadi, pero ha eludido el coste de la decisión

En cambio, a la agencia de noticias ACN le ha asegurado justo lo contrario. Torra ha declarado a ese medio que tiene “muy pensada” la fecha de las elecciones —que mantiene en secreto— y ha insistido en que la prioridad es la salud y la vida de la ciudadanía. Torra ha reiterado que no tomará la decisión en función de “ningún interés personal ni partidista”. “No me limitará nunca en absoluto ninguna fecha que fije la Justicia española”, y ha insistido que, así, Cataluña irá a las urnas cuando Torra considere que es “el mejor momento”, teniendo en cuenta la situación “complicada” que ha generado la pandemia.

Aislamiento presidencial

Por tanto, la política catalana dibuja a un 'president' cada vez más aislado y solo. Sin embargo, no es una solución fácil. Hay que vender a los votantes que no se gobierna, que se renuncia a la mayor potestad que tiene el presidente de la Generalitat, que en el momento más grave que vive Cataluña se la deja sumida en una campaña electoral que durará seis meses y cuyas consecuencias ya se han visto estos días en el Parlament, sumido en debates estériles sobre el futuro de la Corona. El plan de JxCAT supone una apuesta por el 'cuanto peor mejor' como camino para llegar a la independencia.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios