Cataluña roza los 100.000 contagios entre críticas a Torra por la falta de recursos
  1. España
  2. Cataluña
ninguna persona fallecida

Cataluña roza los 100.000 contagios entre críticas a Torra por la falta de recursos

El presidente de la Cambra de Barcelona ha criticado la gestión de la Generalitat al considerar que no destinó los recursos necesarios para contener los primeros brotes

placeholder Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Cataluña ha notificado en las últimas 24 horas 1.444 casos positivos más del covid-19 y ninguna persona fallecida, según el último balance difundido este domingo por el Departamento de Salud. En total, desde el inicio de la pandemia, 99.425 personas han dado positivo en COVID-19 por pruebas PCR y de otros tipos de test.

Los fallecidos ascienden a 12.745 personas desde el inicio de la pandemia en marzo pasado, la misma cifra que se facilitó ayer, sábado, de los que 6.991 han muerto en un hospital o centro sociosanitario, 4.118 en una residencia geriátrica, 813 en un domicilio y 823 no han sido clasificados por falta de información. Los datos de personas ingresadas, contrariamente a lo que sucedió ayer, con un importante descenso de más de cien personas que ya no estaban en los hospitales, han aumentado hoy domingo en 40 más, con un total de 574 ingresados.

Yo creo que no se ha hecho lo suficientemente bien en Cataluña

También han aumentado ligeramente las personas que estaban en las unidades de cuidados intensivos (UCI), que han pasado de 98 a 100 hoy.

Criticas desde la Cambra

El presidente de la Cambra de Barcelona, Joan Canadell, ha criticado la gestión de la Generalitat de la crisis del coronavirus, al considerar que no destinó los recursos necesarios para contener los primeros brotes y que sus últimos mensajes "alarmistas" pueden acabar de hundir al sector turístico. "Yo creo que no se ha hecho lo suficientemente bien en Cataluña", afirma Canadell en una entrevista con Efe.

El empresario reconoce que "es muy fácil hablar a toro pasado", pero que ahora, visto en perspectiva lo que ha pasado en las últimas semanas, puede decir que a la Generalitat "le faltó previsión" a la hora de controlar los primeros brotes que se registraron en la comarca del Segrià (Lleida) y después también en otras zonas, como la Noguera, Barcelona o L'Hospitalet de Llobregat.

En su opinión, tras conocer los primeros casos de contagios de covid-19, el gobierno catalán tendría que haber contado con más rastreadores para hacer un seguimiento de los contactos y decretar "confinamientos selectivos", lo que seguramente hubiera evitado llegar al "alarmismo" que se ha generado. "Hacían falta más pruebas PCR, tener rastreadores y tener una app de seguimiento. Eso nos habría ayudado a controlar mucho más el concepto de microconfinamiento", señala el empresario independentista, que afirma de forma tajante: "Creemos que aquí la Generalitat ha fallado".

Canadell se muestra también muy crítico con los mensajes de "alarma" que ha dado el Govern de la situación en Cataluña y que "ha provocado un efecto llamada a no venir" desde países como Francia, Bélgica o Alemania, desde los que es fácil llegar en coche o avión y que constituyen algunos de los principales mercados emisores de turistas a la comunidad.

Asegura Canadell que a principios de julio el nivel de reservas de Barcelona era de los más altos de Europa, con tasas de ocupación que algunos días rozaban el 60%, pero que tras el confinamiento del Segrià empezaron a producirse las primeras cancelaciones y que estas han ido a más en los días posteriores, coincidiendo con las últimas medidas del Govern ante la crisis de coronavirus.

Foto: Brote de covid-19 en lleida

Esta misma semana, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, compareció en rueda de prensa para advertir que Cataluña se encuentra en una situación "crítica" y que no le temblará el pulso si debe aplicar medidas más restrictivas para contener los contagios, como el confinamiento domiciliario. "Yo creo que nos hemos anticipado en la alarma", asevera Canadell, que recuerda que la situación ahora es muy diferente a la de marzo, ya que, a diferencia de hace cuatro meses, los hospitales no están tensionados, la gran mayoría de infectados son asintomáticos y la edad de los contagiados es mucho menor.

El empresario entiende que el Govern "priorice la salud y la vida", pero cree que podría haber trasladado el mensaje a la ciudadanía "de otra manera", buscando "un punto de equilibrio" y midiendo las consecuencias que este tipo de declaraciones tienen en la economía. "Entre salud y economía tenemos que decir salud, no hay duda alguna. Pero sin economía no hay salud, porque si no podemos recaudar impuestos para pagar el sistema sanitario no habrá salud a medio plazo", apunta Canadell.

"Creo que tendríamos que haber sido mucho más prudentes, tendríamos que haber focalizado mucho más dónde estaba el problema"

"Creo que tendríamos que haber sido mucho más prudentes, tendríamos que haber focalizado mucho más dónde estaba el problema y no dibujar una Cataluña general en color rojo cuando hay zonas que están realmente en verde y que incluso pueden ser más seguras que los países de origen de los turistas", subraya el presidente de la Cambra.

Con el objetivo de devolver a los turistas la confianza en Cataluña e intentar salvar la temporada turística, la Cambra propone al Gobierno y la Generalitat la creación de un mapa que permita seguir la evolución del virus en los diferentes destinos turísticos, de manera que aparezcan en verde las zonas seguras y en rojo aquellas con una mayor incidencia del coronavirus.

"Hay que dar el mensaje a Europa de que no es cierto que Cataluña en global tenga un alto riesgo de coronavirus, sino que está muy focalizado", recalca Canadell, que teme que no solo los turistas extranjeros dejen de venir a la comunidad, sino también visitantes de otras regiones españolas.

Hostelería y restauración sin límite horario

El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) ha publicado este domingo una resolución de la Conselleria de Salud con la nueva regulación para el sector de la hostelería y la restauración en cumplimiento con los autos del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que levantaron la obligación de cerrar bares, restaurantes, chiringuitos y casinos como máximo a medianoche como medida de prevención de contagios de covid-19.

La resolución, consultada por Europa Press, establece que en Alcarràs, Aitona, la Granja d'Escarp, Seròs, Soses y Torres de Segre (Lleida) solo será posible consumir en las terrazas, con un aforo máximo del 50% y distancia de seguridad de dos metros. En el área de Barcelona, el consumo autorizado deberá realizarse siempre en las mesas con un aforo máximo del 50% en el interior y en las terrazas, en las que deberá garantizarse una distancia de dos metros entre mesas o grupos de mesas.

En concreto, esta medidas afecta a Barcelona, Viladecans, el Prat de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobgreat, Sant Just Desvern, Esplugues de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Sant Just Desvern, Esplugues de Llobregat, l'Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs, Badalona, Sant Feliu de Llobregat, Castelldefels y Gavà.

Tanto en los municipios barceloneses como en los leridanos los establecimientos hoteleros deberán limitar su aforo al 50%, y la Conselleria de Salud mantiene la recomendación de utilizar "preferentemente el servicio a domicilio y los pedidos para llevar".

Hospitalet de Llobregat Generalitat de Cataluña Criticas Pandemia Cataluña Catalán
El redactor recomienda