plan CON 20 GRANDES PROYECTOS

Torra ya tiene sus números hechos: reclama a Sánchez 30.000 M de los fondos europeos

El plan de reactivación de la Generalitat, según Pere Aragonès, consta de "veinte proyectos transformadores articulados en torno a cuatro ejes sectoriales y un eje transversal"

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al vicepresidente, Pere Aragonès. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al vicepresidente, Pere Aragonès. (EFE)

Cataluña reclama 30.000 millones de la parte española de los fondos europeos de reactivación aprobados la pasada madrugada. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, hizo los deberes y en la reunión de su gabinete de este martes aprobó un plan de reactivación económica de 31.765 millones de euros. “No es un plan de gobierno, sino un plan del país entero. Es un plan ampliable y modulable, elaborado a través del diálogo y que busca un consenso para salir de esta crisis. Hay momentos en la historia de un país donde hace falta consenso y este es uno de esos momentos. Estamos preparados para encarrilar el futuro y la reactivación económica”, explicó Torra tras la reunión del Govern. Redondeando el tema a los 30.000 millones, el ‘president’ afirmó que "hace semanas que insisten en la cifra de 30.000 millones". "Es lo que legítimamente entendemos que nos toca de los fondos europeos".

El plan de reactivación de la Generalitat, señaló el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, consta de “veinte proyectos transformadores articulados en torno a cuatro ejes sectoriales y un eje transversal”. Para el hombre de los números del Govern, "no podemos salir de esta crisis como de la del 2008". "Es necesaria inversión pública y esta ha de ser bien canalizada y concretada". Por sacar pecho, incluso llegó a afirmar que el fondo de recuperación europeo de 750.000 millones “establece las líneas estratégicas, que coinciden con el plan de recuperación económica del Govern”.

Así, el Govern ya tiene destinado a qué va a dedicar el dinero que reciba. Lo único que cabe desear es que no sea el cuento de la lechera y que muchos de los proyectos que sobre el papel lucen muy bonito no se queden por el camino. El primer eje sectorial de su plan de reactivación consta de seis grandes proyectos. Es el eje de la economía de la vida y dentro de él se destinarán 240 millones de euros a investigación e innovación en salud, que irán destinados al sector biotecnológico y la biomedicina. Pare los proyectos de transformación agroalimentaria y bioeconomía se destinarán 3.331 millones, ya que “genera soberanía alimentaria y equilibrio territorial”.

El tercer proyecto es de 383 millones para la cultura; el cuarto, 180 millones para pymes en el marco de la reactivación del consumo; el quinto es uno de 92 millones para la mejora de calidad existencial, mejorando precios y tarifas de servicios a las personas; y el sexto es una partida de 673 millones para inclusión social e integración laboral para todos los colectivos.

Digitalización y transición ecológica

El segundo eje se refiere a la digitalización masiva de la economía. Consta de cuatro grandes proyectos, el primero de los cuales es el plan de educación digital, dotado con 185 millones de euros. “Se trata de incorporar el uso de tecnologías digitales a todos los alumnos y que todos tengan las mismas competencias digitales”. El segundo proyecto de este eje es el de la digitalización de los sectores productivos, para el que se destinan 500 millones de euros. El tercer proyecto es el impulso del desarrollo tecnológico mediante la inteligencia artificial (33 millones) y el cuarto, el desarrollo de ciudades y territorios inteligentes, es decir, la creación de estructuras digitales (264 millones).

El tercer eje sectorial es el de la transición ecológica, también con cuatro grandes proyectos: a la industria de la automoción y la transición al coche eléctrico se destinarán 5.887 millones de euros. Para el plan de acción climática, que es el segundo proyecto, irán 5.130 millones. Su cometido es convertir a Cataluña en líder en energías renovables y que la Generalitat sea el primer productor de energía limpia. El tercer proyecto de este eje es el incrementar la eficiencia energética y el parque de la vivienda social, con 3.270 millones; y el último, el relativo al reciclaje y a la economía circulas, con 1.200 millones.

El cuarto eje aborda la sociedad del conocimiento, para la que se destinarán 2.400 millones de euros. El segundo proyecto de este campo es para investigación e innovación, junto con la creación de empresas de base tecnológica, se reservan 2.360 millones. Y el tercero se basa en la garantía del derecho a la ocupación y el acceso al trabajo a parados mediante la formación.

Por último, el eje transversal detalla otros tres proyectos: uno de financiación a largo plazo, que Aragonès calificó de “capital paciente, porque no busca el rendimiento. Inmediato”. Se trata de un fondo de reconstrucción de sectores de alto valor añadido, que será dotado con 3.264 millones. Para un segundo proyecto de internacionalización y fomento de la demanda exterior de la economía catalana se reservarán otros 34 millones. Y para proyectos de transversalidad que incorporen criterios de equidad de género se destinarán 12 millones.

Aragonès señaló que algunas de las propuestas presentadas en este plan de reactivación ya están en marcha, pero las demás "son imaginadas"

Aragonès señaló que algunas de las propuestas presentadas en este plan de reactivación ya están en marcha (por ejemplo, algunas medidas sociales, el aumento de renta garantizada de ciudadanía, medidas de inversión sanitaria, 564 millones para ayudas a empresas o el plan de educación digital, que fue aprobado este mismo martes), pero las demás "son imaginadas". "Las hemos estado diseñando. Tenemos la obligación de presentar proyectos ambiciosos y de estar a punto no dejando pasar la oportunidad". En definitiva, se trata de no perder el tren europeo: “La estrategia es no esperar a que vengan los fondos europeos, sino ponernos ya a trabajar”.

En esta línea, reclamó que el Gobierno español permita elevar el endeudamiento de las comunidades autónomas al 1% “porque de esta manera podremos tener recursos no solo en el ámbito económico y social, sino que servirán para paliar los efectos del covid”.

Silencio sobre las elecciones

Quim Torra, por su parte, evitó pronunciarse sobre unas eventuales elecciones anticipadas, aunque su inhabilitación posiblemente se dicte en el mes de septiembre. “Volvemos a estar en una situación sanitaria de emergencia y en ese caso yo dejo de pensar en cualquier otra cosa. La prioridad es ver cómo salimos de esta situación. Yo mantengo la misma fecha (que solo él conoce, de momento), pero es muy importante que salgamos de esta situación de emergencia. No estaría haciendo mis deberes si tuviese otras preocupaciones”. Asimismo, ratificó que sus abogados están estudiando la posibilidad de presentar una denuncia con el Rey emérito pero rechazó que también estudie la presentación de una iniciativa judicial similar contra la familia Pujol.

Respecto a la situación de rebrotes que vive Cataluña, pidió concienciación y solidaridad a la población. “Los ciudadanos deben concienciarse. Este es el gran mensaje que tenemos que dar a todos. Mal iremos si hemos de poner a un 'mosso' detrás de cada familia. No saldremos de esta si la ciudadanía no toma conciencia y se solidariza”.

Consideró que tienen "noticias positivas de Lleida, pero mirémoslas con serenidad y seamos prudentes". "Nosotros haremos siempre lo que nos recomienden los técnicos del Procicat (la comisión de Protección Civil que dicta las medidas a adoptar en cada territorio dependiendo de los datos que lleguen). Y no me temblará el pulso a la hora de tomar decisiones. De momento, las noticias que nos llegan de las comarcas de Lleida son muy positivas y lo que nos preocupa es Barcelona". Sobre las peticiones de endurecimiento de las medidas que lanzan algunos alcaldes, el ‘president’ señaló que "no se trata de endurecer, sino de aplicar la normativa". "Es un tema de contrato social entre todos. Debemos protegernos para proteger a los demás".

Por último, sí reconoció que había habido fallos en la comunicación con los alcaldes y subrayó que ya están en marcha mecanismos para que estos fallos no se reproduzcan en el futuro. “Hay que hacer autocrítica. Creo que había que hacer un sistema de información previa. Es probable que no estuviésemos tan coordinados como sería preciso con los alcaldes. No tengo reparo en reconocerlo. Esta lección nos ha ayudado a pensar que no solo tenemos que generar esta comunicación antes, sino después. Y ayer, en la reunión de todos los delegados territoriales del Govern ya se dio la orden para poner en marcha gabinetes con el fin de que si se llega a una situación crítica tengan la oportunidad de haber explicado antes la situación de la epidemia y de mantener la coordinación en todo momento”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios