INVESTIGACIÓN EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Guerra total en el vino de Valdepeñas: "Nueve de cada diez reservas son un fraude"

Un informe interno de la denominación de origen admite un fraude generalizado. García-Carrión y Félix Solís se cruzan denuncias de fraude y amenazan a todo el sector

Foto: La vendimia en Valdepeñas. (EFE)
La vendimia en Valdepeñas. (EFE)
Adelantado en

El vino de Valdepeñas vive una guerra empresarial y de consumo que amenaza con arrasar toda una comarca. García-Carrión —Don Simón, uno de las mayores bodegas de España— y Félix Solís —Viña Albali— están enfrascados en una batalla que ha acabado en la fiscalía de la Audiencia Nacional que ahora investiga un fraude masivo. El primer abrió la caja de los truenos al denunciar que un 90% del vino de la denominación de origen se vende como reserva o gran reserva pero en realidad es del año. Ahora todo el sector se pone a resguardo ante la tormenta que se les viene encima.

Que los datos del vino de Valdepeñas no cuadraban lo rumiaba el sector hace tiempo. Pero el secretario de la Denominación de Origen, Juan Manuel Cruz Lérida, lo puso por escrito en un informe interno el pasado 3 de junio. A preguntas del presidente, el alcalde y diputado socialista, analiza los datos de las denuncias cruzadas que ha recibido la asociación. El informe analiza que, según los datos de la consultora Nielsen, los vinos de Valdepeñas fueron en 2018 los segundos en volumen y el tercero en valor. En total, en España la consultora estima que se venden 26,1 millones de litros, de los que 14,82 millones son crianza, reserva y gran reserva. Ni el presidente ni el secretario de la Denominación quisieron hacer declaraciones.

Y sigue el secretario del consejo regulador. "Esto representa que el 56,74 % de los vinos DOP Valdepeñas vendidos en el canal de alimentación en el mercado interior son vinos criados", cifra que ascendió al 62,63% en 2019. "Estas cifras contrastan con las que reflejan las aportadas por el conjunto de operadores que comercializan vinos DOP Valdepeñas", ya que solo han declarado un 19,52% de vino envejecido. Es decir, según los datos de los datos de los supermercados dos de cada tres botellas de Valdepeñas son crianza o reserva, pero según los datos de la denominación de origen solo lo es una de cada cinco.

En los supermercados dos de cada tres botellas de Valdepeñas son reserva, pero según los datos de la denominación de origen solo lo es el 20%

El desfase es evidente. Y eso sin tener en cuenta la exportación. El secretario sigue haciendo sencillas reglas de tres y las cifras no encajan de ninguna manera. "Si el porcentaje que representan los vinos criados en los datos Nielsen (62,63 %), lo aplicamos a las ventas declaradas a la DO en el año 2019, que ascienden a 47.493.437 litros, la cifra resultante de venta de vinos criados sería 29.745.139 litros, que casi duplica la cifra declarada a la DO de 15.996.268 litros".

Y concluye con una evidencia, que algo huele a podrido en Valdepeñas. "En cualquier caso, si otorgamos cierta veracidad como para considerar al menos una referencia, los datos de la consultora Nielsen AC, debemos concluir que entre los datos declarados por el conjunto de operadores inscritos, en lo que se refiere a los vinos criados —crianza, reserva y gran reserva— y los datos de la consultora, existen diferencias muy significativas que indican que hacen pensar, como ponen de manifiesto las cifran anteriormente expuestas, que habría vinos que han salido al mercado, bajo las indicaciones crianza, reserva y gran reserva, que han sido declarados a la Denominación de Origen como vinos embotellados sin mención de envejecimiento, y, por tanto, cabe suponer que ha existido un incumplimiento de lo establecido en la Ley del Vino".

Que estalle la denominación de origen de Valdepeñas es un terremoto para el sector. Según un informe que maneja la patronal, la Denominación de Origen Rioja tiene una cuota del mercado de vino tinto criado del 60,2 %, seguida por la de Valdepeñas con el 11,6% y de la de Ribera del Duero con el 8,8%.

Este reconocimiento del problema llega después de que dos gigantes, García-Carrión y Félix Solís, se enfrentaran. El primero —casi 1.000 millones de facturación y un imperio forjado en Jumilla con Don Simón— acusó al segundo —286 millones de facturación en 2018 y bodegas en Ribera, Rioja...— de vender vino del año como envejecido. García-Carrión no se corta. En 2018, el Gobierno francés anunció una operación contra el vino español que era vendido en allí como vino de la tierra pero que en realidad era español. Detrás estaba una denuncia de García-Carrión.

José García-Carrión, a la derecha, con el presidente de Murcia. (EFE)
José García-Carrión, a la derecha, con el presidente de Murcia. (EFE)

Este había recurrido y denunciado que Solís controlaba la denominación de origen y acabó llevando el caso a la fiscalía. El pasado 5 de junio envió una dura carta al presidente de la Denominación de Origen: "El fraude que conoces desde nuestra carta del 9 de mayo de 2017, se agrava al haber quedado demostrado pericialmente que Félix Solís comercializa fraudulentamente nueve de cada 10 botellas de la denominación". De su lado se pusieron las asociaciones agrarias. Asaja, UPA y COAG han pedido cambios del sistema de votación en el consejo regulador.

La fiscalía de Ciudad Real comenzó a investigar y el pasado mes de marzo lo mandó a la Audiencia Nacional, ya que el fraude puede tener implicaciones en todo el territorio y además en la exportación. Además de incumplir las leyes de calidad de la comunidad autónoma, la fiscalía investiga si hay responsabilidades penales. García-Carrión sostenía que Solís necesitaba 10 veces más barricas de las que tiene para envejecer todo su vino.

Bodega Félix Solís. (EFE)
Bodega Félix Solís. (EFE)

Sin embargo, el caso ha dado un giro. García-Carrión, el denunciante, está ya entre los investigados a través de su bodega Vinartis, según fuentes del caso. Félix Solís replicó llamando "hipócrita" a García-Carrión por denunciar el caso "cuando se opone reiteradamente ante el Consejo Regulador para que se haga la trazabilidad de sus vinos". El secretario del consejo regulador ha destacado que no tiene personal para controlar si el vino está envejecido o no. Hay otras dos bodegas investigadas.

El cruce de acusaciones es total. El murciano acusa a Félix Solís de hundir los precios para la exportación. Solís responde que García-Carrión comercializa 10 veces más vino gran reserva pese a que tiene que estar cinco años en barrica de roble. La comarca contiene la respiración por la vendimia. "Todo el mundo lo sabía y ahora se ponen a cubierto", comenta un buen conocedor de la historia. Si todo estalla, ¿quién comprará la cosecha este año?, se preguntan.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios