Cataluña compró hospitales de campaña tras rechazar los del Ejército y la Guardia Civil
  1. España
  2. Cataluña
COSTARON ENTRE 20.000 Y 30.000 EUROS CADA UNO

Cataluña compró hospitales de campaña tras rechazar los del Ejército y la Guardia Civil

La consejería de Salud de la Generalitat se involucró en compras millonarias que nadie, ni siquiera los especialistas que están dentro de los organismos oficiales, sabe para qué sirven

Foto: Edificio del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña. (EC)
Edificio del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña. (EC)

La Generalitat de Cataluña compró hospitales de campañas tras verse envuelta en las polémicas por el bloqueo a los hospitales de campaña que el Ejército y la Guardia Civil montaban en tierras catalanas (tanto en Sabadell, como en Sant Andreu de la Barca). Entonces el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), la empresa pública que Quim Torra convirtió en central de compras, se hacía con 27 puestos de campaña hinchables.

En Sabadell, durante lo peor de la pandemia, la Unidad Militar de Emergencias (UME) comenzó a preparar un hospital de campaña en un polideportivo de la ciudad a petición de la alcaldesa, Marta Farrés. Cuando la Generalitat se enteró, paralizó el proyecto e hizo desmontar las tiendas que habían levantado los soldados, alegando que el color no cuadraba con el entorno. Poco después, la Guardia Civil montaba otro hospital de campaña similar en Sant Andreu de la Barca, solicitado por el alcalde, Enric Llorca y siguiendo las directrices de Médicos sin Fronteras. De nuevo, el Govern obligaba su desmantelamiento alegando que no hacía falta. O, al menos, no hacía falta para los propósitos políticos de la Generalitat de Cataluña.

Foto: Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se desinfectan tras trabajar en el desinfectado una residencia geriátrica de Palleja (Barcelona). (EFE)


El 16 de abril y valiéndose del decreto de alarma, inmediatamente después de obligar a cerrar ese centro en Sant Andreu de la Barca, según la documentación en poder de este diario, el gerente del SEM, Antoni Encinas, adjudicaba a dedo un contrato a la compañía Dropscom Studio para la compra de 25 puestos médicos avanzados (PMA) del modelo Premium 35. Estos modelos tienen una capacidad de 8 a 10 camillas. Se trata de modelos de tiendas de campaña hinchables con poca capacidad, pero a un precio que saca la respiración: casi a 20.000 euros por tienda de campaña. Ese mismo día, compraba otros dos "hospitales de campaña" (así figura en la resolución del SEM y en el contrato) a la misma empresa, pero del modelo Premium 50. Este modelo de hinchable tiene 50 metros cuadrados, pero puede albergar de 12 a 14 camas.

Estos dos hospitales costaron al erario público 59.870,80 euros, es decir, a casi 30.000 euros por unidad, que finalmente no fueron instalados al menos en la primera ola del covid-19. Este diario intentó, sin éxito, obtener la versión del gobierno catalán.

Coches aparcados a la espera

Este gasto se suma a otros protagonizados por el Gobierno catalán durante la pandemia. En Cataluña ha habido empresas que pasaron de facturar 4.000 euros a casi 12 millones gracias a los encargos de la Generalitat. Y también dispendios que han suscitado un debate público. Uno de ellos fue la externalización del servicio de seguimiento a los contagiados por coronavirus, adjudicado a una filial de Ferrovial. Otro fue la compra de vehículos sanitarios por el Govern el pasado mes de abril, cuando todos los servicios sanitarios ya están adjudicados en modo 'renting'. Los coches de emergencias que el SEM compró ese mes están aún a la espera de tener destino. La mayoría de ellos se encuentran aparcados ante la propia sede del SEM, en la calle, porque no caben en el aparcamiento que este organismo tiene en Hospitalet de Llobregat.

placeholder Vehículos sanitarios comprados por el Govern, cuando todos los servicios sanitarios ya estaban adjudicados. (EC)
Vehículos sanitarios comprados por el Govern, cuando todos los servicios sanitarios ya estaban adjudicados. (EC)

Una fuente del SEM detalla que, el pasado mes de diciembre, la Generalitat ya se quedó con la flota de ambulancias que tenía en 'renting'. "Normalmente, el contrato se renovaba, pero en esa ocasión, por sorpresa, nos quedamos con toda la flota al ejecutarse el derecho a compra. Paralelamente, se sacó a licitación el mantenimiento y limpieza de la flota, que se adjudicó con normalidad a la empresa que ya lo tenía. Ahora, se compran más vehículos por el procedimiento de urgencia".

Rechazó hospitales de campaña levantados gratuitamente para comprar luego a una empresa privada artilugios de los que nadie ha vuelto a saber


La tensión ha llegado al consejo de administración del SEM, donde algunos consejeros son críticos con la gestión de Encinas. De hecho, cuando este llegó al organismo —es militante de ERC—, despidió al director económico financiero y, desde entonces, no se ha nombrado a otro nuevo. De los 17 altos cargos que tiene ese organismo, solo el del responsable del área económica y financiera está vacante. "No es normal que en un organismo tan importante esté vacante un puesto tan clave, el que maneja el dinero", resalta una fuente interna del SEM a El Confidencial.

"¿Alguien se puede creer que un organismo como el SEM esté sin director económico financiero?" —se pregunta otra fuente— "Ahí hay algo que no marcha. De ese modo, Encinas, que se trajo como su adjunto a Joan Ardiaca, puede maniobrar a su antojo. Además, ha habido una competencia delegada sobre Encinas, con el objetivo de que el gerente tenga libertad para contratar lo que le venga en gana. Así, el consejo de administración deja de poner la firma en las compras y le basta con ser informado".

Guardia Civil Generalitat de Cataluña Quim Torra
El redactor recomienda