Censura en un reportaje

El escándalo de Sandro Rosell con Roures apunta a otra reprobación del director de TV3

Vicent Sanchis obligó a que desapareciera de una información sobre el caso de Sandro Rosell cualquier alusión a Mediapro, y por ello el autor del documental retiró su firma

Foto: El director de TV3, Vicent Sanchis. (EFE)
El director de TV3, Vicent Sanchis. (EFE)

Hoy comparece la cúpula de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales en el Parlament y todo apunta a medio plazo a una nueva reprobación de Vicent Sanchis, director de TV3. La razón radica en un escándalo vinculado a Jaume Roures y su productora Mediapro. La pasada semana se acusó a Sanchis por la emisión del documental 'El cas Rosell', que versaba sobre el proceso que mantuvo en prisión durante casi dos años al expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell. Sanchis obligó a que desapareciera de la información cualquier alusión a Mediapro y el autor del documental retiró su firma. Hoy, buena parte de las preguntas de Cs, PSC, comunes y ERC versarán sobre esa cuestión, y así todo apunta a otra reprobación de Sanchis. Sería la segunda, en tres años, un caso insólito.

Según consta en el dosier de la comparecencia, habrá cuatro grupos preguntando por el caso Rosell. El autor del reportaje, Víctor Lavagnini acusa a TV3 de censura por retirar las menciones a Mediapro, que es un proveedor habitual de TV3 y una de las productoras que más le facturan. Además, buena parte de sus directivos, como Jaume Roures o Tatxo Benet, se forjaron en la cantera de la televisión autonómica.

El empresario y socio-gestor de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)
El empresario y socio-gestor de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)

El Consejo Profesional de TV3 niega que haya existido censura en el documental 'El cas Rosell' y considera que las modificaciones ordenadas por la dirección fueron efectuadas bajo criterios profesionales. Sin embargo, la supresión de las referencias a Mediapro no se entienden, porque el caso por el que encarcelaron a Rosell se inició con una investigación en Estados Unidos en la que el FBI acusaba a Mediapro de prácticas corruptas en el mundo del deporte. De hecho, hay un juicio abierto en Estados Unidos contra Gerard Romy por el pago de tres millones de euros para beneficiar a la empresa en una trama fraudulenta vinculada a los derechos del futbol. Mediapro ya abonó a la Justicia de Estados Unidos 20 millones para intentar un pacto, pero pese a ello Romy ha acabado ante los tribunales de ese país.

Sandro Rosell pasó 22 meses en prisión preventiva por actuaciones vinculadas a ese caso pero luego fue absuelto por la Audiencia Nacional en una causa en que la Fiscalía pedía seis años por delitos de blanqueo y pertenencia a grupo criminal. Su absolución supuso un escándalo judicial por abuso de la prisión preventiva y esta historia es la que recoge el documental de TV3, del que Sanchis se ha encargado de borrar cualquier rastro de la productora de Jaume Roures.

Comisión tensa

La Comisión pinta dura para Sanchis y Núria Llorach, presidenta de la Corporación Catalana de Mitjans Audiovisuals, complicada por las vinculaciones con Mediapro. Así, por ejemplo, en las preguntas del PSC, que destaca que el reportaje lleva tiempo grabado y que sin embargo se dilató su emisión. Se esperó tanto que hasta la entrevista de Jordi Évole con Sandro Rosell se emitió antes que el trabajo de la televisión autonómica catalana, pese a que se había grabado con anterioridad al de La Sexta.

Las preguntas a Núria Llorach y Vicent Sanchís van desde la intervención en el contenido del trabajo hasta el retraso en la emisión del documental


Entre las preguntas que plantean los socialistas están las siguientes: “¿Es cierto que se ha eliminado contenido del documental, como expresa Lavagnini en la carta dirigida al señor Sanchis? ¿Qué motivos o criterios informativos, como dice el Consejo Profesional de Informativos, justifican esta eliminación de contenido?” y también plantea: “¿Qué motivo o criterio periodístico justifica la tardanza en la emisión del documentales ‘El cas Rosell’ en TV3?”.

“¿Cómo se justifica que teniendo la exclusiva de ser el primer canal que puede emitir la entrevista de un caso tan sonado como el de Sandro Rosell, TV3 haya emitido meses después de estar listo ‘El cas Rosell’?”, plantean también los socialistas catalanes.

Apuntando más arriba

A Llorach también le plantearán desde el PSC: “¿Qué posición tiene la CCMA ante la apelación del director de 'El cas Rosell' a la cláusula de conciencia para retirar su firma del reportaje, debido a la manipulación y censura que asegura haber sufrido por parte de la televisión pública catalana?”. Es decir, se apunta más arriba y se debilita la posición de Sanchis, a menos que Llorach asuma como propia la postura del director de TV3.

La clave política es si ERC tendrá valor para pactar con el resto de partidos un relevo de Sanchis al frente de T3, algo que resultaría letal para JxCAT con las perspectiva de unas elecciones catalanas. Pero hacerlo supondría una declaración de guerra de los republicanos a los 'juntaires'. Habrá que espera a ver si la Comisión de hoy tiene mayor recorrido más adelante.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios