El PP podría quedarse aislado

ERC espera un gesto de Sánchez para volver a abstenerse con el estado de alarma

El cambio se apunta el mismo día que la 'consellera' de Salut de la Generalitat, Alba Vergés ha presentado su propuesta diferenciada para la fase 1 de la desescalada en Barcelona

Foto: El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

ERC espera un gesto de Pedro Sánchez que le permita volver a la abstención en la próxima prolongación del estado de alarma que se debatirá en el Congreso la próxima semana. Así lo apuntan fuentes de los republicanos. Si Pedro Sánchez les ofrece algún tipo de flexibilidad en el estado de alarma el sentido de voto de los republicanos podría cambiar de sentido. Se quiere alguna baza que poder ofrecer a sus votantes: más cogobernanza y codecisión y más respeto por el criterio de las CCAA. Así, ERC podría retornar a la abstención, y no como en el anterior voto negativo, que permitió al PSOE construir una mayoría alternativa a la de la investidura de Sánchez con el respaldo de Cs.

Gabriel Rufián ya anunció ayer que ERC se planteaba cambiar el sentido de su voto y volver a la abstención. Para el PP, puede ser un problema. Se acabarían quedando solos en el pleno votando que no junto a Vox, JxCAT y la CUP. No es la mejor posición para Pablo Casado.

Este cambio se apunta en ERC el mismo día que la 'consellera' de Salut de la Generalitat, Alba Vergés, también de los republicanos, ha presentado su propuesta para la fase una de la desescalada que implicaría colocar el área metropolitana de Barcelona en un espacio intermedio entre la fase cero y la fase 1. Vergés lo ha definido como una “fase cero avanzada” en la que se permitiría abrir los establecimientos comerciales minoristas sin cita previa, así como también reanudar las actividades de culto, museos y bibliotecas con un tercio de la ocupación”.

Esto en principio no está previsto y no se podrá hacer sin que el Ministerio de Sanidad otorgue su visto bueno. El planteamiento de la Generalitat también pasa por que Barcelona cambie de fase con el conjunto de su área metropolitana. Es decir, no tiene sentido aplicar a Barcelona reglas que no obligasen a municipios colindantes con los que hay mucha movilidad, como es el caso de L’Hospitalet de Llobregat y Badalona, solo por poner un par de ejemplos de los más populosos.

Todos estos planteamientos precisan de una cierta complicidad del Gobierno central, la misma que ha tenido el País Vasco. Y ERC está intentando imitar la senda del PNV y hacer valer así sus 13 diputados en la Cámara Baja.

JxCAT al margen

Pero mientras ERC están haciendo este tipo de planteamientos, JxCAT no entra en el juego. Los seis diputados que lidera Laura Borràs no piensan moverse del ‘no’. Lo sorprendente es que JxCAT y ERC sean socios de gobierno en una administración, la Generalitat, donde el coronavirus se ha cobrado más de 11.000 vidas. Visto las políticas desplegadas en Madrid parece que el enfoque no sea el mismo.

ERC y JxCAT gobiernan juntos en Cataluña pero eso no se refleja en su voto sobre el coronavirus en el Congreso, donde cada uno está votando diferente

Y es que en el fondo el planteamiento es diferente. ERC pretende no ser irrelevante en Madrid con sus trece diputados. JxCAT lo es con sus seis y prefiere usarlos para que sus votantes visualicen una firme oposición en Madrid pese a que no encaje con sus socios independentistas. También marca una diferencia en las prioridades. En Cataluña, Torra asegura que su prioridad es la lucha contra la pandemia. En el Congreso, en cambio, Laura Borràs, una persona muy cercana al 'president', mantiene que la prioridad siga siendo la independencia.

Rufián y la Mesa

A los republicanos les gustaría una reactivación de la mesa de diálogo. Su constitución fue el gran éxito de Gabriel Rufián, convertido ahora en el adalid de la negociación con el Ejecutivo español. Pero eso no parece posible en estos momentos de alerta sanitaria. A pesar de la negativa del Gobierno, que ha congelado los contactos, ERC asume que su baza ahora se encuentra en la gestión de la enfermedad. Una gestión que ha sido muy ingrata y que JxCAT está usando para desgastarles electoralmente. Pero no hay otra. Virus, crisis económica y gestión de ambos conceptos para paliar sus efectos sobre la población. Y ERC está intentando ir de la mano en esa gestión con el Gobierno de Sánchez. Porque si lo hace en solitario puede ser todavía peor.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios