La doble mano tendida de Cs: bien recibida en Madrid, pero ignorada en Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
Torra pasa de los grupos constitucionalistas

La doble mano tendida de Cs: bien recibida en Madrid, pero ignorada en Cataluña

En declaraciones a El Confidencial, Lorena Roldán asegura que esta respuesta "ha sido muy decepcionante", al dar largas a un acuerdo con la oposición alegando el estado de alarma

Foto: La portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)
La portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)

En el Congreso, sorprendió que Cs apoyara la prolongación del estado de alarma. Pero la mano tendida no era una excepción. A Quim Torra, mucho más lejos ideológicamente de Cs que Pedro Sánchez, también se le dio una oportunidad. Pero mientras que el presidente español atrapó la ocasión al vuelo y ahora se prepara para pactar los Presupuestos con Inés Arrimadas, el presidente de la Generalitat ignoró la propuesta de Lorena Roldán de constituir un foro autonómico para la reconstrucción de Cataluña. Cs había apostado por los pactos y por hacer política en un momento de catástrofe sanitaria y económica por el coronavirus. Pero lo que le funcionó en Madrid no le sirvió en Cataluña, aunque la primera oferta fuese la catalana y no la que se hizo en las Cortes.

En el Parlament, el pasado 24 de abril, Lorena Roldán formalizaba el ofrecimiento a Torra: “Le proponemos la constitución de un foro autonómico para la reconstrucción de Cataluña”, y abogó por “apartar a un lado los ataques al Estado y trabajar mano a mano en el foro para la reconstrucción de Cataluña”. Torra agradeció el cambio de tono y se comprometió en el pleno de la Cámara a convocar a todos los partidos. Pero dos semanas después, no se ha llevado a cabo reunión alguna.

El 30 de abril, el director de la oficina de Torra remitió una carta a Roldán para contestar a su ofrecimiento pero, en la práctica, dar largas al mismo: “El Govern quiere escuchar a todos y quiere que todo el mundo participe en las respuestas a la crisis. Por ello, desde el inicio de la crisis, el Govern, y muy directamente el presidente de la Generalitat, ha mantenido reuniones con todos los sectores con el fin de captar sus necesidades, escuchar sus inquietudes y recoger sus aportaciones. Cuando dispongamos del instrumento que nos permita vehicular el talento y las aportaciones de todos los agentes y sectores, los grupos parlamentarios serán llamados a participar en el debate”.

Foto: La portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán, junto al líder de los populares, Alejandro Fernández. (EFE)

“Con todo, antes es indispensable recuperar nuestras competencias y conocer el marco y los recursos de que dispondremos para emprender las medidas que nos han de posibilitar afrontar el reto que supone paliar las graves consecuencias derivadas del covid-19”, se añadía en la misiva. Es decir, Torra no piensa reunirse con los partidos hasta que se levante el estado de alarma.

En declaraciones a El Confidencial, Lorena Roldán asegura que esta respuesta “ha sido muy decepcionante". "Pero es el Govern de los gestos y los anuncios. Y luego ese anuncio, como el que hizo diciendo que nos convocaría para hablar, no se traduce en nada. También dijo que después de los Presupuestos habría elecciones y luego nunca pasa nada. Pero esperábamos que tras el coronavirus se dejase de ese tipo de maniobras y pensase en salvar vidas y salvar empleos”, añade.

Emergencia social

Roldán mantiene: “No es verdad que hayamos dado un cambio. Siempre habíamos dicho que para temas de dependencia, barracones o mejoras sociales estábamos abiertos a hablar. Ahora mismo, hay unas urgencias y unos desafíos y había que centrarse ahí. Y a mí no se me caen los anillos por hacerlo”.

“Quisimos un foro autonómico para la reconstrucción para tener un espacio donde volcar todas las propuestas y dibujar las soluciones. Hicimos llegar la propuesta, dimos un plazo de una semana, dada la urgencia de la situación. La respuesta recibida ha sido muy decepcionante”, apunta Roldán.

Por el diferente contexto, los naranjas hacen valer mucho más sus 10 diputados en el Congreso que los 37 escaños que tienen en el Parlament


La ironía es que Lorena Roldán cuenta con 37 diputados en un Parlament de 135 escaños, mientras que Inés Arrimadas encabeza un grupo con 10 representantes en un Congreso de 350. Pero, en la práctica, los naranjas están pintando más en Madrid que en Cataluña, por la nula receptividad de la Generalitat y los partidos soberanistas a un acuerdo con la oposición.

Problemas internos

El rechazo a un pacto con Cs no es un caso único. El PSC de Miquel Iceta también propuso un acuerdo y también ha sido ninguneado por los partidos independentistas. No se trata solo de prejuicios contra los partidos constitucionalistas. La Generalitat está muy presionada por las divisiones entre ERC y JxCAT. Por eso, se ha preferido crear una comisión formada solo por los 'consellers' y buscar un acuerdo entre ellos. JxCAT culpa de mala gestión de la crisis a ERC. Y ERC acusa a JxCAT de no haber cumplido el compromiso de Torra de convocar elecciones tras los Presupuestos. Incapaces de ponerse de acuerdo entre ellos, no parece muy factible ponerse a dialogar con la oposición.

Quim Torra Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Inés Arrimadas Cataluña Coronavirus Parlamento de Cataluña Ciudadanos
El redactor recomienda