EL GOVERN IMITA EL PLAN DE PEDRO SÁNCHEZ

Cataluña tendrá sus primeros presupuestos 'telemáticos' de la historia la próxima semana

La aprobación se realizará de manera diferente: solo habrá 21 representantes de los grupos parlamentarios presentes en el hemiciclo y el resto participará de manera telemática

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

El Gobierno catalán espera aprobar definitivamente los presupuestos del 2020 el próximo 24 de abril, dios días antes de que finalice el estado de alarma. Así lo expuso este miércoles Meritxell Budó, portavoz del Govern y consejera de Presidencia. De esa manera, la Generalitat dispondrá de una potente herramienta económica a su servicio, ya que prevé un margen de gasto de 3.000 millones más que el que tenía hasta ahora, con unos presupuestos prorrogados desde el 2017. Budó dejó claro que más de la mitad de ese dinero se lo llevará la crisis, ya que los gastos sanitarios por culpa del coronavirus ascienden a 1.800 millones de euros.

La aprobación se realizará de manera diferente a como se ha hecho tradicionalmente, debido a la coyuntura actual: habrá 21 representantes de los grupos parlamentarios presentes en el hemiciclo y el resto participará de manera telemática. Budó hizo hincapié en que el Govern necesita esos presupuestos "para tener un plan de choque contra la crisis sanitaria, económica y social. Es importantísimo aprobarlos, porque nos permitirán un gasto de más de 3.000 millones. A partir de aquí, veremos cómo los transformamos y los convertimos en un plan de choque que nos permita afrontar de manera efectiva la situación". Se negó a descartar, sin embargo, que no habrá futuros recortes en algunos sectores, como el de los transportes, aunque matizó que la prioridad de la Generalitat es "garantizar todas las políticas públicas para hacer frente a la crisis".

La consejera aprovechó para asegurar que la Generalitat no se plantea en estos ninguna reforma fiscal ni incremento de impuestos. "No consideramos que sea el momento de castigar a los ciudadanos y aumentar la presión fiscal", subrayó. Y descargó sobre el Gobierno central cualquier otra responsabilidad, poniendo el foco en la importancia de medias de acompañamiento en las que no entra su gobierno: "Nosotros tomaremos todas las medidas que beneficien a los trabajadores y a las empresas. Y consideramos que ha de ser el Gobierno español el que ponga las medidas de acompañamiento para que las familias, los trabajadores y las empresas no paguen la factura de esta crisis".

Un plan de desconfinamiento gradual

Por otra parte, el Gobierno de la Generalitat trabaja en un plan de desconfinamiento gradual muy similar al del Gobierno central, aunque públicamente el presidente catalán, Quim Torra, y los miembros de su gabinete, tratan de marcar distancias. Meritxell Budó admitió que la Generalitat estudia de qué manera "damos prioridad a los colectivos más vulnerables, como los niños, los adolescentes o los ancianos, cómo hacer que puedan salir de casa".

Esa medida, que cuando fue anunciada por el Gobierno central fue duramente criticada por Torra y sus consejeros, formará parte del plan de desconfinamiento en el que se trabaja, coordinado "por el doctor Oriol Mitjà. Ese plan es transversal e implica a varios departamentos, mientras que desde el Procicat [plan urgente activado con motivo de la pandemia] se trabaja para ver cómo se ha de hacer técnicamente".

Mitjà deberá tener finalizado su plan la semana próxima. Budó, no obstante, negó que el pasado domingo se hubiese aprobado la fase 1 de dicho plan. "Hasta ahora, se han hecho reuniones periódicas y tendremos ese plan la semana que viene. Lo que hicimos el domingo [cuando se reunió el Consejo de Relaciones Laborales] no fue aprobar ninguna fase de desconfinamiento. Lo que hicimos fue aprobar una estrategia que constaba de 4 planes para hacer frente a una decisión del Gobierno español de levantar el confinamiento y permitir que la gente fuese a trabajar en contradicción con las recomendaciones de médicos y expertos. Por tanto, lo que hicimos fue dotarnos de herramientas para mitigar al máximo los efectos de este desconfinamiento que nosotros consideramos prematuro".

Por otro lado, la portavoz de la Generalitat pidió que cesen las críticas a los expertos que asesoran a los políticos. De hecho, el comentario fue genérico. "Es preciso dejar a los expertos al margen de la lucha partidista. Dejemos que trabajen y que hagan su labor de la manera más independiente posible. Esa es la petición genérica que hago a los gobiernos y a los partidos". El comentario, sin embargo, era una carga de profundidad a las críticas vertidas contra el asesor gurú de Torra, Oriol Mitjà, del que el propio ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, dijo que tiene "un conocimiento limitado claramente menor" que el del Gobierno central a la hora de analizar la situación.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios