Cataluña ha de pagar una factura sanitaria de 1.800 millones por la pandemia
  1. España
  2. Cataluña
ESPERA APROBAR LOS PRESUPUESTOS PARA ABOnarla

Cataluña ha de pagar una factura sanitaria de 1.800 millones por la pandemia

La Generalitat tiene dificultades para disponer de los fondos, pero estos quedarán liberados una vez estén aprobados los Presupuestos autonómicos para 2020

Foto: Médicos aplauden durante el homenaje diario a los miembros del personal sanitario del Hospital Clínic de Barcelona. (EFE)
Médicos aplauden durante el homenaje diario a los miembros del personal sanitario del Hospital Clínic de Barcelona. (EFE)

La pandemia dejará una factura en Cataluña de 1.800 millones de euros. Es el gasto sanitario que ha traído la crisis, según las afirmaciones de la mismísima Meritxell Budó, portavoz del Govern y consejera de Presidencia. En estos momentos, vino a decir este lunes la consejera, la Generalitat tiene dificultades para disponer de los fondos, pero estos quedarán liberados una vez estén aprobados los Presupuestos autonómicos para 2020. Mientras la portavoz gubernamental vaticina una pronta aprobación de los Presupuestos para poder pagar, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Lorena Roldán, insiste en que esos números no son útiles.

El Gobierno autonómico catalán espera tener luz verde en los próximos días, después de que el Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) haya dictaminado que los Presupuestos llevados al Parlament son correctos. Ciudadanos había interpuesto un recurso el pasado mes de marzo, cuando los números estaban a punto de aprobarse, por lo que fue preciso paralizar la tramitación y esperar a ver qué decía el CGE. Este afirma en su informe, que tiene 72 páginas, que ni el artículo 2 del proyecto de Ley de Presupuestos, ni la tramitación del mismo ni una de las disposiciones adicionales recurridas violan artículos de la Constitución o el Estatuto de Autonomía.

Foto: Fotografía de archivo del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. (Reuters)

La consejera cree que con el dictamen del CGE, el Govern podrá maniobrar y cumplir sus expectativas. “Necesitamos aprobar los Presupuestos de 2020 para tener 3.000 millones más de gasto. Estos presupuestos son una herramienta de choque, porque solo en gasto sanitario por la pandemia tenemos una factura de 1.800 millones de euros, y si no aprobamos los Presupuestos no podremos hacer frente a los pagos”, afirmó este lunes Meritxell Budó. Los 3.000 millones a que se refiere son el gasto de más que tiene el Govern respecto de los Presupuestos del año pasado, que en realidad ya venían prorrogados de otro ejercicio.

La consejera de Presidencia lanzó duras críticas a Ciudadanos. “Los Presupuestos —subrayó— no se han podido aprobar porque Ciudadanos, anteponiendo la política a las necesidades del país, los llevó al Consejo de Garantías Estatutarias y los retrasó un mes. Si no hubiese sido así, ese Presupuesto ya estaría vigente y aprobado. Afortunadamente, el CGE acaba de dictaminar dándonos la razón y en los próximos días los aprobaremos en el Parlament”.

“La situación ha cambiado”

“Desde Ciudadanos, presentamos estos Presupuestos al CGE atendiendo a los intereses de todos los catalanes. En plena pandemia, las cuentas del Govern no son útiles para afrontar los desafíos sociales y económicos que tiene Cataluña a día de hoy, más los que se sumarán inevitablemente en los próximos meses. Las previsiones iniciales de estos Presupuestos no se cumplirán, ya que fueron elaborados y presentados en un contexto completamente alejado de la actual situación de emergencia sanitaria y económica”, explica a El Confidencial Lorena Roldán.

placeholder La portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán. (EFE)

El partido naranja temía no solo algún matiz inconstitucional (incumplir el artículo 135 de la Constitución, que establece la necesidad de alcanzar la estabilidad presupuestaria) sino que el estallido de la crisis sanitaria los convirtiese en papel mojado porque “el escenario económico y social ha cambiado por completo” y deberían “tener entre sus prioridades aumentar el material hospitalario, la puesta en marcha de un protocolo de actuación para las farmacias y medidas de apoyo para los pequeños comerciantes”. Apelaba, así, a unas palabras de Budó en el sentido de que si hubiese que replantear los Presupuestos por motivos de la crisis, se haría.

“La crisis del Covid-19 tendrá graves consecuencias económicas en la vida de los ciudadanos y el escenario ha cambiado de manera radical. Los actuales Presupuestos del Govern no son útiles para hacer frente a las nuevas y urgentes necesidades”, subraya Roldán. Además, asegura que “ante la gravedad de la situación, desde Ciudadanos le hemos tendido la mano al Govern y le hemos pedido que sea responsable y empiece a trabajar desde hoy mismo en unas cuentas nuevas de emergencia que tengan entre sus prioridades atender las urgencias de los servicios públicos sanitarios, de seguridad y de protección civil, y, al mismo tiempo, den respuesta a las familias más afectadas por la pandemia y salven los miles de puestos de trabajo que están en riesgo”.

Foto: Fotografía facilitada por la Generalitat de su presidente, Quim Torra, durante una reunión extraordinaria del Govern realizada por videoconferencia. (EFE)

El recurso de Ciudadanos descansaba sobre tres ejes: los Presupuestos no contemplaban el impacto de la crisis, vulneraban los derechos de participación política porque las principales decisiones económicas se tomarían dentro del Govern sin ser fiscalizadas por la oposición y una de sus disposiciones finales sobrepasaba las competencias de la Generalitat.

Presupuestos mejores que los prorrogados

El Consell, sin embargo, deja claro que el Consejo de Ministros ya previó en febrero los objetivos de déficit y luego dejó abierta la puerta para replantear dichos objetivos, “dada la magnitud de la crisis sanitaria colectiva y las medidas económicas y de gasto que se vayan adoptando con el fin de intentar paliar al máximo los efectos derivados de esta situación”. Ello supondría que la Generalitat podría, con unos Presupuestos activos, flexibilizar los gastos sin incurrir en inconstitucionalidad alguna.

Foto: Vista del exterior del Hospital de Igualada (EFE)

El órgano independiente señala, asimismo, que se podrán ir adoptando iniciativas “a medida que progresen los acontecimientos y el panorama evolucione, según el impacto económico y social de la crisis sanitaria, que todavía se encuentra en fase de desarrollo. Y tampoco resulta irracional partir de la base de que unas cuentas aprobadas para el año en curso, en las cuales, entre otras, se incrementa la capacidad de gasto no financiero, pueden ser bastante más aptas para el cumplimiento de las nuevas necesidades que no los actuales Presupuestos vigentes y prorrogados desde el año 2017”.

Desde Ciudadanos, Lorena Roldán especifica que “el dictamen hace mención expresa a la magnitud de la crisis sanitaria colectiva del Covid-19 y la propia Budó reconoció que esta situación lo cambia todo y que si hay que replantear los Presupuestos lo harán, dando así la razón a Ciudadanos, que venimos insistiendo en la necesidad de elaborar unos nuevos Presupuestos desde que dio comienzo la pandemia”.

Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda