La Generalitat pide retrasar el desconfinamiento hasta finales de abril
  1. España
  2. Cataluña
Se opone a volver al trabajo

La Generalitat pide retrasar el desconfinamiento hasta finales de abril

"Una apertura prematura del confinamiento puede provocar un repunte de casos", ha señalado en rueda de prensa la consellera de Salut, Alba Vergès

placeholder Foto: Foto de archivo. EFE / Rubén Moreno
Foto de archivo. EFE / Rubén Moreno

La Generalitat ha pedido hoy retrasar el inicio del desconfinamiento hasta finales del mes de abril y no iniciarlo esta semana con la vuelta a la actividad productiva que ha programado el Gobierno español para este lunes –el martes en Cataluña, al ser el día anterior festivo–. Así lo ha demandado hoy la consellera de Salut, Alba Vergès, en su rueda de prensa para explicar la situación del coronavirus en Cataluña.

La consellera de Presidència y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha ido más lejos y ha responsabilizado al Gobierno español de lo que pueda pasar si se retoma la actividad la semana que viene: "si hay un rebrote, los responsables serán los que no han hecho caso de los criterios científicos". Alba Vergès ha asegurado que los jefes de servicio de medicina intensiva y de neumología les piden que se retrase la vuelta a la actividad.

Vergès ha justificado la postura de la administración catalana, que presumiblemente será defendida por Quim Torra en la reunión de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez porque “una apertura prematura del confinamiento puede provocar un repunte de casos". Vergés ha añadido que desde la Generalitat “no queremos tomar riesgos” y que “la precipitación pone en peligro tanto el sistema de salud como la vida de las personas”.

"No pedimos que el retorno a los trabajos esenciales sea a finales de abril sino que necesitemos estos días para iniciar el desescalamiento", ha mantenido Vergès en línea de que la vuelta a la actividad económica se lleve a cabo muy lentamente.

Ayer murieron 100 personas por coronavirus en Cataluña, alcanzando los 3.331 fallecidos. Los contagiados se sitúan en 32.984

El secretario general de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix, ha avalado la postura de la Generalitat asegurando que “si la evolución sigue como hasta ahora, el desescalamiento podría empezar a finales de abril". Ayer murieron 100 personas por coronavirus en Cataluña, alcanzando los 3.331 fallecidos. Los contagiados se sitúan en 32.984. El aumento diario fue del 3,9%, una variación que Vergès ha calificado en la rueda de prensa de hoy de positiva porque “hemos logrado estabilizar la cifra de pacientes críticos, ya que tenemos más de 2.000 camas de críticos, la mayoría destinados al coronavirus. Hemos conseguido estabilizar la cifra de críticos en 1.600 personas”.

Guix también ha empezado a dibujar como debería ser el desconfinamiento que en su opinión debería tener cuatro fases. “En una primera fase del desconfinamiento hablaríamos del retorno de personas sanas a puestos de trabajo no esencial. Para este grupo recomendamos el uso de mascarillas quirúrgicas. Dan una buena protección para evitar la extensión de la infección. La segunda fase sería la salida a la calle de personas sanas, la tercera la apertura de bares y restaurantes y la cuarta la apertura de equipamientos culturales y escuelas”. Guix, así ha marcado perfil ante Oriol Mitjà, el nuevo asesor médico de Torra que el president ha incorporado precisamente para diseñar el retorno de los catalanes a una vida normal.

Más test

Pero para llevar a cabo este plan hacen falta más pruebas. La Generalitat lo fía todo a los PCR. Hoy desde la Generalitat han explicado que haya capacidad para aumentar hasta 1.800 o 2.000 los PCRs al día. Pero los PCR sólo sirven para saber quién no tiene la enfermedad en ese momento pero no detecta a los que no la tiene pero ya la han pasado y son inmunes. Eso lo hacen los test rápidos, que además luego se han de combinar con los PCR para descartar falsos negativos.

La Generalitat cuenta con poder hacer 170.000 PCR pero por ahora se desconoce con qué protocolos se llevarán a cabo. En todo caso 170.000 PCR parece una cifra del todo insuficiente para sacar de su casa a 7,5 millones de catalanes.

Coronavirus Trabajo Quim Torra Cataluña
El redactor recomienda