Cataluña da teletrabajo a todos sus funcionarios y les compra 8.000 portátiles
  1. España
  2. Cataluña
OPERACIÓN CON TELEFÓNICA, FUJITSU Y T-SYSTEMS

Cataluña da teletrabajo a todos sus funcionarios y les compra 8.000 portátiles

Jordi Puigneró pedía a cada consejería que elaborase un plan de contingencia para determinar el personal esencial para garantizar la prestación de los servicios públicos

placeholder Foto: Foto distribuida por el departamento de presidencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
Foto distribuida por el departamento de presidencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

El Gobierno catalán adquirió, por vía de urgencia, casi 8.000 ordenadores portátiles para habilitar el teletrabajo y garantizar servicios básicos y estratégicos, según ha podido conocer El Confidencial de fuentes de la Generalitat de Catalunya. Aunque una operación como esta hubiese pasado por un proceso de concurso público en circunstancias normales, la delicadeza del momento actual, con la crisis del coronavirus, ha propiciado que tuviese que soslayarse esa legalidad para proveer a los trabajadores públicos de herramientas con las que trabajar desde sus casas y no paralizar la Administración.

El 11 de marzo pasado, la consejería de Políticas Digitales dictó ya una instrucción de medidas preventivas y de organización, permitiendo que los funcionarios que lo deseasen pudiesen acogerse al teletrabajo voluntariamente. Acababa de entrar en fase de alerta el "plan Procicat para emergencias asociadas a enfermedades emergentes con potencial riesgo". Así, el consejero Jordi Puigneró pedía a cada consejería que elaborase un plan de contingencia para determinar el personal esencial para garantizar la prestación de los servicios públicos.

Este jueves, un acuerdo del Govern decretaba a "todo el personal funcionario e interino con funciones de administración y técnico, así como al personal laboral de categorías equivalentes (…) que tienen concedido un permiso por deberes inexcusables de carácter público (…) con motivo del coronavirus SARX-CoV-2". De ese acuerdo queda excluido "el personal adscrito al Departamento de Salud que desarrolla funciones sanitarias, de salud pública, de inspección o de evaluación". Los empleados, no obstante, pueden "solicitar la prestación de servicios voluntarios en la modalidad de teletrabajo, mediante atribución temporal de funciones, para atender a las acciones organizadas desde el Departamento de Salud o el Departamento de Interior, con motivo de la pandemia del coronavirus".

Foto: Hospital de Igualada (Barcelona). Foto: Efe

El acuerdo señalaba también que los empleados que trabajen "han de disponer de equipo informático, sistemas de comunicación y conectividad a Internet suficientes y seguros". Todo el material ha de ser proveído por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI). Ante ello, la pasada semana, la consejería de Políticas Digitales ya había llegado a un acuerdo con los operadores para, sin coste, ampliar los planes de datos con el fin de no dejar sin Internet a los abonados ante la demanda generada por el Covid.

Un acuerdo de urgencia

También han comenzado a recibirse los casi 8.000 ordenadores portátiles, facilitados, según ha podido conocer El Confidencial, por las compañías Futjitsu, Telefónica y T-Systems. "Lo que se hace es pagar un 'puesto de trabajo', que incluye el ordenador", explican fuentes internas del Govern. La particularidad es que esos ordenadores, al parecer, tendrán que ser devueltos después de la crisis. Lo que se desconoce es lo que ha costado esta operación, aunque se apunta que "el coste irá a cargo de la partida de fondo de maniobra".

El total de ordenadores adquiridos es de 7.961, según el estadillo al que ha tenido acceso El Confidencial. El pasado 24 de marzo ya habían sido entregados los primeros 1.759 y quedaban pendientes de llegar 6.202 terminales.

Del total, 6.304 están destinados al Instituto Catalán de la Salud (ICS). El martes ya se habían entregado 533, pero faltaban 5.771. "Son ordenadores que se necesitan en hospitales, ambulatorios o en otros lugares donde son imprescindibles para trabajar contra la pandemia", subrayan las fuentes. Del resto de ordenadores, 430 irán destinados al departamento de Trabajo, 223, a Vicepresidencia y 199 a Agricultura. Curiosamente, en Vicepresidencia se recibieron 211, por lo que solo quedaban pendientes de llegar 12 aparatos.

Los terminales adquiridos por este método se usarán solo como "escritorio remoto". Para ello, "se conectarán con el ordenador del despacho de cada uno. Es decir, desde casa, se conectará con el despacho y se abrirá una VPN (red privada virtual), por lo que es necesario que los ordenadores personales estén encendidos en las dependencias de la Generalitat".

Foto: Miembros de la UME vigilan en la Fira de Barcelona. (EFE)

Según explican desde algunos círculos de la propia Generalitat a este diario, "está bien que se dote al personal de Salud de portátiles, pero los otros 1.650 se los podrían haber ahorrado porque se podrían llevar los de sobremesa a casa y trabajar con ellos, puesto que ya tienen todo lo que necesitamos. Es una decisión urgente motivada por las circunstancias, pero muchos creemos que ha sido precipitada y, por tanto, criticable". En el tema técnico, apenas hay diferencia: "Los de sobremesa están igual de segurizados que los portátiles. También tienen VPN y los usuarios no pueden cargar nada". Hay, sin embargo, una pequeña diferencia: los portátiles tienen el disco encriptado. Esta circunstancia se debe a que como se suelen llevar encima, se les protege en el caso de que se olviden en algún lugar o sean robados.

En los discos de los ordenadores, en cambio, no hay nada ni se pueden hacer copias: toda la información necesaria para trabajar desde casa está en servidores centralizados a los que se accede desde un terminal, sea portátil o de sobremesa. De ahí que la decisión de dotar de portátiles a una parte de los miles de trabajadores que se acogen al teletrabajo en estos momentos sea criticada por lo que pueda suponer de gasto económico.

Generalitat de Cataluña Telecomunicaciones Catalán Concurso público Cataluña
El redactor recomienda