SEGÚN EL ÚLTIMO SONDEO OFICIAL DEL CEO

Los catalanes rechazan otra vez que Cataluña sea un Estado independiente

ERC ganaría las elecciones con un 22,1% de los votos (tenía el 24,3 según los cálculos anteriores), mientras que JxCat pasaría del 9,6 al 10,2%

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra,durante la reunión semanal del gobierno catalán del pasado día 10. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra,durante la reunión semanal del gobierno catalán del pasado día 10. (EFE)

Los catalanes siguen siendo refractarios a que Cataluña sea un Estado independiente. Así lo deja patente el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán), que este viernes hizo públicos los resultados de la primera oleada de 2020. La encuesta se realizó con 2.000 encuestas hechas entre el 10 de febrero y el 9 de marzo. En la misma, a la pregunta directa de si quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente, el 47,1% contestó que no, frente al 44,9% que contestó que sí. En la última encuesta, el 47,9% estaba en contra y el 43,7% estaba a favor.

En contraste, ahora, a la pregunta de qué habría de ser Cataluña, un 35,5 cree que debería ser un Estado independiente, un 26,8% se decanta por una comunidad autónoma y un 23,9% apuesta por un Estado dentro de una España federal. En 2019, los partidarios de un Estado independiente eran el 36,7%, mientras que los de una comunidad eran el 28% y los de un Estado federal un 21,7%.

En la misma línea, el último sondeo señala que el 39,1% de los ciudadanos se sienten “tan españoles como catalanes” (en el 2019, este porcentaje era del 37,5). Por el contrario, el 22,6% se siente más catalán que español (un 20,9% en el anterior sondeo) y el 22,3% se siente solo catalán (frente al 25,5% de 2019).

El 39,1% se sienten "tan españoles como catalanes". El 22,6%, más catalán que español y el 22,3% se siente solo catalán (25,5% en 2019)

En esta ocasión, los responsables del CEO volvieron a introducir otra pregunta directa, inquiriendo a los encuestados qué forma de gobierno prefieren: Monarquía o República. En este apartado, el 71,2% se decanta por la República y el 14,4%, por la Monarquía. En el anterior sondeo, el 75,9% prefería República y el 12,3%, Monarquía.

Gana ERC

Respecto a la intención de voto, se observa, frente a las encuestas que se han ido publicado las pasadas semanas, un retroceso de ERC y un avance significativo de Junts per Catalunya (JxCat). De hecho, ERC ganaría las elecciones con un 22,1% de los votos (tenía el 24,3), mientras que JxCat pasaría del 9,6 al 10,2%; el PSC se situaría en tercer lugar pasando del 12,5 al 13,4%; Ciudadanos ganaría un poco de fuelle tras el descalabro del anterior sondeo, pasando de, 3,1 al 3,4%; los comunes pasarían del 8,4 al 9,3%, la CUP también recuperaría algo pasando del 5,9 al 6% y el PP pasaría del 1,3 al 2,1%.

Traducido a escaños, ello representaría una victoria de Esquerra, que podría obtener hasta 35 diputados (las mejores encuestas le daban hasta 40), seguida de JxCat, que recuperaría con claridad la segunda posición y se situaría en el lindar de los 30 diputados. El PSC sería el más beneficiado, con una horquilla de 23 a 25 escaños (tiene 18 en la actualidad). Ciudadanos pasaría de ser la primera fuerza (ahora tiene 36 diputados) a cuarta, con la mitad de representantes. Los comunes también recuperarían fuelle y lograrían 13 o 14 diputados (ahora tienen 8). Por su parte, PP (que tiene 4) podría hasta doblar resultados, lo mismo que la CUP, que también tiene 4 en la actualidad. Ello dejaría la cámara catalana con una correlación de fuerzas muy similar a la que hay en estos momentos.

Llama la atención también la poca confianza que los políticos catalanes despiertan en el electorado. El 20,4% no les da ninguna confianza, mientras que el 17,9% les da un cinco. Si hablamos de los políticos españoles, la confianza nula sube hasta el 27,6% y el aprobado raspado solo llega al 17,2.

El Gobierno gana al Govern

En esta misma estela, el Govern de la Generalitat es valorado con un cero por el 23,9% de los encuestados y solo el 16,9% le da un aprobado raspado. Por el contrario, el Gobierno español saca mejor nota: e 19,1% le da un cero y el 17,7% le da el aprobado. En la media ponderada, el Gobierno de Quim Torra obtiene un 3,47 de nota media y el de Pedro Sánchez, un 3,52, una situación inédita en el panorama político catalán, donde suele ganar siempre el Gobierno autonómico. En el anterior barómetro, por ejemplo, el Govern arrasaba con una media del 3,43 frente al 2,21 del Gobierno español.

En cuanto a la valoración de los líderes políticos, solo el líder de ERC, Oriol Junqueras, obtiene un aprobado, con un 5,75 (en el anterior barómetro sacaba un 6,03). En este apartado, solo suben nota los políticos socialistas. A Junqueras le siguen en el ranking Marta Rovira, con un 4,77 (tenía un 4,98); Jaume Asens, con un 4,98 (en 2019 había sacado un 5,1); Carles Riera, de la CUP, con un 4,64 (tenía un 4,73); Meritxell Batet, con un 4,54 (tenía un 4,44, por lo que sube nota); Jèssica Albiach, con un 4,44 (tenía un 4,56); Carles Puigdemont, con un 4,05 (tenía un 4,26); Quim Torra, con un 3,85 (tenía un 3,95); Miquel Iceta, con un 3,79 (tenía un 3,77); Alejandro Fernández (PP), con un 1,94 (tenía un 2,19); Inés Arrimadas, con un 1,8 (tenía un 2,12); y Lorena Roldán, con un 1,76 (tenía un 2,01).

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios