ADUCE MOTIVOS "INELUDIBLES"

Jordi Cuixart, el único preso del 1-O que ha salido de la cárcel para trabajar este lunes

Cuixart trabaja por las mañanas en su empresa, Aranow. Según sus allegados, este lunes se desplazó con normalidad para realizar gestiones que solo él puede llevar a cabo

Foto: Cuixart, este lunes. (EFE)
Cuixart, este lunes. (EFE)

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, es el único de los presos condenados por el Supremo en el juicio del 1-O, que ha salido a trabajar este lunes, aunque todos ellos disfrutan de beneficios penitenciarios al aplicárseles el artículo 100.2, que les permite salir a trabajar durante cinco días a la semana, aunque algunos de ellos no hayan cumplido ni una cuarta parte de su sentencia.

Cuixart trabaja por las mañanas en su empresa, Aranow, en Sentmenat (Barcelona), y por las tardes ejerciendo labores de voluntariado social. Según sus allegados, este lunes se desplazó a su empresa con normalidad para realizar gestiones que solo él puede llevar a cabo. Se trató, pues, de atender a “obligaciones ineludibles” en el desempeño de sus tareas. En cambio, su compañero Jordi Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), permanece aislado en una celda desde el jueves a última hora de la tarde, cuando avisó que había estado trabajando junto a una persona que tiene el coronavirus. Con carácter preventivo, Sánchez fue aislado y puesto en cuarentena, aunque no tiene ningún síntoma.

Este fin de semana, otros dos presos del 1-O declararon también que habían estado en contacto con contagiados. Se trata de Jordi Turull y Josep Rull, que han sido también aislados. En un apunte de Twitter de este lunes, Rull señalaba que “por precaución y responsabilidad, comuniqué a la dirección de Lledoners que había estado en contacto con una persona que ha dado positivo por coronavirus y, por tanto, me encuentro en situación de aislamiento en la enfermería, pero no tengo síntomas y me encuentro bien”.

Por su parte, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, no pudo salir de la cárcel debido a que el centro donde realizan sus tareas laborales está cerrado por orden del Gobierno: se trata de la Universidad de Vic, que está afectada, como los demás centros de enseñanza, por el estado de alerta. El exconsejero de Exteriores, Raül Romeva, tomó la determinación de no salir de prisión y quedarse en confinamiento, tal y como recomiendas los expertos.

Fuentes de la Generalitat consultadas por El Confidencial subrayan que desde la Administración no se comentan las situaciones personales de los presos, pero señalan que “a todos los presos, tanto de tercer grado como a los que están acogidos al artículo 100.2, se les recomendó que no saliesen de prisión. Muchos decidieron quedarse en los centros y otros salieron”.

Una “decisión personal”

El hecho de que Cuixart fuese el único de los presos condenados por el Supremo que salió de la cárcel para ir al trabajo fue, pues, una “decisión personal”. Este domingo, el líder de Òmnium emitía un mensaje en el que dejaba claro su alineamiento con la postura dura del ‘president’ Quim Torra: “Su una pandemia ni distingue territorios, basta de proclamas a la ‘unidad’ y más medidas políticas valientes. Como en toda emergencia democrática, social o ambiental, más inteligencia colectiva: obediencia ciudadana al derecho a una vida digna. Cuidémonos mucho unos a otros”.

Ómnium, por su parte, hizo público un duro comunicado este domingo para apoyar a Torra y subrayaba que “el Gobierno español ha actuado con irresponsabilidad por haber priorizado sus intereses a la gestión de la crisis”. Afirmaba, asimismo, que “la unidad necesaria para combatir la pandemia no puede erigirse en nombre de un patriotismo desatado y una recentralización injustificada que supone un nuevo ataque a las instituciones propias del país”.

Ómnium: "La unidad (...) no puede erigirse en nombre de un patriotismo desatado y una recentralización injustificada"

Sin embargo, luego señalaba que “los ciudadanos tenemos el deber de hacer caso a los expertos. Es en momentos como el actual cuando hemos de aflorar al máximo la solidaridad y la cooperación”. Y, en contraste con el proceder de Cuixart, explicaba también que “el confinamiento de toda la población y país es una medida necesaria si queremos hacer frente a la emergencia actual, tal y como reclaman nuestras instituciones”. A su líder, en cambio, los planteamientos de la necesidad de confinamiento que preconiza su organización, no parecen afectarle.

La consejería de Justicia, sin embargo, sí anuló todos los permisos ordinarios desde el pasado viernes. Estos permisos son los que se otorgan a los reclusos desde dos hasta 7 días, casi siempre con permiso del juez de vigilancia penitenciario (el juez da permiso cuando el interno ha de estar más de 2 días de permiso).

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios