UNA SUPUESTA DONACIÓN DE 100M DE RIAD

Anticorrupción pide a Suiza datos de la investigación que afecta al rey Juan Carlos

La petición se enmarca dentro del intercambio de información con sus homólogos suizos. Anticorrupción mantiene abiertas diligencias por un posible delito de cohecho internacional

Foto: Juan Carlos I (i) junto con el rey saudí Salman Bin Abdelaziz (d) durante su encuentro en Riad. (EFE)
Juan Carlos I (i) junto con el rey saudí Salman Bin Abdelaziz (d) durante su encuentro en Riad. (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción ha remitido una comisión rogatoria a Suiza para tener conocimiento del contenido de la investigación que se sigue allí en torno a Juan Carlos I y poder incorporar los datos que procedan a las diligencias que conduce sobre la adjudicación del AVE Meca-Medina. La solicitud, que ha sido adelantada por 'eldiario.es' y confirman a El Confidencial fuentes fiscales, se centra en las pesquisas de la justicia helvética sobre la supuesta donación de 65 millones de euros que se hizo desde una fundación panameña vinculada al Rey emérito a una cuenta de su examante Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

La petición de la Fiscalía española se enmarca dentro del intercambio de información que se ha producido con sus homólogos suizos. La Audiencia Nacional archivó en septiembre de 2018 la pieza sobre las grabaciones en las que Corinna revelaba que el monarca habría estado cobrando durante años comisiones millonarias, caso que se cerró porque en la época en que supuestamente ocurrieron esos hechos, el Rey emérito era inviolable. Pese a ello, Anticorrupción mantiene abiertas unas diligencias por un posible delito de cohecho internacional en la construcción del AVE a La Meca, a lo que se suma la investigación de Suiza, donde no afecta esa condición de inviolable.

Fuentes próximas al caso apuntan a una posible relación entre esta supuesta donación a Corinna y los 100 millones de dólares que recibió Juan Carlos I del rey Abdulá de Arabia Saudí en agosto de 2008, siete días después de que el BOE publicara un acuerdo estratégico de colaboración con Riad y tres semanas después de que se celebrara en Madrid una conferencia de Diálogo Interreligioso que presentó el régimen saudí como un país abierto y tolerante. La transferencia y otras operaciones están siendo investigadas por Yves Bertossa, fiscal del cantón de Ginebra.

Con fama de independiente y comprometido con la lucha contra la corrupción, este fiscal lleva una macrocausa que inicialmente se centraba en el presunto blanqueo de capitales a través del sistema financiero helvético. Los principales implicados eran el gestor Arturo Fasana y el abogado Dante Canonica, ambos con despacho en la capital suiza, pero el rastro de estos operadores ha terminado destapando la existencia de una estructura 'offshore' que habría permitido ocultar durante años la identidad de Juan Carlos I y una fortuna sobre la que, por ahora, solo se pueden hacer estimaciones provisionales.

El fiscal suizo vincula los 100 millones con una supuesta comisión por el papel del Rey emérito en la adjudicación del AVE Meca-Medina

El fiscal suizo vincula el cobro de los 100 millones y el posterior traspaso de 65 millones a Corinna con una supuesta comisión por el papel del Rey emérito en la adjudicación del AVE Meca-Medina a un consorcio de empresas españolas. El comisario Villarejo grabó unos audios en los que la antigua pareja del monarca confesaba que este había reclamado un porcentaje por sus labores de intermediación ante el régimen saudí, pero fuentes próximas a las diligencias que mantiene abiertas la Fiscalía Anticorrupción española desvinculan los 100 millones de el pago de comisiones en el Ave Meca-Medina. Entre otros motivos, porque las fechas no encajan.

Pese a ello, Anticorrupción quiere tener acceso a los datos que Bertossa ha ido acumulando para poder incorporar aquellas que considere relevantes a sus diligencias, solicitud que llega después de que el procurador de Ginebra se desplazara a España antes del pasado verano. Bertossa visitó Madrid para tratar de conseguir los audios de Corinna y llegó a mantener un encuentro con el instructor de Tándem, el juez Manuel García-Castellón, en el que le trasladó que quería incorporar las grabaciones a su causa sobre el blanqueo en territorio suizo.

Después de aquella cita, Bertossa envió una comisión rogatoria para solicitar formalmente a García-Castellón la entrega de las grabaciones y cualquier otra documentación relacionada con la pieza de Tándem que pudiera ser útil para su procedimiento, tras lo que el juez le remitió a la Fiscalía Anticorrupción.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios