La alcaldesa de Girona prepara el salto

Puigdemont y la CUP maniobran para que Marta Madrenas presida la Generalitat

Fuentes parlamentarias apuntan que ERC aceptará esta nueva componenda, y para Waterloo tiene la ventaja de evitar las elecciones y poner en el Palau una persona de toda confianza

Foto: Marta Madrenas, en una foto de archivo. (EFE)
Marta Madrenas, en una foto de archivo. (EFE)
Adelantado en

Objetivo: evitar el adelanto electoral en Cataluña. Ese mismo adelanto que Quim Torra dejó entrever esta semana en una entrevista en Ràdio 4. Pero en Waterloo tienen otros planes, y no son perder el interruptor en el Palau, según explican fuentes del independentismo en Bélgica. Para ello, Carles Puigdemont ha recurrido a su aliada tradicional, la CUP, y a sus raíces, Girona, para buscar una salida que le permita saltarse el trámite de un avance de elecciones catalanas. La solución pasa por la 'operación Madrenas': nombrar a la actual alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, presidenta de la Generalitat si Torra acaba inhabilitado.

El lunes de la pasada semana, un grupo de políticos catalanes peregrinaba a Estrasburgo para ver cómo Puigdemont y Toni Comín ejercían por primera vez de eurodiputados. Los encabezaba Quim Torra, y acompañaban al 'president' la flor y nata del procesismo catalán. Entre otros, la 'consellera' de Presidència, Meritxell Budó; el 'conseller' de Interior, Miquel Buch; el de Exteriores, Alfred Bosch (ERC); el de Territori, Damià Calvet, y el de Políticas Digitales, Jordi Puigneró. Lo normal en la política catalana. Pero apareció alguien que en un principio no estaba previsto. Alguien que llamaba la atención en un acto así: Carles Riera, el líder de la CUP en el Parlament.

La CUP critica todo el tiempo a Torra en la Cámara, donde ejerce como oposición y le echa en cara, precisamente, su falta de resolución, su carácter procesista. Sin embargo, no es así en todos los lugares de Cataluña. El pasado 20 de diciembre, el Ayuntamiento de Girona aprobaba sus Presupuestos. Con el apoyo de Guayem Girona, la marca local de la CUP y el sello de calidad del voto de Lluc Salellas, hermano de Benet Salellas, el hombre de la CUP que dio el visto bueno a que Puigdemont fuese el sustituto de Artur Mas, para decir después que habían enviada a este “a la papelera de la historia”.

La beneficiada de la maniobra en Girona es la alcaldesa, Marta Madrenas, quien gobierna en minoría pero que ahora ya tiene cuentas para 2020. La conexión CUP ha sido clave para salvar el Gobierno municipal de Girona y ahora lo será para rescatar la agonizante XII Legislatura del Parlament y evitar que acabe precipitadamente por culpa de las torpezas de Torra.

Un estilo

Marta Madrenas es diputada del Parlament, además de alcaldesa. Y eso quiere decir que, al contrario que otros 'consellers' que ambicionan el cargo, ella sí puede ser investida presidenta. La norma establece que si Torra cesa en el cargo, el Parlament se tiene que reunir y cuenta con un plazo de dos meses para escoger un sustituto. Y la llave de una mayoría independentista en la Cámara catalana la tiene la CUP.

El pasado miércoles, Quim Torra regresa de Estrasburgo y es entonces cuando abre el melón de su posible salida. Justo después de que Riera y Puigdemont se viesen en el Parlamento Europeo. Ese mismo día, Budó, tras el Consell Executiu, reconoce por primera vez que Torra ya está amortizado: “Si se produce una sentencia y el Parlament acata su cumplimiento, empiezan a correr los plazos previstos para celebrar una nueva investidura o una convocatoria de elecciones. Pero estamos en el plazo de defensa legal del 'president”. Para Meritxell Budó, “será cuestión más de meses que de días”.

La combinación de conspiración y dedazo se ha convertido en un clásico del estilo político posconvergente, siempre con apoyo de la CUP

La 'operación Madrenas' forma parte de un estilo de hacer política. Un 'modus operandi' que se basa en pastelear entre bambalinas nombramientos a dedo entre el espacio posconvergente y la CUP. La ventaja: uno se salta primarias, elecciones y todas esas cosas tan molestas de la democracia. Así se hizo con Puigdemont, en 2016. Lo mismo pasó con Quim Torra en 2018 y se pretende lleva a cabo con idéntico método en 2020, esta vez a cuenta de la actual alcaldesa de Girona. Madrenas, por cierto, la primera vez que llegó a la alcaldía también fue escogida a dedo por Puigdemont, tras diversas intrigas en el seno del PDeCAT, en marzo de 2016.

ERC tragará

Diversas fuentes parlamentarias apuntan que ERC aceptará esta nueva componenda si la 'operación Madrenas' sale adelante. Madrenas cumple la esencia de las condiciones del pacto firmado entre JxCAT y ERC: la presidencia de la Generalitat se reserva para JxCAT y la vicepresidencia para ERC, partido que también coparía la presidencia del Parlament.

Para un Puigdemont enfrascado ahora en sus tareas de europarlamentario, todo son ventajas. Se mantiene el vínculo entre Waterloo y la Generalitat, se evita ir a elecciones y se sustituye al fiel Torra por otra persona igual de alineada con su proyecto político. En una entrevista a 'ElNacional.cat' tras el dedazo de Puigdemont que la nombró alcaldesa, Marta Madrenas afirmó: “Yo siempre había dicho: cuando acabe Carles, yo acabo con él. Yo soy un proyecto de él y voy con él. Como un 'pack”. Pues eso, se activa el 'pack de Girona', pero en versión parlamentaria y con conexión telemática con Bélgica.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios