Puigdemont y Torra puentean a la ANC que queda marginada por Tsunami Democràtic
  1. España
  2. Cataluña
Distanciamiento de Paluzie

Puigdemont y Torra puentean a la ANC que queda marginada por Tsunami Democràtic

Al poner todo el énfasis en una app, Tsunami Democràtic conecta de forma directa con la gente. De repente, la ANC se ha vuelto prescindible para las intenciones de la Generalitat

placeholder Foto: Torra y Puigdemont, juntos en un acto en septiembre. (Reuters)
Torra y Puigdemont, juntos en un acto en septiembre. (Reuters)

Tras siete años de “procés” la presencia de Tsunami Democràtic ha cambiado uno de los factores característicos del movimiento soberanista: el protagonismo de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Desde 2012, la fuerza de movilización de la ANC en la calle había resultado clave. Un presidente de la ANC, Jordi Sànchez, se encuentra en la cárcel condenado a nueve años de prisión. Pero desde la sentencia, el papel de la Asamblea ha pasado a ser marginal. Antes, si la Generalitat necesitaba movilizar a la gente, tenía que pasar por el aro de la ANC. Ahora, tras la puesta en marcha de Tsunami con motivo de las protestas contra la sentencia, esto ya no es así. Al poner todo el énfasis en una App, Tsunami Democràtic conecta de forma directa con la gente. De repente, la ANC se ha vuelto prescindible.

Uno de los conceptos claves de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el “procés” es el de “concertación“: “En el juicio histórico hemos reflejado su condición de líderes sociales de vanguardia que, concertados en los fines sediciosos con los demás acusados, se mostraron como verdaderos conductores de los episodios acaecidos los días 20 de septiembre y 1 de octubre”, señala el auto (pag. 481) de la sala que presidió Manuel Marchena. Lo que han hecho, Carles Puigdemont, Quim Torra y el resto de los impulsores de Tsunami Democràtic, una responsabilidad que ellos niegan, es prescindir de dicha concertación. Ahora para movilizar a la calle la Generalitat ya no precisa concertarse con nadie. Puede hacerlo de forma directa. Sin intermediarios.

Las movilizaciones de Tsunami Democràtic han sido espectaculares , pero salvo en el caso de El Prat han movilizado a menos gente que la ANC

Las movilizaciones de Tsunami Democràtic han sido espectaculares –asalto del aeropuerto, bloqueo de la frontera en la Jonquera, cortes de la AP7 en Salt, otros cortes de vías menores–, pero salvo en el caso de El Prat han atraído a mucha menos gente de lo que acostumbraba a hacer la ANC. Tsunami Democràtic ahora está amenazando con alterar el clásico FC Barcelona-Real Madrid que tendrá lugar el próximo 18 de diciembre. Y no hay que pactar nada con la ANC. La gente acude cuando la Generalitat lo necesita y se retira cuando a ella le conviene, como pasó en la Jonquera o en El Prat.

La ANC con su nueva presidenta al frente, la economista Elisenda Paluzie se había vuelto crítica con las actuaciones de la Generalitat y con buena parte de los discursos que emanan de JxCAT y de ERC. Y no es casualidad que la idea de una movilización anónima naciese del entorno de la CUP, los más perjudicado por la iniciativa de Primaries, que lanzó Paluzie y que dejó fuera del Ayuntamiento de Barcelona a la CUP. Tú me dejas fueras de la capital de Cataluña, yo te dejo fuera del “procés” entero. Supera eso, Paluzie.

Primàries vuelve

Como adelantó El Confidencial, la respuesta ha sido que Primàries vuelve. Lo hará cuando se anticipen las elecciones en Cataluña. Y se presentarán a la Generalitat aprovechando la más que probable inhabilitación de Torra. Primàries tiene pocas posibilidades de salir pero poder mermar, y mucho, las posibilidades de la CUP de tener representación parlamentaria. Los cupaires y Primàries apelan a los mismos votantes. Paluzie es consciente de que la pueden estar expulsando de la calle y que por lo tanto el nuevo camino de la ANC pasa por asaltar las instituciones.

Primàries fracasó en las últimas municipales pero ahora volverá a presentarse a la Generalitat si al final Torra se ve obligado a adelantar elecciones


La ANC está perdiendo pie. La apuesta estratégica de ERC siempre ha sido Òmnium. La ANC dependía de unos lazos especiales con JxCAT y ahora esos vínculos están saltando por los aires. Siempre se ha hablado mucho de las desconfianzas entre los republicanos y el entorno de Puigdemont. Pero los recelos entre la ANC y la Generalitat son tabú, aunque resultan igual de relevantes.

Fin de un ciclo

Ahora Tsunami espera al partido de fútbol Barça-Madrid. En octubre y noviembre la movilización permanente ha sido un éxito y ha contado con numerosas connivencias entre la plataforma anónima, la Generalitat y Waterloo. Pero movilización permanente también tiene sus limitaciones. Y cada vez acudía menos gente a los actos convocados. Así que en medios soberanistas se da por acabado este ciclo de protestas.

En el momento actual se trata de esperar qué pase otro evento que permita volver a agitar la indignación popular. Podría ser dentro de unos nueve meses, con la inhabilitación de Torra. En todo caso, la ANC ya solo será necesaria para las grandes performance de cada 11 de septiembre.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CUP App Generalitat de Cataluña Independencia de Cataluña Cataluña Asamblea Nacional Catalana (ANC) Junts per Catalunya Carles Puigdemont Quim Torra
El redactor recomienda