El 'expresident' quiere más visibilidad

Torra viaja a Waterloo para coordinar con Puigdemont el escenario de avance electoral

Si el Tribunal de Justicia Europeo hace suyas las tesis del abogado general de la UE, Puigdemont podría volver a Cataluña usando la inmunidad que le daría ser eurodiputado

Foto: Fotografía de archivo de Quim Torra y Carles Puigdemont, en un encuentro en Bruselas. (Reuters)
Fotografía de archivo de Quim Torra y Carles Puigdemont, en un encuentro en Bruselas. (Reuters)

Quim Torra viajó ayer en secreto a Waterloo. Cuando lo desveló el diario 'Ara', la Generalitat se vio obligada a reconocer que era “una viaje privado”, algo inusual y que no ha sido suficientemente explicado desde el Palau. Fuentes del entorno de Carles Puigdemont en Bélgica han explicado que el encuentro con Torra ha sido para preparar el nuevo escenario de avance electoral que se dibuja en Cataluña con la más que probable inhabilitación de Torra, si bien la misma se pretende retrasar lo más posible.

Puigdemont quiere dos cosas: que no haya elecciones anticipadas en Cataluña hasta que el tribunal de Luxemburgo se pronuncie sobre su condición de eurodiputado y también que JxCAT y él mismo tengan más protagonismo en la negociación de la investidura de Pedro Sánchez, en la que su formación está siendo eclipsada por el importante peso asumido por ERC.

Si el Tribunal de Justicia Europeo hace suyas las tesis del abogado general de la UE, Puigdemont podría volver a Cataluña aprovechando la inmunidad que le daría su condición de eurodiputado. Aprovechando dicha inmunidad, podría volver a presentarse a candidato a la presidencia de la Generalitat, y así derrotar a ERC en las nuevas autonómicas que, previsiblemente, ha forzado Torra al arriesgarse a la inhabilitación. En un duelo de Puigdemont contra Pere Aragonès, todo el mundo da por ganador al residente en Waterloo.

La coordinación entre las estrategias de Puigdemont y de Torra también está asegurada por la presencia de Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont y que también asumió la defensa de Quim Torra ante el TSJC. Por eso, la clave es que Torra no convoque elecciones hasta que su predecesor obtenga la inmunidad como europarlamentario. Y por eso, también Torra se ha atrincherado en Palau dispuesto a alargar su mandato el máximo posible.

La ironía es que Puigdemont podría presentarse a las elecciones pero no asumir el cargo. Ser eurodiputado es incompatible con ocupar un escaño en el Parlament. Si Puigdemont saliese elegido, debería escoger: o tomar el acta de parlamentario catalán o seguir ejerciendo como europarlamentario. Y el Estatut marca que para ser escogido 'president' de la Generalitat, hay que ser diputado. Así que, de forma paradójica, Puigdemont podría concurrir a las elecciones catalanas pero no podría tomar posesión de la presidencia de la Generalitat sin volver a perder su inmunidad.

Reconstruir el espacio

Puigdemont está muy preocupado por la reconstrucción del espacio posconvergente y así lo ha expresado a su entorno esta misma semana, según explican fuentes de su entorno en Bélgica. En opinión del 'expresident', los resultados obtenidos por Laura Borràs en las generales han sido buenos. Pero, bajo su criterio, se hubiera podido derrotar a ERC en caso de que ese espacio estuviese reorganizado. Si Torra retrasa la convocatoria de estos comicios, Puigdemont tendrá más tiempo para esta reconstrucción.

Si Torra retrasa la convocatoria electoral, dará tiempo a que a Puigdemont le otorguen la inmunidad y también a la reconstrucción de JxCAT


Desde Waterloo, se vuelven a poner sobre la mesa proyectos amortizados, como es el caso de la Crida, pero esa es una de las especialidades de Puigdemont: crea cosas y luego las abandona, todo de una manera caótica. JxCAT ni siquiera es un espacio propio sino la solución menos mala ante la imposibilidad de integrar el PDeCAT con los colectivos que apoyan al 'expresident'.

Inminencia electoral

Esta prisa tras haber perdido meses en la cuestión de la redefinición de la derecha independentista muestra la inminencia de un nuevo ciclo electoral en Cataluña. Con todos los partidos soberanistas disputándose un espacio que no crece por la política de bloques que ha definido el propio 'procés', todo apunta a meses de precampaña, meses que a muchos se les van a hacer muy largos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios