3 días de movilizaciones

La AP-7 reabre y recupera la normalidad, 32 horas después de la protesta de Tsunami

Este martes, ha amanecido en la frontera entre Francia y España de la misma manera que anocheció este lunes. Cortado por centenares de militantes independentistas que han pasado la noche al raso

Foto: Policía francesa retirando a un manifestante independentista en La Jonquera (Reuters)
Policía francesa retirando a un manifestante independentista en La Jonquera (Reuters)

Ha amanecido en la frontera entre Francia y España de la misma manera que anocheció ayer. Cortado por centenares de militantes independentistas que han pasado la noche al raso en el kilómetro cero de la autopista AP-7 que conecta ambos países para seguir protestando por la sentencia del 'procés'. Finalmente, tras el desalojo de los manifestantes, se ha reestablecido la normalidad en la vía.

Un comunicado de la Prefectura de los Pirineos Orientales confirmaba inicialmente que la vía, AP-7 en España y A-9 en Francia, recuperaba la normalidad a las 14:30 horas, pero lo ha hecho finalmente a las 15:40 tras una verificación de seguridad. Inicialmente, el tráfico se ha abierto en dirección de Francia a España y pasadas las 16.40 horas se ha normalizado el tráfico en el sentido contrario.

La AP-7 reabre y recupera la normalidad, 32 horas después de la protesta de Tsunami

A medida que amanecía, la policía francesa ha ido acordonando la zona por el tramo norte y sobre las 8 horas ha iniciado el desalojo de las personas que han pasado allí la noche, levantádolos del suelo y empujándolos hacia la zona sur, donde se encontraba el escenario y la frontera con España y los Mossos aguardaban para disolver el bloqueo del tramo de la carretera cortado.

Pasadas las 10 de la mañana, la Police Nationale, Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil han coincidido cara a cara a escasos metros de distancia en la frontera española con Francia vía La Jonquera (Girona). Sobre las 12:30, ya se estaba restableciendo el tráfico en uno de los carriles.

La AP-7 reabre y recupera la normalidad, 32 horas después de la protesta de Tsunami

Durante la actuación, la policía gala ha lanzado gas lacrimógeno a los manifestantes, algunos de los cuales se han marchado corriendo de la zona por su efecto. Otros se han agarrado entre ellos para evitar que les retirasen de la vía y, a medida que se han ido quedando aprisionados entre el cordón policial español y el francés, han huído campo a través y han sido dispersados por agentes de la Guardia Civil.

A las 13 horas, los CDR han convocado una protesta frente al Consulado francés en Barcelona por la actuación de los antidisturbios de la policía gala en el desalojo de la AP-7, que se ha saldado con un total de 19 detenidos, una persona por los Mossos y 18 por la Gendarmería francesa, según confirman ambas fuerzas.

En el Consulado se han concentrado unas 150 personas, que han cortado la Ronda Universitat, a la altura de Rambla Cataluña. A las puertas del edificio dos furgones de los Mossos d'Esquadra y una decena de agentes en la acera custodian la entrada.

Han coreado consignas como 'Ni España ni Francia, Países Catalanes', 'Sí, sí, sí, el tsunami ya está aquí' y 'Las calles serán siempre nuestras', y una treintena de jóvenes de la acampada de plaza Universidad se ha sumado.

El detenido por los Mossos, cuya identidad no se ha desvelado por el momento, está acusado de un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Los detenidos por la Gendarmería son 18 españoles que han sido remitidos al Tribunal de Gran Instancia de Perpiñán, donde el Fiscal deberá decidir si imputarlos por obstaculizar la libre circulación o si los pone en libertad.

Efectivos policiales de ambos países han intentado bloquear los accesos a la vía para que la gente no se pudiera seguir sumando a la concentración de la plataforma, que no ha tenido tanto éxito como en anteriores ocasiones en número de participantes pero sí está estudiada para causar el mayor efecto posible.

Tsunami pidió al principio que todo el mundo fuera a reforzar el corte porque preveía que el desalojo "durase varias horas", pero sobre las 10 ha llamado a ocupar la confluencia de la AP-7 con la nacional N-II, un acceso que hasta ahora sí ha estado abierto, a pesar de las retenciones de camiones de mercancías. Esa zona sí se encuentra en España y supone bloquear completamente el punto de acceso entre ambos países en La Jonquera.

Casi 27 horas después de que cortaran la AP-7, los militantes independentistas han conseguido cortar también el tramo de la N-II a su paso por La Jonquera. En la carretera nacional se encuentran un centenar de manifestantes y, en un ambiente de tensión entre la Guardia Civil y Mossos y los militantes independentistas, Tsunami ha dado indicaciones de reunirse en el pabellón deportivo del pueblo a las 13h. Sobre esta hora, el corte en la N-II afecta a un tramo de 15 kilómetros entre Llers y La Jonquera, según ha indicado Transit.

N-II. (Tsunami)
N-II. (Tsunami)

Mientras, los grupos de Anonymus comparten nuevas formas de "barricadas" de los manifestantes de Hong Kong: pegar al asfalto ladrillos con pegamento. Por la mañana también han dado indicaciones y consejos sobre cómo protegerse de los gases lacrimógenos como los que han utilizado los antidisturbios.

Durante el desalojo, los concentrados han gritado "som gent de pau ("somos gentes de paz)" mientras retrocedían hacia la frontera con España. Los Mossos d'Esquadra, por su parte, han mediado con los concentrados y han pedido por megafonía que retirasen sus vehículos estacionados en la vía para que se pueda reestablecer el tránsito en la zona.

Entre los asistentes al bloqueo se encontraba a primera hora de la mañana también Marta Rosique, diputada de ERC (la más joven del Congreso), que ha tratado de negociar con los agentes.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha avalado la protesta y ha dicho que respeta el corte porque "este país defiende el derecho a la protesta". A su vez, ha replicado a Foment del Treball que "a quien le tiene que pedir" que termine el conflicto catalán es "al presidente del Gobierno", Pedro Sánchez.

Sobre las 12 horas del mediodía, Tsunami prevé abrir una web para recoger donativos "para la caja de la resistencia contra la represión", con el objetivo de "continuar haciendo más grande el Tsunami" hasta que España ofrezca diálogo.

Bloquear la frontera por País Vasco

Tsunami quiere cortar ahora la autopista en el País Vasco. La plataforma independentista catalana recibió este lunes el apoyo de varios colectivos independentistas vascos que se ofrecieron a ayudar a sus colegas del este de la Península a cortar la frontera con Francia en el Pirineo occidental. Tsunami Democràtic, la plataforma que organiza las protestas en Cataluña considera que esta comunidad “y Euskal Herria viven un conflicto político no resuelto con el estado español”.

Por tanto, señala la plataforma que “es el momento de ofrecer una solución democrática a Cataluña y Euskal Herria, es el momento en que el Estado haga suya la idea de ‘Spain, sit and talk’. El problema no es Cataluña ni Euskal Herria: el problema es un Estado español incapaz de ofrecer una solución democrática al conflicto que él mismo ha creado. Esta solución política y democrática para por respetar el derecho de autodeterminación de los pueblos y aceptar el referéndum como proceso de normalidad democrática.”

La fantasmagórica plataforma catalana señala que “cuando lo spueblos trabajamos juntos por nuestros derechos, somos más fuertes (…) Estos últimos meses hemos aprendido que cuando un pueblo sale a la calle, como una oleada, es capaz de desbordar incluso al estado más represor de la Europa Occidental”.

Así pues, han convocado a los activistas vascos a las 6 de la tarde para que vayan con sus coches a concentrarse después del peaje de la A-8 en Oiartzun. De ahí hasta el peaje de Hendaya, realizarán una marcha lenta a 60 kilómetros por hora en los dos carriles. “Durante el recorrido, llevaremos las luces de emergencia encendidas”, avisa Tsunami.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha pedido que quienes respondan al llamamiento de Tsumani Democràtic a bloquear la frontera en la localidad guipuzcoana de Irun, que respeten "la libertad de tránsito y la libertad económica", aunque en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha dejado claro su "más absoluto respeto a la libertad de expresión, de manifestación y de concentración". "Vamos a ver cómo se manifiesta, no sé este llamamiento en qué se va a traducir. Vamos a ver en qué se traduce, en qué términos, qué condiciones, si hay solicitudes administrativas o no y si van a ser concentraciones autorizadas o no", ha concluido.

Noche en la AP-7

En el tramo de autopista entre La Jonquera (Girona) y la localidad francesa de Le Perthus, los manifestantes han encendido durante las horas nocturnas algunas hogueras y han pasado la noche en tiendas de campaña, coches, autocaravanas o incluso a la interperie.

"Buenos días desde el corte de Pertús, ya hemos pasado una noche juntos. Comencemos la jornada con las primeras personas que lleguen y todavía tiene que llegar más", difundía esta mañana a primera hora la plataforma.

Cuando aún no había amanecido, Anonymus advertía que se estaban acercando a la zona del corte varios vehículos de los Mossos d'Esquadra y una veintena de todoterrenos de la Guardia Civil. Por la zona norte, también se acercaban antidisturbios franceses formando un cordón policial frente a los cuales los militantes han cantado y han coreado cánticos.

Foto: Tsunami
Foto: Tsunami

Los antidisturbios de la Gendarmerie estaban desplegados en el extremo norte de la protesta en la A-9 francesa, que es la continuación de la carretera AP-7 que une Francia con España.

Al mismo tiempo, las críticas de los transportistas, que se ven obligados a coger el desvío de la N-II o se han quedado bloqueados, siguen en aumento ante la pasividad de las autoridades, que hoy por la mañana no habían conseguido solucionar la situación y despejar el paso.

Foto: Anonymus
Foto: Anonymus

Los independentistas pretenden mantener el corte hasta el miércoles, aunque falta por ver cuál será la decisión de la policía francesa, ya que este martes se reanuda la actividad comercial y de transporte en el país vecino (el lunes fue festivo).

La asociación de empresas del sector del gran consumo AECOC ha expresado "indignación, preocupación y malestar" por la protesta y ha lamentado el impacto que tendrá sobre la actividad de los transportistas, ya que este punto fronterizo tiene un tráfico diario de más de 10.000 camiones.

Desayuno en La Jonquera. (Telegram de Tsunami)
Desayuno en La Jonquera. (Telegram de Tsunami)

Las pequeñas y medianas compañías de transporte, agrupadas en Fenadismer, han calculado que la protesta afecta a 20.000 vehículos pesados, mientras que Foment del Treball ha emplazado al Govern a restablecer la normalidad en esta vía de conexión entre Francia y España.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
62 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios