CIENTOS DE CONDUCTORES PARALIZADOS

“Cada minuto que pasa perdemos dinero”: los camioneros se desesperan en La Jonquera

Llevan más de 24 horas sin poder avanzar, han dormido en sus vehículos y no reciben ninguna información. Ante la dejadez de la administración, amenazan con ir a Europa

Foto: Manifestantes cortan la autopista AP-7 en el punto fronterizo de La Jonquera. (EFE)
Manifestantes cortan la autopista AP-7 en el punto fronterizo de La Jonquera. (EFE)

Luis lleva desde el mediodía de ayer, más de 24 horas, paralizado a unos kilómetros de la frontera de La Jonquera. Su cargamento de lechugas, entre otras verduras, debería haber llegado a Suiza esta misma mañana. Ahora mismo, no sabe qué pasará ni con él ni con la comida. “Llevo aquí todo el día, toda la noche”, explica a El Confidencial mientras hace una pausa para comer. “Estoy desinformado, aquí nadie nos dice nada. Desesperado es la palabra, por no decir algo más fuerte. Me entero de lo que pasa por los medios, porque aquí nadie nos dice nada. O por Facebook”.

A sus 54 años, el murciano es uno de los cientos de camioneros retenidos por el corte del punto fronterizo de La Jonquera en la AP-7 provenientes de toda la geografía española, pero también portuguesa o africana. “Se está perdiendo dinero cada rato, no solo nosotros, sino también porque los almacenes piden camiones y no pueden salir”, prosigue. “Por ahora esperaremos. La esperanza es lo último que se pierde, pero el daño ya está hecho”.

“Hay muchísima gente en la misma situación que yo, miles, que hemos tenido que dormir en el camión”, explica por vía telefónica, con más resignación que enfado. La temperatura máxima del día, 14 grados al sol. ¿Se ha enterado de la posibilidad de que se realicen otros cortes en Irún, una de las vías alternativas de salida? “Pues sí, algo hemos visto en Facebook”, responde. “También que han desbloqueado la parte francesa, pero no sé por qué no desbloquean esta”. Tampoco descarta la posibilidad de que se taponen otras salidas, como la N-II o Irún.

Le resulta difícil valorar exactamente el dinero que puede estar perdiendo, aunque es consciente de que no recuperará todo. No solo él, sino también todos los compañeros con los que lleva casi un día conviviendo. La CETM (Confederación Española de Transporte de Mercancías) calcula que pueden perder más de 700 euros por camión y día, y que unos 20.000 no pueden cruzar o no han podido salir. Según Fenadismer (Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España), el coste asciende hasta cinco millones de euros por el número de camiones que no están saliendo, pero a un nivel más general, afecta a distribuidores, productores, exportadores y mercadería que se mueve a lo largo de la frontera española y francesa por lo que se hace difícil dar una cifra aproximada.

La gran queja por parte de la patronal del transporte es la inacción por parte de las administraciones. “La situación es de desesperación absoluta, porque llevamos 30 horas bloqueados en la AP-7 sin poder circular, y desde las 11:30 también en la N-2 en ambos sentidos”, lamenta Dulsé Díaz, secretario general de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM). “Pero sobre todo, alucinados, porque no entendemos que se haya permitido esta situación después de que hubiésemos avisado a las administraciones públicas que se iba a producir”.

Centenares de personas participan en el corte de la autopista que enlaza España y Francia en el paso de Le Perthus. (EFE)
Centenares de personas participan en el corte de la autopista que enlaza España y Francia en el paso de Le Perthus. (EFE)

Uno de los lamentos más habituales entre los conductores es no solo haber quedado paralizados, sino que los manifestantes de los CDR están mejor preparados para enfrentarse a un bloque prolongado. “Han llegado hasta la Jonquera con baños portátiles, con tiendas de campaña, hasta han montado un escenario”, prosigue Díaz. “Los conductores se sienten secuestrados, porque no pueden trabajar y están incurriendo en pérdidas muy importantes”.

Además de otras consecuencias personales, claro. “Hay gente alejada de sus familias, obligada a estar ahí sin acceso a baños, a poder ducharse, a comer, mientras estos están de fiesta”, añade. “Como un empresario pequeño enlace varios días sin facturar a lo mejor tiene que echar el cierre”. Una visión desesperada en la que coincide con Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer: “La situación es conocida, pero no por eso deja de ser sorprendente. La administración que tiene competencia en la vía, la Generalitat, no ha tomado ninguna medida, y el gobierno en funciones, tampoco”.

No solo lo pagan los camioneros que están aquí, sino también el que esté en Algeciras y no sabe si va a poder cruzar o no

Los conductores observan con terror el medio plazo, pues es posible que las manifestaciones se alarguen hasta final de semana, más allá de los tres días planeados en principio. “Si pueden quedarse toda la semana, se quedarán mientras no haya una acción eficaz por parte del responsable de la seguridad de las carreteras”, asegura Díaz. Villaescusa recuerda que la mayoría de transportistas son autónomos o pequeñas y medianas empresas que pagan a un alto precio la situación: “No solo lo pagan los que están aquí, sino también el camionero que esté de Algeciras y no sabe si va a poder cruzar o no”.

Si España no reacciona, a Europa

El plan de actuación es elevar la mirada por encima del Estado español hacia las autoridades europeas. La CETM ya ha pedido amparo a la Comisión Europea. “Al ver que no teníamos ninguna respuesta del presidente, la Generalitat o el Ministro de Fomento, escribimos al presidente Juncker explicando las circunstancias porque consideramos que se está violando uno de los principios fundamentales europeos”, explica su secretario general.

Se trata del principio de libre circulación de personas por la zona Schengen, que en opinión de la patronal, ha sido abolido de facto por las acciones de los CDR y Tsunami Democrático. En la misma línea se manifiesta Villaescusa: “La Unión Europea tiene que salvaguardar este derecho, y más en una vía como esta, que une Europa, no solo España y Francia, sino que también afecta al tráfico con Portugal y los países africanos, que también lo están pagando”, añade.

A este lado de la frontera, se espera una resolución rápida, y también, más información para que las redes sociales no se conviertan en el principal medio de información. “Estaremos pendientes porque necesitamos una garantía para no tener que sufrir la incertidumbre de pensar que cinco coches van a poder parar la vía”, explica Villaescusa, que no niega el derecho a manifestación, pero que considera que eso no puede impedir a un sector desarrollar su labor. “Si eso no se limpia, seguiremos denunciando esta situación. Porque si lo tienen tan sencillo, pueden cortar hasta la Puerta del Sol”.

Mientras tanto, Luis seguirá esperando ante cualquier acontecimiento inminente, porque las lechugas no esperan. ¿Qué ocurre si el tiempo pasa, siguen sin moverse y los productos comienzan a perderse? ¿Se volverán a casa? “Pues no sabría decirle”, responde con resignación el murciano. “Esperaremos que a lo largo de la tarde… pero no sé, no sé”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios