TRAS EL TSUNAMI, EL 'HURACÀ ECONÒMIC'

El independentismo no afloja y prepara más tensión en las calles de Cataluña

El independentismo no afloja. El test de este sábado servirá para corregir errores a partir del lunes, cuando se prevén tres jornadas intensas de movilizaciones

Foto: Protesta independentista en Barcelona. (EFE)
Protesta independentista en Barcelona. (EFE)

"¡Preparaos para la autodefensa! ¡Preparaos para conquistar la libertad!". El llamamiento, realizado a través de las redes sociales, no es inocente. Está exclamado en un contexto difícil y delicado: para este sábado, hay previstos multitud de actos de protesta de los independentistas catalanes en más de 300 ayuntamientos, organizados por la plataforma Tsunami Democràtic, la misma que organizó el asalto al aeropuerto de Barcelona tras la sentencia del Supremo. El independentismo quiere movilizar ahora a cientos de miles de personas para visualizar que controla las calles. Este sábado, demostrará que desobedece a la Junta Electoral Central. Y los tres primeros días de la semana que viene serán de órdago permanente.

Porque el independentismo no afloja. El test de este sábado servirá para corregir errores a partir del lunes, cuando se prevén tres jornadas intensas de movilizaciones "sea cual sea el resultado de las elecciones". Para esos días, se tienen previstas ocupaciones de espacios y concentraciones. "Preparémonos para un 11-S de tres días", dice Tsunami en un comunicado de este mismo viernes en referencia a las grandes movilizaciones de la Diada de Cataluña.

Tsunami ya ha advertido a sus activistas que lo ideal sería que pidiesen fiesta una jornada entre el 11 y el 13 de noviembre para estar a disposición de lo que le manden. También pide "estar dispuesto a desplazarte por el territorio y, si puedes, a pasar la noche fuera; prepara ropa de abrigo, baterías extra para el móvil, víveres, saco de dormir y tienda de campaña y una actitud tenazmente 'noviolenta'". El PP presentó un recurso ante las cuatro juntas electorales provinciales de Cataluña contra estas concentraciones porque entienden que quieren "influir en el sentido del voto de los ciudadanos" y no corresponden a ninguna "jornada política, cultural y festiva". Asimismo, reclama medidas "ante la eventual ocupación durante las jornadas de reflexión y votación de los centros destinados a ser colegios electorales".

Ante todo ello, habrá tensión permanente en Cataluña porque si el soberanismo afloja la presión, se volverá a la normalidad y eso no le interesa. Por ello, se han repartido instrucciones precisas para los próximos días. "De cara a las próximas manifestaciones, recordad: tapaos la cara; llevad ropa neutra que sea difícilmente identificable; no ir siempre con la misma ropa a diferentes manifestaciones; cambiar complementos como el 'buff', zapatos, etcétera, sobre todo, si son característicos; si se desea realizar una acción más 'contundente', no destaparse hasta alejarse de la zona (o cambiarse de ropa después); no enseñar el móvil o cambiar la funda entre manifestaciones; llevar ropa de recambio o chaquetas reversibles", explica uno de los mensajes enviados a los activistas. Sobran los comentarios.

Otros mensajes incluyen "aplicaciones y precauciones básicas para autodefensa digital en la protesta", donde se recomiendan determinadas aplicaciones de mensajería, aplicaciones para operar sin Internet y consejos a la hora de pixelar fotos de manifestantes, conectarse con VPN para mantener el anonimato, borrar los metadatos de las fotos, bloqueo de móviles o simplemente consejos para pasar desapercibidos.

Preparando un 'Huracán'

Prácticamente, todos los colectivos soberanistas llaman a movilizarse este sábado. Los CDR han convocado una concentración hoy a las 19.00 de la tarde en las inmediaciones de la plaza de Cataluña para demostrar que tienen el control de las calles. Se trata de convertir la jornada de reflexión en jornada de desobediencia a la Junta Electoral Central. Y será el pistoletazo de salida para una nueva etapa de protestas. De hecho, será la conmemoración de la 'mayoría de edad' de Tsunami Democràtic, la plataforma auspiciada por todos los partidos separatistas y las entidades soberanistas para canalizar y organizar las acciones de protesta contra el Estado español.

Por otra parte, desde Tsunami emitieron un comunicado en la noche del viernes en el que advierten de que sus reivindicaciones y manifestaciones se ciñen única y exclusivamente al sábado. Y se desmarcan de cualquier iniciativa que pueda tener lugar el domingo, día de las elecciones generales.

Esta consolidación de Tsunami es también el pistoletazo de salida para comenzar a poner los cimientos de otra herramienta: el Huracà Econòmic (Huracán Económico). Si el Tsunami es una estructura política para ser utilizada como arma por el Consell per la República esencialmente, el Huracà será la herramienta económica, una supuesta estructura económica con una doble finalidad: recaudar dinero para la República y dañar la economía española. Sus características y plasmación están ya siendo estudiadas por equipos de activistas especializados en ingeniería fiscal y será puesta a disposición del fugado Carles Puigdemont en breve.

Protesta en el Aeropuerto del Prat tras la sentencia. (EFE)
Protesta en el Aeropuerto del Prat tras la sentencia. (EFE)

De momento, sin embargo, el independentismo se ha de encargar de utilizar el Tsunami Democràtic, que este sábado convertirá la plaza de Cataluña de Barcelona en la 'zona cero' de su estrategia. Desde las 2 del mediodía, hasta las 10 de la noche, en esta céntrica plaza habrá actividades y un macrofestival por el que pasarán desde la Companyia Elèctrica Dharma hasta Els Catarres. El propio Tsunami reconocía en un comunicado hecho público este viernes que la jornada sabatina será un test para comprobar cómo funciona la aplicación para móviles que se estrena precisamente con esta acción y que, supuestamente, está blindada ante ataques de piratas informáticos. Este viernes, Tsunami envió a sus afiliados una comunicación anunciando que tiene una nueva versión mejorada de su APP "y es más operativa que la anterior, con una navegación renovada, nuevos sistemas para esquivar la censura estatal y mejoras de funcionamiento interno". Para instalarla no es preciso desinstalar la versión anterior.

Según diversas fuentes consultadas por El Confidencial, las principales plataformas independentistas han dado marcha atrás a los planes de boicotear directamente los colegios electorales, al tratarse de un "delito de libro" y poder provocar conflicto con electores que quieran ejercer su derecho a voto. "Estas elecciones son legales, no como el referéndum del 1 de octubre. Y cualquier interferencia en el voto es castigada. Si con motivo de boicot a colegios o tapones en las entradas son identificadas determinadas personas, podrían verse abocadas a penas de prisión y multas económicas, por eso se ha de ir con mucho cuidado", explica una de las fuentes.

También hay un problema de imagen: si equis ciudadanos no pueden ejercer su voto por culpa de grupos de intolerantes, la imagen internacional del independentismo catalán quedaría en entredicho y cerraría puertas. El boicot salvaje a las elecciones para obligar a repetirlas, pues, se ha frenado por miedo a las repercusiones tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Vigilancia de los colegios

Pese a todo, los Mossos d’Esquadra tienen orden de vigilar los colegios electorales ya desde la mañana del sábado. En algunos círculos extremistas, se comunicó a grupos de activistas que la vigilancia de los colegios se realizaría desde la noche del viernes día 8, por lo que algunos exaltados proponían comenzar a realizar actividades en los mismos al acabar la última jornada lectiva de esta semana, es decir, el viernes por la noche, aunque los partidarios de estas propuestas eran minoritarios. Así, la policía autonómica tiene orden de mantener todo en regla desde el sábado, aunque este cuerpo arrastra algunos problemas de falta de personal en determinadas comarcas, donde hay muchos pueblos (y, por tanto, muchos colegios) y no dan abasto para controlar todos, según confirmaron fuentes internas de los Mossos a este diario. Según ha podido conocer este diario, aunque se han anulado fiestas y permisos (especialmente en las brigadas de Información, Brimo y seguridad ciudadana) para disponer del máximo de efectivos, ha habido un incremento de bajas médicas para este domingo.

En BCN la Guardia Urbana se mantiene en sus cuarteles, pero controlará 50 colegios electorales de la capital con una pareja de agentes en cada uno

En Barcelona, la Guardia Urbana se mantiene en sus cuarteles, pero controlará 50 colegios electorales de la capital con una pareja de agentes en cada uno de ellos, conforme pidieron al Ayuntamiento la Junta Electoral y los Mossos. Según el equipo de gobierno, "el orden público depende de los Mossos", por lo que dejan el control de los dispositivos en el otro cuerpo. No obstante, la Carta de Barcelona (ley aprobada por el Parlamento) especifica que la Guardia Urbana sí tiene competencia en materia de orden público. Pese a ello, en los recientes disturbios de Barcelona, los mandos ordenaron a sus agentes no participar en los dispositivos de Mossos y Policía Nacional, hecho por el cual la oposición ya ha pedido explicaciones a la alcaldesa, Ada Colau.

El Gobierno español, por su parte, ha reforzado los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil destinados en Cataluña para garantizar el orden durante el fin de semana. Entre otras unidades, ha desplazado hasta esta comunidad al Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de Sevilla, el más grande de toda España y el que tiene fama de más contundente. En total, habrá casi 3.000 agentes desplazados a tierras catalanas, lo cual significa un incremento importante respecto a los menos de dos millares que hubo durante los graves enfrentamientos del mes pasado.

Hay que tener en cuenta que durante los graves alborotos en Barcelona tras la sentencia, se desplazaron a tierras catalanas un millar de efectivos de la Guardia civil y algo más de la Policía Nacional. Sin embargo, los efectivos de la Benemérita ni siquiera fueron sacados a la calle. Se limitaron a controlar puntos estratégicos de comunicaciones y telecomunicaciones, aunque fueron puestos en alerta por si tenían que acompañar a Mossos d’Esquadra y Policía Nacional a despejar las calles de alborotadores.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios