LANZAN ACUSACIONES A LA POLICÍA NACIONAL

Listas negras de los 'mossos' soberanistas: 'ficharán' a los condecorados por Marlaska

“Marlaska quiere condecorar a los policías que vapulearon estos días en Cataluña... Esperamos que todos los compañeros/as del Cuerpo las rechacen. ¡¡¡Estaremos atentos!!!”

Foto: Mossos d'Esquadra dispersan a los miles de personas concentradas ante la Jefatura de la Policía Nacional de la Via Laietana de Barcelona. (EFE)
Mossos d'Esquadra dispersan a los miles de personas concentradas ante la Jefatura de la Policía Nacional de la Via Laietana de Barcelona. (EFE)

La tensión en los Mossos d’Esquadra se intensifica. A los agentes de este cuerpo que se batieron en las calles de Cataluña no les bastaron los golpes y las críticas recibidas (tanto de los manifestantes como de muchos partidos, entidades cívicas o del mismísimo ‘president’ de la Generalitat, Quim Torra, que no tuvo ni una frase de apoyo para ellos, a pesar de ser su policía). Ahora les llegan los 'avisos' de sus propios compañeros, independentistas, que están dispuestos a tomar buena nota de los que acepten alguna medalla o condecoración del Ministerio del Interior.

El independentismo es un movimiento político al que le gusta hacer listas: de buenos y malos catalanes, de empresas que se marcharon de Cataluña, de productos que no se elaboran en la autonomía, de empresas a las que hay que comprar, de los bancos de los que hay que sacar el dinero… y ahora quieren hacer listas de buenos y malos 'mossos'.

Así, el Sindicat Nacional de Seguretat de Catalunya (Sindicat Segcat) ha abierto la veda contra los 'mossos' no independentistas: ante la noticia de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quiere condecorar a los agentes heridos durante los graves disturbios que tuvieron lugar en Cataluña durante las pasadas semanas, esta organización ha alertado de que estará vigilante.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)

“¡Muchos nos hicimos Mossos d’Esquadra para llevar con dignidad nuestro Uniforme (sic) y formar parte de la Policía de Cataluña para defender a nuestro pueblo! Algunos habrán de responder a estas palabras ‘han formado y forman durante estos días un único uniforme’”. Esta es, precisamente, la frase del ministro que equipara la labor de agentes de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que trabajaron juntos en las calles de Cataluña.

"¡¡¡Estaremos atentos!!!"

Otro colectivo radical, denominado Guilleries, donde se ubican los elementos más extremistas, sigue por la misma senda. “Marlaska quiere condecorar a los policías que vapulearon estos días en Cataluña. También incluiría a la Brimo y probablemente a los mandos del Cuerpo de los Mossos d’Esquadra que estaban en el Cecor [el Centro de Coordinación]. Esperamos que todos los compañeros/as del Cuerpo las rechacen. ¡¡¡Estaremos atentos!!!”, advierte este colectivo también a través de Twitter. El Sindicat Autònom dels Mossos d’Esquadra (SAME), una organización minoritaria, se hizo eco también de esta advertencia.

Guilleries fue el colectivo que este domingo se dirigió directamente al consejero de Interior, Miquel Buch, para recordarle: “La aplicación de la Ley de Seguridad Nazional (sic) no comporta la intervención de los Mossos d’Esquadra. Tampoco obliga ninguna ley a pedir apoyo a las fuerzas de ocupación ni a integrarlas en nuestros Cecor [Centro de Coordinación]. Consejero Miquel Buch, no ponga excusas por su incompetencia y dimita”.

Estos colectivos, que en ocasiones utilizan un lenguaje soez y que en otras muchas utilizan expresiones claramente hispanófobas, llevan presionando a la cúpula desde hace mucho tiempo. El Segcat emitió la pasada semana un comunicado en el que dice que hubo “enfrentamientos entre manifestantes y Policía”. Los manifestantes, explica, protestaban por “una condena injusta, haciendo concentraciones, cortes de carreteras y vías de tren en toda Cataluña y bloqueando el aeropuerto de Barcelona”. En algunas ciudades, insiste el comunicado, “aparecen muchas barricadas incendiadas”.

Graves acusaciones al CNP

A partir de ahí, plantea unas ‘reflexiones’ que no tienen mayor objetivo que dejar en mal lugar tanto la estrategia de la policía autonómica como la propia esencia de los demás Cuerpos de Seguridad del Estado: “Si tenían conocimiento de cómo actuó la Policía Nacional y la Guardia Civil el 1-O, ¿porqué (sic) se hizo un dispositivo conjunto de orden público con estos dos Cuerpos policiales?”, dicen los ‘mossos’ radicales. Plantea también por qué no se hizo un “protocolo de detenciones”, dejando que únicamente pudiesen practicarlas los Mossos “con el fin de garantizar los derechos de los detenidos”, acusando a las otras policías de no garantizarlos.

Listas negras de los 'mossos' soberanistas: 'ficharán' a los condecorados por Marlaska

Preguntan, asimismo, si se tiene conocimiento de “en qué momento se hizo uso de pelotas de goma por parte de la Policía Nacional, prohibidas en Cataluña”. En realidad, las pelotas de goma no están prohibidas en Cataluña. Solo tienen prohibido su uso los Mossos d’Esquadra, pero los demás cuerpos pueden utilizarlas legalmente sin quebrantar ninguna ley. Se pregunta también Segcat si con más efectivos y equipamientos los Mososs hubiesen sido autosuficientes “para cubrir todas las manifestaciones, sin tener que depender de la Policía Nacional ni de la Guardia Civil”. Y el ataque final es una pregunta sobre si “cambian las directrices de orden público cuando cubren una manifestación realizada por grupos de ultraderecha o contrarios al proceso independentista”.

Tras poner en duda todo el operativo, Segcat reconoce que hubo “situaciones de violencia hacia agentes de los Mossos, las cuales condenamos. Pero no podemos caer en el corporativismo y cerrar filas haciendo ver que no se han producido situaciones puntuales donde ha habido una mala praxis policial, no se han seguido los protocolos de actuación y se hizo un uso excesivo de la fuerza contra ciudadanos, incluidos periodistas”.

Afirma también que esas “son prácticas habituales en las UIP del Cuerpo Nacional de Policía. Ya las padecimos el 1 de octubre de 2017. Un ejemplo son las cargas contra gente manifestándose de forma pacífica, sentada en el suelo; el problema es que, en momentos puntuales también las hemos visto realizar por parte de agentes de nuestro Cuerpo policial”. Termina diciendo el escrito que se han de investigar las prácticas irregulares “y depurar responsabilidades”.

A partir de ahí, Segcat pide un ‘pacto de país’ para construir un Sistema de Seguridad y Emergencias de Cataluña “con una renovación del sistema de orden público para no depender de nadie”. Y emplazan a los partidos políticos y entidades “que amen el país” a comenzar a tejer ya ese pacto. Este comunicado fue distribuido, entre otros, por el colectivo Mossos per la República, la sectorial de los Mossos de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que también se añadió a la petición de dimisión de Miquel Buch que había solicitado Guilleries.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios