Entrevista al presidente de SCC

El constitucionalismo responde: "Ni la calle ni las instituciones son de los soberanistas"

"Creo que los catalanes estamos agotados de este 'procés' y tenemos que decir basta", explica a El Confidencial Fernando Sánchez Costa, presidente de Sociedad Civil Catalana

Foto: El presidente de Societat Civil Catalana, Fernando Sánchez Costa. (EFE)
El presidente de Societat Civil Catalana, Fernando Sánchez Costa. (EFE)

Las fuerzas constitucionalistas apoyan sin fisuras la manifestación unitaria que ha convocado Sociedad Civil Catalana (SCC) para este domingo a las 12 del mediodía en el centro de Barcelona. No será un acto político, sino cívico. Los dirigentes de los principales partidos constitucionalistas no estarán en primera fila, aguantando la pancarta. Y eso porque no se quiere que este acto sea una manifestación de banderas, sino una fiesta de reivindicación de valores democráticos y cívicos.

"Por un lado, es un grito de hartazgo. Creo que los catalanes estamos agotados de este 'procés' y tenemos que decir basta. Basta de la violencia durísima que hemos vivido las últimas semanas. Basta de la confrontación a la que llama a menudo el 'president' Quim Torra. Basta de decadencia, porque aquí se da una decadencia política, una decadencia social y una decadencia económica. Y decadencia significa pobreza. Por eso queremos poner fin a todo eso. Hay que plantarles cara y pedir que se abra una nueva etapa", explica a El Confidencial Fernando Sánchez Costa, presidente de SCC.

En una entrevista en una radio catalana, difundida por las agencias de noticias, Sánchez Costa señaló que no se había invitado a dirigentes de Vox al acto y la noticia daba a entender que se había vetado a este partido. "Hay que matizar. A esta manifestación están invitados todos los ciudadanos que defiendan los valores de la Constitución, de la democracia y del autogobierno. Pero también es cierto que no tenemos una interlocución directa continua con los líderes de Vox y por eso no nos dirigimos a ellos personalmente. Pero todos los ciudadanos, incluidos los de Vox, están invitados a asistir a la manifestación, faltaría más. No excluimos a nadie".

A la manifestación han confirmado su presencia el líder del PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, pero también el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el líder del PSC, Miquel Iceta. "Aquí irán juntos PSC, PP y Ciudadanos. Eso es una noticia. Una buena noticia, porque son las fuerzas centrales del mundo constitucionalista. Es un mensaje que podemos enviar con esta manifestación y visualizar que sí existe un espacio común para realizar incluso una política de Estado", destaca Sánchez Costa.

"Ni la calle ni las instituciones son suyas"

El presidente de SCC recalca que el llamamiento "también es una movilización de esperanza y reivindicación de una mayoría social que existe en Cataluña. No queremos que se confunda más a Cataluña con el independentismo. Queremos decirles bien alto a los soberanistas que ni la calle es suya ni las instituciones son suyas, como pregonan a menudo".

El momento es especialmente delicado, con una ofensiva por tierra, mar y aire de los independentistas, espoleados por partidos, entidades cívicas, plataformas e instituciones contra la sentencia. El propio 'hashtag' que hacen servir instituciones, altos cargos del Govern y partidos lo dice todo: 'Spain in a fascist state'. O sea, 'España es un Estado fascista'.

Un momento de la manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana en octubre de 2017. (EFE)
Un momento de la manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana en octubre de 2017. (EFE)

El mensaje internacional del independentismo ha sido incesante. Las campañas por todo el planeta han costado millones de euros. Se han contratado poderosos y carísimos 'lobbies' para poder contactar con gobiernos de otros países con el fin de que apoyasen la secesión catalana. Y se realizan actos en las principales ciudades de medio mundo vendiendo una situación alejada de la realidad.

"Hablando con periodistas extranjeros me he dado cuenta de que hay un valor de internacionalización muy fuerte en esta manifestación. En algunos medios extranjeros, se confunde a Cataluña con independentismo, ya que la propaganda ha sido muy intensa en ese sentido, y eso es un error. La mayoría social de Cataluña no es independentista y de ahí que sea muy importante lanzar un mensaje al mundo, decirles que ser catalán no es ser independentista", subraya Sánchez Costa.

Ante la ofensiva soberanista desplegada las últimas semanas, lo tiene muy claro: "Ante el Tsunami, nosotros oponemos la ola de cambio. Por eso, queremos expresar que no podemos más y que hay que empezar un tiempo nuevo", dice. Y enfatiza que "es la hora de que el constitucionalismo se constituya como actor social, ya que hasta ahora ha sido solo un actor político".

"Hacer descarrilar la confrontación"

Esa situación hace que en las filas constitucionalistas se vea necesario movilizar ahora a su gente. "Estamos muy interesados en rechazar la violencia extrema y en reivindicar nuestra identidad política. Hay que hacer descarrilar la estrategia de confrontación que el independentismo ha puesto en marcha", enfatiza el dirigente social.

Y añade: "Es el momento de que los constitucionalistas tomen la iniciativa, porque el futuro no depende solo de los políticos, sino también de la ciudadanía, reclamando las reformas que Cataluña necesita, desde una Ley Electoral hasta la normalización del español en la vía pública pasando por la despolitización de los Mossos d’Esquadra o de los medios de comunicación públicos, así como el impulso de la neutralidad de las instituciones que son de todos".

El trabajo de SCC no ha sido fácil. Según el presidente de esta entidad, cuando se puso en contacto con algunos intelectuales para que diesen su apoyo a la movilización por la democracia y el constitucionalismo, algunos confesaron que tenían miedo. "Debemos superar el miedo. El nacionalismo ha estado 40 años mandando y controlándolo todo y aquí ha habido un cierto miedo a posicionarse. Todos tienen miedo. Y hay que romper ese miedo".

Y ante las amenazas de grupos radicales soberanistas llamando a cortar las carreteras para evitar que los constitucionalistas no puedan llegar a la manifestación, el presidente de Sociedad Civil quita importancia a esos avisos y subraya que "no tomamos en serio los avisos de boicot a la manifestación. Al revés, estamos muy ilusionados".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios