piden boicotear hasta el gazpacho murciano

La fractura de Cataluña baja al comercio de la esquina: "Hay que hundir lo español"

El listado está ordenado por sectores, empezando por gasolineras, y afecta desde supermercados hasta al papel higiénico que hay que comprar por ser "nacional" y "catalán"

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La fractura social en Cataluña ya ha abandonado las élites y ha bajado a la calle. La pretendida huelga general o ‘huelga de país’ del pasado viernes ha sido el detonante de otra vuelta de tuerca del sentimiento antiespañol por parte de algunos sectores que llevan años intentando ahondar en esa brecha. Y esta vez, algunos sectores han tomado nota de quién ha secundado la huelga y quién no. En la calle, el sector más radical del soberanismo mira de reojo al vecino para ubicarlo políticamente y tomar medidas.

En una de las plataformas con más predicamento de la galaxia soberanista, se anunciaba este lunes que “Rivera, Arrimadas y Roldán visitarán los comercios afectados por los disturbios en Urquinaona”. Se referían a la batalla campal en la plaza Urquinaona el pasado viernes. La reacción del sector independentista más radicalizado fue inmediata. “Perfecto. Tomaremos nota de cada comercio que deje entrar a estos fascistas. Hemos de hacer una lista de comercios y establecimientos afines a los represores”, respondía Genís, uno de los activistas de la plataforma.

La fractura de Cataluña baja al comercio de la esquina: "Hay que hundir lo español"

Solo unas horas antes, otro de sus compañeros sentenciaba: “Control de territorio es destruir todo lo que es español en Cataluña”. Y otro de los ‘gurús’ separatistas explicaba en un mensaje a varios de sus colegas que “más allá de las barricadas, no se podría decir ‘vamos a por los comercios traidores y unionistas de Españistán'. Ni se ha hecho ni hay la intención (de momento), pero se podría hacer como represalia por el apoyo y financiación de la represión fascista (…) y también porque hacen todo lo posible (dentro de su lógica) para boicotear, perjudicar y frenar los anhelos de libertad. Recordad que aparte de intentar abrir en nuestras huelgas y ‘paros de país’, también ‘hemos destruido su vanidad’, recortan y empeoran las condiciones laborales y sociales tanto como pueden y un largo etcétera”.

Practicar el proteccionismo extremo

En estas condiciones, las consignas proponen directamente “ir a comercios catalanes siempre que podáis”. Y ante algunos nombres sugeridos (incluido uno vasco), matizaba: “Cadenas nacionales. Nación, para mí, es Cataluña. No hablo de Estado”. Era el mismo activista que proponía el pasado sábado: “A partir de hoy mismo, hay que practicar el proteccionismo extremo. Ningún producto no nacional. Fuera el dinero de todo banco que no tenga la sede en Cataluña. Y si no puedes cambiar de banco, saca todo el dinero y deja solo lo justo para recibos y paga en metálico”. Es la campaña de ‘consumo estratégico’ impulsada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y por la Cámara de Comercio de Barcelona, pero llevada ya al detalle y afectando no solo a las 'empresas del Ibex' sino al comercio de proximidad. La única diferencia es que, por primera vez, se pide boicotear ya al vecino tendero. Lo dicho: la fractura ha llegado para quedarse entre la población. Una fractura abonada por instituciones y entidades.

Mar M., una conocida activista, propugnaba hace unas semanas: “Si queréis una república efectiva, haceos a vosotros mismos una pequeña auditoría de cuántas cosas consumís que favorecen el entramado económico de España y comencemos a ahogarlos. Tenemos más poder del que parece. ¿Vas a comprar a Mercadona? ¿Tu banco es La Caixa, BBVA, Sabadell, etcétera? ¿Qué productos compras, dónde, etcétera? ¿Queréis la república? Tenemos todo el poder para echarlos”.

El mismo domingo, ante algunas algaradas en la parte alta de la Rambla, y tras las noticias de que algunos descontrolados podían intentar asaltar comercios, la preocupación era: “¿Son de españoles?”. La respuesta: “Supongo que no todos. Y tampoco todos los manifestantes son independentistas. Pero, en términos generales, es preciso destruir todo lo que es español. Un comercio, por sí mismo, no es español ni no español”.

“Estamos en guerra”, alentaba la plataforma CNI Catalunya el pasado viernes a sus seguidores. Y Endavant, el núcleo duro de la CUP, denunciaba hace unas semanas que “nos quieren reprimir el derecho al boicot”, reclamando que “las huelgas y los boicots son las mejores armas de la lucha de clases populares”.

En este contexto, este fin de semana terminó de hilvanarse un listado de marcas y productos recomendados y prohibidos para los ‘buenos independentistas’. Bajo la consigna “Comencemos a hacer lucha ‘noviolenta”, los impulsores del boicot a productos españoles explicaban a su 'parroquia': “Si queréis hacer país, aquí hay un buen recuento de empresas y productos de nuestra tierra. Intentad consumir producto catalán. ¡Nos hemos de proteger!”.

Lista negra y lista blanca

El listado está ordenado por sectores, empezando por gasolineras. Se pide, así, que se llene de combustible el automóvil en “Petromiralles, Petrolis Independents [del actual presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell], Gasolineras Esclat Oil, Meroil, Olilprix, Sorli, Petroprix, Rovira Gas-Oils y BonÀrea (evitar sobre todo Repsol y Cepsa, que tienen su origen en la franquista (sic) Campsa)”.

La lista incorpora las compañías eléctricas recomendadas (todas de indudable origen catalán y casi todas muy pequeñas, excepto Holaluz, Factorenergia y Som Energia). También hace un recopilatorio de las marcas de vinos y cavas recomendadas, pero cita específicamente al grupo Freixenet: “José Luis Bonet, de Freixenet, es militante del PP y ha manifestado su apoyo a la aplicación del 155. Por tanto, proponemos no consumir ningún producto de este grupo”.

Con el sector de telefonía se recomiendan, asimismo, nueve pequeñas compañías, y con los supermercados se llega casi al paroxismo, destacando las cadenas alineadas con el ‘procés’ y poniendo en el punto de mira a Mercadona, el principal blanco de los grupos independentistas y cadena contra la cual se han cometido muchos actos vandálicos: “Los propietarios de Mercadona pertenecen al PP de Valencia y los de El Corte Inglés, al PP de Madrid y mantienen la FAES”, recalcan.

En el apartado de aguas minerales, recomiendan todas las catalanas, pero especialmente no consumir Bezoya, Solán de Cabras, Fuenmayor, Bonaqua, Fuente Primavera, Aquadeus, Monte Pinós, Mondariz o Bronchales. En cuestión de vermús, apuestan por Miró, Espinaler o El Bandarra. Pero también por Yzaguirre (“Aunque tenga nombre navarro es una empresa de Reus desde hace más de medio siglo”); Boquetti (“Se elabora en Reus y se puede encontrar en el Bonpreu”), Grisetti (“Se elabora en Reus y se encuentra en el Condis”) y Perucchi (“Se produce en Badalona”).

Boicot hasta al gazpacho murciano

Proporcionan, asimismo, un listado de seis empresas de gazpacho, pero advierten: “Evitar sobre todo Alvalle y Don Simón, elaborados en Murcia, la comunidad más facha y ultraderechista, como ha demostrado en las últimas contiendas electorales”. En cuanto a zumos de fruta, recomiendan solo Granini, Agrofresc, Romantics, Cal Valls, Detox y Slow Verd. “Es importante que no sean ni Juver ni Don Simón, por los mismos motivos que los gazpachos”, recalcan.

Y en cuanto a lavavajillas a mano, apuestan por Mistol y Bonpreu. Pero advierten sobre este último: “El ultraconcentrado, porque el normal es de Badajoz, tierra de Rodríguez Ibarra, Fernández Vara y otros presidentes que a menudo profieren insultos y mentiras sobre Cataluña, justamente la comunidad autónoma que tiene más funcionarios por cada 1.000 habitantes y que no pagan precisamente con su dinero”.

Por otro lado, recomiendan consumir solo papel higiénico de la marca Bonpreu (“Lo fabrica SCA Hygiene Products, una empresa de Puigpelat”, destacan) y llaman a comprar dentífrico de varias marcas “excepto Colgate, que se fabrica en Madrid”. Contempla el largo listado de productos y marcas desde comida preparada hasta cepillos de dientes, pasado por brandis, ginebras, cervezas, patatas fritas, espuma de afeitar, geles, champús, carne, helados, material de oficina, seguros o bancos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
142 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios