200.000 euros de daños en transporte público

El precio de una semana de disturbios en Barcelona: más de 2,5 millones de euros

El pago de los destrozos más inmediatos se asumirá por parte del Ayuntamiento, que estudia reclamar una compensación por la vía civil a los manifestantes identificados

Foto: Un manifestante monta una barricada. (Reuters)
Un manifestante monta una barricada. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El Ayuntamiento de Barcelona cifra en, al menos, 2,5 millones de euros los daños causados por una semana de disturbios en protesta por la sentencia del 'procés'. A este balance provisional hay que restar el coste de pavimentar las calles y las horas extra del personal, especialmente el de limpieza, que cada noche ha salido a las calles tras la batalla campal para que por la mañana se pudiera circular con normalidad.

[Siga la última hora de los disturbios en Cataluña]

Los alborotadores han quemado un total de 1.035 contenedores de basura y de reciclaje, han arrancado semáforos, señales papeleras, bancos, vallas y barreras, parasoles y otros elementos del mobiliario de la ciudad que tardará unos días en reponerse totalmente. Igualmente, han sufrido daños aceras, pavimentos, jardineras, farolas y parterres, que los servicios municipales tratan de recuperar lo antes posible, al tiempo que se han visto damnificados 267 vehículos policiales, de los que 221 son de la Policía Nacional, 43 de los Mossos d'Esquadra y tres de la Guardia Urbana.

Por su parte, la red de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) estima que el valor de los destrozos en el transporte público supera los 200.000 euros. Más concretamente, las pérdidas en la red de metro suponen un desembolso aproximado de 130.000 euros, mientras que la reparación de las marquesinas de los autobuses urbanos costará unos 84.000 euros.

Las pérdidas en mobiliario urbano se acercan a los dos millones de euros

Tal y como ha explicado en una nota de prensa el principal operador de transporte público en Cataluña, también será necesario destinar 15.000 euros por las pintadas y la basura acumulada en el acceso al suburbano, donde los manifestantes sustrajeron también nueve extintores y rompieron tres cámaras de videovigilancia. En cuanto a las líneas y paradas de autobús, las más afectadas han sido las marquesinas de la plaza Urquinaona —epicentro de las protestas— y alrededores, donde se rompieron los cristales de cinco paradas, lo que conlleva que se tengan que reponer íntegramente.

¿Quién paga los destrozos?

El pago de los destrozos más inmediatos se asumirá por parte del consistorio, que el pasado jueves solicitó un informe a sus servicios jurídicos para reclamar por la vía civil parte de los mismos a los responsables identificados por las fuerzas policiales. Con el Código Penal en la mano, los acusados podrían enfrentarse a una multa de seis a veinticuatro meses "atendidas la condición económica de la víctima y la cuantía del daño" por provocar daños "que afecten a bienes de dominio o uso público o comunal", de acuerdo al artículo 263.

Asimismo, representantes municipales se han reunido este lunes con los sindicatos y la patronal de la ciudad para valorar el impacto de los altercados en la economía local. Tanto unos como otros se han mostrado "perplejos y muy preocupados", de forma que han acordado crear un grupo de seguimiento para analizar detenidamente los efectos. Los números se harán oficiales "más adelante" para evitar quedarse con "datos de días puntuales".

Las circunstancias especiales abren la puerta a que los damnificados reciban una indemnización por parte del Consorcio de Compensación de Seguros

Los últimos grandes damnificados son aquellos ciudadanos cuyos vehículos resultaron perjudicados por las protestas. Las aseguradoras se harán cargo del siniestro para los propietarios que tengan pólizas a todo riesgo, pero si se trata de daños a terceros entran en juego múltiples variables: así por ejemplo, si un coche se ha calcinado y no se ha contratado cobertura de incendios, la compañía no está obligada a subsanar el coste. En cualquier caso, las circunstancias especiales en las que se han producido estos daños abren la puerta a que todos los damnificados reciban una compensación por parte del Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad encargada de asumir "riesgos extraordinarios".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios