cuarta noche de protestas

Barcelona sufre nuevos disturbios mientras contiene el aliento ante la huelga general 335

En esta ocasión se sumaron ultras españolistas, que bajaron desde la parte alta de la ciudad y que buscaron a los independentistas mientras los 'mossos' evitaban que se juntaran

Foto: Manifestantes tras la concentración convocada por los CDR bajo el lema Olimpiada Republicana. (EFE)
Manifestantes tras la concentración convocada por los CDR bajo el lema "Olimpiada Republicana". (EFE)

Barcelona vive otra noche con disturbios. Aunque la protesta tardó en prender, pasada la medianoche se vieron duros enfrentamientos entre mossos y manifestantes: cócteles molotov y hasta el saqueo de un banco. En esta ocasión se sumaron ultras españolistas, que bajaron desde la parte alta de la ciudad y que buscaron a los independentistas mientras los 'mossos' evitaban con lanzamientos de balas de goma que se juntaran. La quema de contenedores llegó más tarde. La ciudad espera en tensión la huelga general convocada para el viernes en Cataluña y que se espera masiva.

Barcelona sufre nuevos disturbios mientras contiene el aliento ante la huelga general 335

La concentración de los CDR discurrió, esta vez sí, de forma pacífica en un principio, aunque luego se recrudecería. Jóvenes se juntaron convocados con pelotas como si fueran a hacer deporte. Bebieron cerveza, cortaron el Paseo de Gracia y bailaron. Parecía que el centro de la ciudad se podría librar de una cuarta noche de disturbios. Pero no fue así. Aunque sin llegar a la extensión de los días anteriores, cuando ocuparon todo el centro, volvieron los contenedores quemados, las sirenas, el helicóptero, los bomberos, las balas de goma...

En la plaza de Artós, en la parte alta de la ciudad, se habían concentrado ultras españolistas. Bajaron escoltados por la policía al grito de "a por ellos" y "unidad nacional". Eran muchos menos que los independentistas y los 'mossos' evitaban que se juntaran. En un momento, un grupo estaba en una calle del Ensanche y otro en la paralela. Los 'mossos' cargaban para alejarlos. Manolo, camarero de un bar que recogía las sillas de la terraza para que los ultras no las siguieran lanzando, recibió un impacto de las bolas de foam de los 'mossos'.

Entonces volvieron las escenas de carreras de 'mossos', de turistas refugiándose en bares y de móviles buscando el gran vídeo viral de los golpes. La cosa no parecía llegar a los niveles de las noches anteriores, cuando ardió casi todo el Ensanche y en cada esquina había una barricada aunque después de medianoche sí hubo escenas de gran violencia.

Cataluña tiene mañana convocada un "paro de país", una huelga general apoyada por sindicatos independentistas en protesta por la sentencia del 'procés'. Los camareros hacían cálculos sobre si podrían ir a trabajar y se prevén cortes de carreteras desde primera hora de la mañana. Seat, la mayor industria de Cataluña, ya ha suspendido turnos dando por hecho que no llegarán trabajadores ni suministros.

El 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal, Cataluña ya vivió un paro así. Entonces, piquetes independentistas fueron cerrando centros comerciales del centro. Esta vez la protesta ya no responde a ninguna jurisdicción oficial, lo que la hace más imprevisible.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios