DENUNCIAN QUE INTERIOR HA VUELTO A IMPROVISAR

Antidisturbios se quejan del despliegue en Cataluña: "No sabemos ni cuánto cobramos"

Los agentes enviados a Cataluña para contener las protestas por la sentencia del 'procés' no saben cuánto cobrarán por dietas, dónde dormirán ni si volverán a casa antes de noviembre

Foto: Manifestación de los CDR para echar a las fuerzas de seguridad españolas en Barcelona. (EFE)
Manifestación de los CDR para echar a las fuerzas de seguridad españolas en Barcelona. (EFE)

No ha comenzado la operación para contener las protestas sociales por la sentencia del ‘procés’ y los agentes policiales destinados a Cataluña ya tienen la mosca tras la oreja: primero les avisaron tarde, a algunos hace solo unos días, de que formaban parte del operativo especial en Cataluña, y ahora les comunican que no existe una fecha límite para volver a casa. El operativo estará activo hasta el 31 de octubre, pero si la situación se complica se alargará durante el mes de noviembre. Por eso los mandos han suspendido en las últimas horas todos los días libres que habían concedido para las próximas semanas. Los cerca de 2.000 agentes entre Guardia Civil y Policía Nacional desplazados resoplan ante la perspectiva de pasar movilizados más de un mes consecutivo sin reemplazo. Muchos tienen compromisos familiares o viajes pendientes que no saben si podrán atender.

"Parece que no se aprende de los errores logísticos de hace dos años", protesta la asociación IGC

“No hemos aprendido nada de los errores de hace dos años”, protestan desde la asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC). “A nivel logístico volvemos a sufrir improvisación del 1 de octubre, y eso que ya se sabía desde hace al menos dos meses en qué fechas se iba a conocer la sentencia. Se está avisando a los agentes que se van a Cataluña sobre la marcha, sin darles más información. No se les dice dónde se hospedarán, ni cuánto se les pagará por dietas, ni tampoco qué día podrán volver a sus casas. Pueden ser 15 días o un mes. En 2017 hubo gente que pasó 40 días de comisión y volvió a casa con menos dinero en la cuenta. Algunas dietas eran de 25 euros al día, ya me dirás para qué da ese dinero en una ciudad como Barcelona. Creemos que esta vez se pagarán algo mejor, pero no descartamos nada porque nadie nos está informando. Al menos esta vez no estaremos en el barco de Piolín”. Según la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), los agentes recibirán la "exigua cantidad" de 28 euros al día por manutención en este operativo especial.

Los cuarteles de la Guardia Civil y las residencias militares empiezan ya a estar atestada de agentes desplazados. El goteo de funcionarios comenzó el pasado lunes y se completará el domingo, en previsión de que el fallo del Tribunal Supremo se conocza el próximo lunes. Esta vez no hay barco de Piolín y tampoco habrá cientos de guardias civiles hospedados en cuarteles militares como el del Bruc, donde hace dos años muchos se quejaron de las condiciones de hacinamiento que les impedían descansar y los militares afectados de que los 500 guardias civiles instalados allí durante semanas desbordaban el servicio de cocina o los baños comunes.

Públicamente, los mandos policiales aseguran que el 18 de octubre como máximo todo habrá terminado, pero a nivel interno no terminan de descartar el ‘otoño caliente’ que prometieron los CDR y el mismo 'president' Quim Torra, visto lo que están comunicando a sus subordinados en las últimas horas. La operación Copérnico para impedir la ejecución del referéndum y las posteriores protestas duró un total de 100 días y dejó a muchos agentes escocidos por el abuso laboral.

Guardias Civiles abandonan un hotel en Calella en octubre de 2017 tras ser expulsados. (EFE)
Guardias Civiles abandonan un hotel en Calella en octubre de 2017 tras ser expulsados. (EFE)

“Entonces el ambiente dentro de los pelotones de antidisturbios era diferente. Ahora muchos van resignados porque saben el caos que fue la operación Copérnico y porque se están repitiendo algunos errores. No decir cuánto cobrarás, si dormirás en un hotel o en una habitación compartida con seis compañeros más, y tampoco si podrás volver a casa antes de noviembre no es la mejor forma de motivar al personal”, prosigue un agente consultado.

Junto a los antidisturbios del GRS de la Guardia Civil y la UIP de la Policía Nacional se desplazarán también las Unidades de Respuesta Rápida (USECIC), un escalón intermedio sin formación en disturbios y manifestaciones. Muchos de ellos acuden a Cataluña de forma voluntaria para completar el operativo. “La mayoría de ellos no tiene preparación específica en antidisturbios, se dedican más a controles en fiestas mayores o grandes concentraciones pero no en conflictos en la calle. Ninguno estará en primera línea, pero veremos cómo reaccionan si se producen pequeños tumultos como ha pasado otras veces en Barcelona”, avisa este agente de Guardia Civil destinado en anteriores ocasiones a contener manifestaciones independentistas. En principio, los pelotones de UIP y de GRS procedentes del resto de España solo actuaran a petición de los Mossos d’Esquadra si se sienten desbordados. Ante un clima muy revuelto, también entrarían en acción los efectivos de USECIC.

Los agentes consultados sí reconocen que los mandos policiales han aprendido la lección en un aspecto: evitar provocaciones que caldeen el ambiente y llevar el desembarco en Cataluña con discreción, lejos de los focos. Esta vez, nada de grabar vídeos privados lanzando arengas contra los manifestantes como el famoso “a por ellos” cantado en un autobús ni ninguna demostración de fuerza innecesaria.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios