creada en 2014 para competir con la estelada

La bandera negra "de la lucha final" secesionista que Torra ayudó a diseñar

Un escrito del 31 de julio de 2015 señala que se había rediseñado la bandera “con la ayuda de nuestros asesores”: entre ellos, Quim Torra, entonces presidente de Òmnium Cultural

Foto: Plaza de Vic.
Plaza de Vic.

El 11 de septiembre de 2016, varios centenares de moteros se reunieron en la plaza Mayor de Vic, en la Cataluña profunda. Era la Diada de Cataluña, el día nacional de la comunidad. Y en la plaza quedó una imagen para la posteridad: las motos aparcadas simbolizaban una cruz. Exactamente la cruz que figura en la bandera negra independentista, un símbolo creado en 2014 para rivalizar con la estelada, pero con un significado aún más radical: simboliza la “bandera de la lucha hasta el final”.

Esa es la bandera que fue izada también en el Ayuntamiento tarraconense de Els Pallaresos en mayo del año pasado. Y cada vez con más frecuencia se ve en las manifestaciones soberanistas, al tiempo que es adoptada por distintos colectivos o plataformas como alternativa a la ya tradicional estelada.

En realidad, esa bandera fue creada por la Fundació Reeixida, una de las entidades más mimadas por la Generalitat, fundada en el año 2004 para “divulgar la cultura catalana, teniendo en cuenta todo su alcance nacional y normalizando la relación entre sus diferentes territorios divididos entre tres Estados, cuatro comunidades autónomas y un departamento". Los Estados se refieren a España, Francia e Italia; las comunidades, a Cataluña, Aragón, Valencia y Baleares. Y el departamento hace referencia al sur de Francia. La misión de la fundación es “investigar, preservar y divulgar el ámbito de la memoria nacional catalana”, y su objetivo es poner luz en “decenas de personalidades extraordinarias, sus trabajos y sus empresas vitales que hablan de testimonios en tiempos oscuros y difíciles”.

La bandera negra es ya una de las enseñas adoptadas por diferentes colectivos ultrarradicales independentistas y por la asociación La Coronela Catalunya, uno de los grupos de moteros que son utilizados como servicio de seguridad y tropa de choque del independentismo. Lo que pocos saben es que esa revitalizada enseña es obra, entre otros, del actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, que fue uno de los asesores de su diseño.

Bandera negra.
Bandera negra.

Los creadores son Jordi Avià y Joan Marc Passada, pero un escrito del 31 de julio de 2015 al que ha tenido acceso El Confidencial señalaba que se había rediseñado la bandera de lucha “con la ayuda de nuestros asesores”. Los asesores en cuestión no eran personas anónimas, sino prohombres alineados con el ‘procés’. Los asesores eran, según el escrito, “Quim Torra (actual presidente de Òmnium Cultural), Josep Porter-Moix (vexilólogo), Francesc Riart (dibujante de recreación histórica), Francesc Xavier Hernández (historiador), Rafael Catalán (editor)”. Y subrayaba que esa bandera es “símbolo de lucha hasta el final”.

El hecho de que Torra estuviese en la asesoría del diseño de la bandera extremista no es casual. Desde años atrás, había apostado por el rupturismo y había renunciado a un puesto de gran responsabilidad en una multinacional en Madrid porque tenía que ir, precisamente, a la capital ‘opresora’. Además, había puesto en marcha una editorial catalana cuya actividad no se tradujo, precisamente, en beneficios económicos, sino todo lo contrario: A Contravent Editors había acumulado pérdidas durante años, lo que no impidió que su dueño aumentase sorprendentemente sus ahorros.

Aunque declaraba que apenas tenía actividades remuneradas (solo “ocasionalmente” por sus artículos en medios de comunicación), sí fue alto cargo del Ayuntamiento de Barcelona cuando CiU tomó el poder: Xavier Trias le nombró, en 2012, director de Born Centre Cultural y le metió en los órganos de dirección de Foment de Ciutat Vella SA, una empresa pública. Cuando el convergente perdió la alcaldía, pasó a ser, durante seis meses, presidente de Òmnium Cultural, cuya presidenta, Muriel Casals, cesó al concurrir a las elecciones de septiembre de 2015 en las listas de Junts pel Sí (JxS).

La cruz de la nueva bandera se inspira, según sus impulsores, “en la cruz del martirio de santa Eulalia, copatrona de Barcelona”

La cruz de la nueva bandera se inspira, según sus impulsores, “en la cruz del martirio de santa Eulalia, copatrona de Barcelona”. Y detalla que el campo negro es el mismo que el de “la histórica Bandera Negra”, que no era más que un grupo terrorista de los años veinte del siglo pasado, surgido de Estat Català, que incluso intentó asesinar a Alfonso XIII. En ese grupo militaba Miquel Badia, ex responsable de seguridad de Barcelona durante la Segunda República y a quien una parte del mismísimo independentismo acusa de ser filofascista y filonazi. Para Torra, en cambio, el polémico catalanista es uno de los referentes de las esencias de Cataluña.

La bandera negra es adoptada por el nuevo independentismo del siglo XXI porque eso es “señal de que [el emblema] en Cataluña se ha alzado en varias ocasiones durante la historia y que, a pesar de no representar a ningún regimiento o institución militar, ha sido usado por alguna de estas. Gracias al diseño utilizado en ella, se vislumbran dos V, una de Victoria y otra de Votar, además del lateral, donde se ve la estrella que tiene la forma del triángulo y la estrella de la bandera independentista”.

Sus impulsores reconocen que quisieron crear “una bandera negra específicamente catalana con los elementos gráficos de nuestra tradición vexilológica”. La iniciativa tuvo éxito y estas banderas se ven cada vez más en manifestaciones e incluso en edificios oficiales, esencialmente algunos ayuntamientos. La organización de ‘motards’ La Coronela la incluyó entre sus enseñas de referencia y la utiliza normalmente.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios