Para coordinar la Generalitat con el Consell

Torra se conecta cada lunes con Puigdemont por videoconferencia desde el Palau

Fuentes del Palau han explicado que las reuniones se celebraban por Skype y que un técnico del CTTI asignado a Presidència organizaba las conexiones del Govern catalán con Bélgica

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. (EFE)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha estado manteniendo reuniones periódicas con su predecesor, Carles Puigdemont, desde que empezó la legislatura. Fuentes de Presidència de la Administración catalana y del entorno de Waterloo confirmaron que los encuentros se mantenían por videoconferencia desde el Palau de la Generalitat y que, salvo excepciones, se celebraban cada lunes, justo antes del Consell Executiu de los martes. Este dato sale a la luz después de que El Confidencial haya desvelado que la 'consellera' de Presidència, Meritxell Budó, también se conectaba los viernes desde el Palau para participar en el Consell de Govern del Consell per la República, el remedo de Gobierno en la sombra que Puigdemont ha organizado en Bélgica.

Portavoces de la Generalitat han recibido de El Confidencial un cuestionario de 10 preguntas que han evitado contestar y se han limitado a señalar que la agenda de Quim Torra es pública. Pero se da la circunstancia de que estos contactos, en concreto, no lo han sido nunca, a pesar de su frecuencia. Entre las preguntas que se han negado a responder, se encuentran el número de reuniones de este tipo que han tenido lugar durante la legislatura, qué 'consellers' han participado en ellas, cuál era el objeto de las mismas y el motivo por el que se evitaron señalar en la agenda oficial de la Generalitat.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y Carles Puigdemont. (EFE)

Fuentes del Palau han explicado que las reuniones se celebraban por Skype. Que un técnico del CTTI (Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, empresa pública controlada por la Generalitat) asignado a Presidència organizaba las conexiones con Bélgica y que el objeto de las mismas era coordinar la actividad diaria de la Generalitat con las directrices del Consell per la República, ente que tiene entre sus objetivos “mantener vivo el mandato del 1 de octubre: ejercer el derecho a la autodeterminación para convertirse en un Estado independiente en forma de república”, tal y como hacen constar en su página web.

No se puede dudar de la fidelidad de Quim Torra al proyecto político de Puigdemont. Incluso que Torra solo convocará elecciones cuando se dicte desde Waterloo. Pero ahora trasciende un nivel de vinculación mucho más estrecho y problemático en lo político, en especial porque solo vincula a una parte del Govern, los 'consellers' de JxCAT, pero no a sus socios de ERC, que se han mantenido al margen de estos movimientos.

Las reuniones no son cosa nueva sino que se llevan haciendo desde el principio de la legislatura. Desde hace unos meses, participa en ellas Meritxell Budó, pero antes lo hacía de manera habitual su predecesora en la Conselleria de Presidència, Elsa Artadi, según apuntan fuentes conocedoras de estos contactos.

Agenda despejada

Desde otras 'conselleries' se conocía la cuestión y entre los jefes de gabinete respectivos ya se sabía que los lunes no se podía contar con Torra porque despachaba con Puigdemont, según confirman diversas fuentes de la Generalitat. Se ha requerido al Consell per la República que explique la naturaleza de estos contactos, pero tampoco se ha obtenido respuesta.

Como en el caso de su pertenencia al Consell per la República, resulta notable el esfuerzo que Meritxell Budó ha hecho para negar la estrecha vinculación entre el montaje que Puigdemont mantiene fuera de España desde su fuga y el actual aparato administrativo de la Generalitat.

La Generalitat ha hecho un notable esfuerzo para negar sus relaciones con el Consell per la República, pero los vínculos son evidentes


Meritxell Budó acudió al Parlament el pasado 17 de julio y allí aseguró ante la Comisión de Asuntos Institucionales: “Lo repito, es una entidad privada, el Consell per la República, una institución que está formada, y hay muchas personas de nuestro país, pues, que han decidido formar parte. Pero, sin embargo, no hay ninguna vinculación directa con el Govern de la Generalitat o con la financiación de los presupuestos de la Generalitat". Desde entonces, no han dejado de surgir “vinculaciones directas” entre la Generalitat y el Consell.

Alud de evidencias

Entre esta relaciones, están la propia pertenencia de Meritxell Budó al Consell per la República, que la 'consellera' compaginó durante cuatro meses de forma ilegal; las reuniones del Consell de los viernes a las que Budó se conectaba desde el Palau; el propio currículo oficial de la 'consellera', en el que se destacaba su pertenencia al ente de Waterloo; ahora las reuniones de los lunes, que implican también al 'president' Torra, y no hay que olvidar que la Generalitat ha cedido desde el pasado 2 de septiembre un espacio gratuito en un edificio oficial de Girona para que Catalunya Cultura i Progrés (CATCiP AISBL), la asociación belga que cobra los 10 euros por formar parte del registro ciudadano del Consell per la República, tenga su sede en Cataluña. Pero para la 'consellera' de Presidència, “no hay vinculaciones directas”.

La situación ha llegado a tal nivel que Meritxell Budó tendrá que comparecer de nuevo ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament para dar explicaciones. La fecha está aún por determinar.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios