Tranquilidad en las primeras horas de huelga de los vigilantes de El Prat
  1. España
  2. Cataluña
decidido en asamblea

Tranquilidad en las primeras horas de huelga de los vigilantes de El Prat

Aunque las primeras horas de la huelga de los vigilantes de El Prat se están desarrollando con normalidad, la situación podría complicarse a lo largo del día

Foto: Foto de archivo del la terminal 1 del aeropuerto de El Prat. (EFE)
Foto de archivo del la terminal 1 del aeropuerto de El Prat. (EFE)

Las primeras horas de la huelga indefinida que desde esta medianoche llevan a cabo los vigilantes de seguridad del Aeropuerto de Barcelona se están desarrollando con normalidad, sin que por ahora se registren aglomeraciones en los controles de acceso a las zonas de embarque.

Por ahora la situación en El Prat es de normalidad y no se registran colas en los controles de seguridad, según ha podido constatar Efe. La situación, no obstante, podría complicarse a lo largo del día, teniendo en cuenta que El Prat está en plena temporada de verano y que sólo para este viernes hay programados un millar de vuelos.

Tanto AENA como las aerolíneas han recomendado a los viajeros que acudan con antelación al aeropuerto, dado que este conflicto laboral puede incrementar los tiempos de espera para pasar el control de seguridad. Y así lo han hecho numerosos usuarios, que aunque tenían vuelos programados a primera hora de la mañana han decidido pasar la noche en las terminales del aeropuerto para evitar problemas en el embarque.

Los trabajadores de Trablisa, empresa encargada de los filtros de seguridad en el Aeropuerto de Barcelona, han decidido mantener la huelga indefinida y de 24 horas convocada a partir de las 00:00 de este viernes, ha informado el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez.

Los vigilantes de seguridad han votado este jueves por amplia mayoría rechazar la propuesta que la empresa planteó en la mediación del miércoles al considerar que no satisfacía sus demandas de mejoras salariales y laborales, como el plus de un euro por hora trabajada para compensar la sobrecarga de trabajo. La votación ha empezado a las 10:00 y se ha extendido durante la jornada de este jueves hasta las 18:30, y han participado unos 177 trabajadores de una plantilla de 500 personas: 175 han votado no a la propuesta de la empresa y dos han votado que sí.

Los trabajadores pedían otras mejoras, como un plus de un euro por hora por la "carga física y mental que soporta el colectivo", que la empresa se haga cargo de los costes del aparcamiento de su personal en el aeropuerto y descansos de 10 minutos por hora. "Hoy [por este jueves] hemos hecho la votación de la propuesta que trajo la empresa, que recordemos que era de 0,0, por lo tanto no era una propuesta demasiado válida", ha subrayado Giménez y ha explicado que uno de los trabajadores que han votado sí ha dicho que se había equivocado.

Foto: Un avión de Ryanair. (Reuters)

La Generalitat pide cuentas a Aena

La Generalitat de Cataluña ha solicitado a Aena un requerimiento informativo sobre las medidas que contempla el operador aeroportuario para la huelga indefinida que el personal de seguridad de Trablisa en el Aeropuerto de Barcelona hará a partir de este viernes para reclamar mejoras salariales y laborales a la empresa.

En un comunicado, el Ejecutivo catalán ha precisado la información solicitada, entre la que se encuentra el número de vuelos previstos entre el 9 y el 16 de agosto que podrían verse afectados, así como el número de pasajeros que tienen contratados vuelos de salida desde el aeropuerto barcelonés. También ha pedido información sobre el número de trabajadores de Trablisa destinados a la gestión del servicio entre el 9 y el 16 de agosto y los canales de información y de reclamación administrativa que tendrán a su disposición los viajeros, en caso de que se den "incidencias que puedan afectar al normal desarrollo".

Foto: Pasajeros en el aeropuerto de El Prat. (EFE)

Por otra parte, la Generalitat ha solicitado a Aena la previsión de que el Consejo de Ministros pueda dictar un laudo de obligado cumplimiento como el aprobado en 2017, y de que la Guardia Civil pueda asumir "total o parcialmente" los controles de seguridad.

La Agencia Catalana del Consumo (ACC) recuerda que los efectos de la huelga "no son imputables a las compañías aéreas", y en caso de que los viajeros pierdan su vuelo debido a las largas colas deberán presentar una reclamación al Ministerio de Fomento y Aena.

Colas en El Prat

Giménez ha defendido que ninguno de los trabajadores de Trablisa incumplirá los servicios mínimos porque no quieren ser despedidos, y ha asegurado que no habrá colas en el Aeropuerto de Barcelona que estén provocadas por los trabajadores.

"Si hay colas, y esto ya se ha dicho por activa y por pasiva, es porque el Aeropuerto de El Prat se ha quedado pequeño y hay pocos controles"

"Si hay colas, y esto ya se ha dicho por activa y por pasiva, es porque el Aeropuerto de El Prat se ha quedado pequeño y hay pocos controles", ha sostenido, y ha agregado que la huelga se produce en agosto, en temporada alta.

Preguntado por las colas en los controles que ha habido en huelgas anteriores, ha subrayado que estas se produjeron porque había falta de personal, que ha remarcado que actualmente se ha ampliado, y muchos filtros de seguridad estaban cerrados: "Siempre se ha acusado a los vigilantes de que esas colas las provocaban ellos y es falso".

Demandas de los trabajadores

Los vigilantes de El Prat piden mejoras laborales en cuestiones como garantizar que reciben la formación necesaria y que estén todos formados, que se garanticen dos fines de semana libres al mes y unos descansos mínimos, y que la empresa se haga cargo de los costes de aparcamiento o habilite una zona gratuita para el estacionamiento de vehículos.

También reclaman que se garantice la paridad de la plantilla, porque subrayan que las vigilantes tienen una carga de peso superior al tener que encargarse de los filtros de seguridad de las usuarias y siendo menos mujeres que hombres trabajando. La empresa cifra la paridad en el 38,81%.

Foto: Largas colas en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. (EFE)

Algunas de estas demandas ya fueron pedidas por los trabajadores durante la huelga de 2017, cuando la adjudicataria era Eulen, y el comité critica que aún no se han aplicado, pese a que la empresa se comprometió a hacerlo en el laudo de obligado cumplimiento.

Servicios mínimos

La Delegación del Gobierno de Cataluña decretó unos servicios mínimos del 90% para la huelga, los mismos que en la huelga de 2017, al considerar que los servicios ofrecidos por Trablisa se consideran "esenciales" al encargarse de la prestación de servicios de seguridad en un aeropuerto.

Giménez ha remarcado que estos servicios mínimos implican "no tener derecho a huelga", y ha dicho que en una jornada normal no trabaja el 90% de la plantilla de Trablisa y que la empresa tendrá que recurrir a trabajadores de vacaciones y de baja, que calcula que son unos 100.

También ha señalado que la empresa está ofreciendo trabajar desde el viernes hasta el domingo a vigilantes de otros aeropuertos para cubrir los puestos necesarios durante la huelga: "Hay dinero para los que vengan a sabotear la huelga de Barcelona pero para los de Barcelona no hay dinero".

Aeropuertos
El redactor recomienda