Mientras se pide unidad

La CUP lanza a los CDR contra ERC y el PDeCAT para presionar a los Mossos

El 31 de julio se detiene a siete persona por diversas causas judiciales, por lo que los 'cupaires' han mostrado su malestar y han empezado los ataques de los CDR a los partidos

Foto: Unas 400 personas convocadas por los CDR boicoteando un acto de Vox en Barcelona. (EFE)
Unas 400 personas convocadas por los CDR boicoteando un acto de Vox en Barcelona. (EFE)

La CUP ha lanzado a los CDR (comités de defensa de la república) contra los partidos que gobiernan en la Generalitat como una manera de presionar a los Mossos d’Esquadra. Así, los CDR, que están integrados por unas 300 personas, según calculan fuentes policiales, han iniciado una campaña con medios virtuales, pero también terrenales, para acusar de “traidores” a los partidos que no se han atrevido a implementar la república. La movilización más relevante fue el lanzamiento de heces y basuras contra diversas sedes de los partidos durante esta semana.

De modo que a un mes de la gran manifestación que como cada año preparan Òmnium Cultural y la ANC para la Diada del 11 de septiembre, la tensión es muy alta: casi no hay un independentista que no haya sido calificado, de una manera u otra, como traidor. Hace un año, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pedía a los CDR, “apreteu, apreteu” (apretad, apretad), y hoy el fenómeno parece fuera de control auspiciado por una vanguardia revolucionaria que exige a sus líderes que si no están dispuestos a llegar hasta el final, se retiren.

La película de los hechos es la siguiente. El 31 de julio se detiene a siete personas por diversas causas judiciales, acusadas de presuntos delitos como desórdenes públicos, atentado a la autoridad, daños y pertenencia a grupo criminal. El contexto fueron las protestas durante el Consejo de Ministros del 21 de diciembre en Barcelona, la visita de Felipe VI al Mobile World Congress (MWC) o el 1 de mayo, entre otros actos. Causas distintas que afectan también a otros tres jóvenes que ya han sido puestos en libertad, igual que la mayor parte de los detenidos.

Los arrestados pertenecen a Arran —las juventudes de la CUP— y al Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC). Esta actuación ha provocado que se reabra la lucha entre la CUP y el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, quien ahora es uno de los aspirantes a presidente de la Generalitat. La CUP se ha lanzado en tromba contra el presidente Quim Torra, al mismo tiempo que Torra confía en los 'cupaires' para aprobar los presupuestos de la Generalitat, lo que le permitiría intentar alargar la legislatura.

Pero no contento con eso, esta semana las sedes de ERC y del PDeCAT en diversos lugares de Cataluña han aparecido llenas de pintadas, heces y basura, según el caso. La acción ha sido reivindicada por CDR Cataluña, que desde su cuenta de Twitter ha lanzado el 'hastag' #merdadepartits y ha colgado las fotos de los locales atacados justificando la acción: “No trabajáis para hacer efectiva la independencia. Detenéis activistas. Pactáis con el 155. Menospreciáis los votos del pueblo. El pueblo manda y el Govern obedece. ¿Lo tenéis claro?”.

Uno de los suyos

Los CDR consideran que Torra es uno de los suyos. Fuentes cercanas al Palau apuntan que estos colectivos se han dirigido al 'president' para señalarle que las detenciones de activistas son “intolerables”, aunque forman parte de diversas actuaciones en las que los Mossos actúan como policía judicial. La lentitud de la Justicia había dado una falsa sensación de impunidad a los CDR, que ahora están empezando a asumir las consecuencias de sus actuaciones. Al menos han pedido que Torra se pronuncie públicamente contra la actuación policial. Por ahora, Torra calla y ha iniciado sus vacaciones, esperando que tras agosto nadie recuerde este malestar.

La crisis de los CDR, antaño punta de lanza del movimiento independentista en la calle, apunta ahora a una sensación de agotamiento, no solo en la clase política soberanista sino también en las bases. Durante años, la ciudadanía se habituó a manifestarse cuando los políticos se lo pedían. Y en un momento en que los políticos no saben qué hacer, los mismos que un día los auparon ahora se vuelven contra ellos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios