"más de dos millones"

La Caixa de Solidaritat dice haber evitado el embargo de la casa de Artur Mas por el 9-N

El Tribunal de Cuentas condenó a Mas a pagar de forma subsidiaria, junto con otros nueve miembros de su 'govern', 4,9 millones de euros por su responsabilidad contable en aquellos actos

Foto: Puigdemont junto con Artur Mas. (EFE)
Puigdemont junto con Artur Mas. (EFE)

La casa en Barcelona del 'expresident' Artur Mas ya no será embargada después de que este jueves la Caixa de Solidaritat independentista anunciara en un comunicado que había depositado "más de dos millones de dólares" para cubrir la multa impuesta a distintos cargos del Govern por la consulta del 9 de noviembre de 2014. El Tribunal de Cuentas condenó a Mas a pagar de forma subsidiaria, junto con otros nueve miembros de su 'govern', 4,9 millones de euros por su responsabilidad contable en aquellos actos.

"Hoy, con vuestro dinero, hemos hecho la aportación de más de dos millones de euros para cubrir la multa del 'Tribunal de Cuentas' por el juicio del 9-N. Muchas gracias a todos por este enésimo esfuerzo", ha afirmado en su cuenta de Twitter la 'caja', en una publicación que ha sido difundida por la Asamblea Nacional Catalana. En el escrito difundido este jueves, la Caixa de Solidaritat también dice que ha pagado lo que restaba de los 5,8 millones de euros en fianzas impuestas por el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona. Estas afectan a una treintena de altos cargos de la Generalitat por su vinculación con el referéndum del 1 de octubre de 2017.

En un comunicado adjunto, la entidad precisa que con esta contribución se evitará el embargo de las propiedades de los condenados, que incluían la vivienda del 'expresident'.

El juicio tuvo lugar en octubre de 2018, un año después de que el Tribunal de Cuentas impusiese la fianza total de 5.251.948,17 euros para garantizar que se reintegre a las arcas públicas el dinero gastado en aquella consulta declarada ilegal, unos fondos que debían pagar de forma subsidiaria los investigados y que como no se abonó en tiempo y forma, fue confiscada en embargos de bienes inmuebles a los afectados.

El Tribunal de Cuentas dividió el coste que considera que supuso la celebración del 9N en varios bloques para calcular esta cantidad y concluyó que Artur Mas figuraba en todos ellos, por lo que tendría que responder por los 4,9 millones si los demás no pueden hacer frente al reembolso.

En lo que se refiere al resto de condenados, el tribunal solo les consideró responsables de algunos bloques y el pago que les exigió es menor: Ortega 865.674 euros por la web institucional, la fabricación del material de la votación, el pago de un seguro para los voluntarios y el soporte informático construido; Homs 1.979.063 por la campaña de publicidad institucional, el soporte informático, el envío de correos a los ciudadanos y el centro de prensa que montó el Govern, y Rigau 2.800.735 por la compra de ordenadores.

El resto de condenados por el Tribunal de Cuentas son cargos funcionariales de la Generalitat: Luis Beltrán, 698.685,15 euros por el soporte informático; Josefina Valls, 81.143,15 por el material utilizado en la consulta; Ignasi Genovés y Jordi Vilajoana, 806.403,52 euros por la campaña de publicidad; Jaume Domingo, 307.962,71 euros por el envío de correos postales, y Teresa Prohias, 21.767,90 euros por un contrato menor.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios