el expresidente apoya esta nueva vía

Puigdemont se queda sin dinero: publicita su canal de YouTube para conseguir ingresos

Este martes, la cuenta de Twitter '1 d’Octubre. Som República Catalana Lliure' lanzó un reto a los activistas radicales independentistas para promocionar el canal de Puigdemont en YouTube

Foto: Canal de Youtube de Carles Puigdemont.
Canal de Youtube de Carles Puigdemont.

Las redes sociales se volvieron locas este miércoles. Un mensaje sobre fondo negro había comenzado a correr horas antes. “Le han echado de su cargo, ha tenido que marchar al exilio, le han perseguido, le han encarcelado, le han deshumanizado, le han insultado, le han sacado el título de 'president' y le han quitado el sueldo. Pero no se ha rendido. Lo tiene claro”. El protagonista (ausente) no es otro que Carles Puigdemont, aunque hay algunas exageraciones en la nota, como que le han encarcelado, le han deshumanizado o le han quitado el sueldo. Lo cierto es que lo único que hizo el Parlamento catalán fue aplicar la normativa a su caso.

Este martes, la cuenta de Twitter '1 d’Octubre. Som República Catalana Lliure', partidaria acérrima del Consell de la República y de Puigdemont, lanzó un reto a los independentistas para promocionar el canal del expresidente en YouTube. El objetivo es que la red le pague por visitas, con el fin de que pueda tener ingresos, dado que en la actualidad no percibe su salario como diputado en el Parlament, al estar suspendido por los tribunales, y otras fuentes alternativas de financiación no están dando el resultado que esperaban. Aspiraban a que un millón de ciudadanos se apuntara al Consell de la República, previo pago de 10 de euros en concepto de inscripción, pero en la actualidad solo hay 68.500 registrados y la cifra apenas avanza. Así que el último plan del secesionismo es convertir a Puigdemont en un ‘youtuber’ o ‘influencer’ de moda.

En realidad, todo nació de una reflexión tras hacer un seguimiento de las reproducciones de los vídeos del Consell de la República en YouTube. “Los 'youtubers' que tienen muchos miles de suscriptores y miles de reproducciones cobran. Roger Torrent [presidente del Parlament] suspendió de sueldo al 'president' Carles Puigdemont, pese a seguir siendo diputado y presidenciable. Propongo reventar su canal y conseguir proporcionarle una entrada económica nosotros”, reflexionó el administrador de la cuenta, que responde al alias de @DvidKtFree.

“¿Me ayudáis a hacer correr que la gente se suscriba al canal de YouTube de Carles Puigdemont? Intentamos que cobre el sueldo que le ha suspendido el presidente del Parlament”, clamó la misma cuenta este martes, en el inicio de lo que sería una intensa campaña a la que enseguida comenzaron a abonarse plataformas de radicales organizados tanto a través de canales de Telegram como de Facebook.

El mensaje iba dirigido, entre otros, a la líder de JxCAT en el Congreso, Laura Borràs; a la mano derecha de Puigdemont en el PDeCAT, Míriam Nogueras; a los abogados Jaume Alonso Cuevillas (diputado por Girona) y Gonzalo Boye; al exlíder de Podemos en Cataluña recientemente apuntado al Consell de la República Albano-Dante Fachín, y a la ANC.

A última hora del martes había 10.671 inscritos. El miércoles por la mañana, asegura el promotor de la iniciativa, ya había 12.000. Por la tarde, el número de suscriptores llegaba a los 12.164. Desde las cuentas de Twitter se proporcionaron los enlaces con la cuenta oficial de Puigdemont, '130 'president' de la Generalitat de Cataluña', en la que, además, están colgados los vídeos de Junts per Catalunya (JxCAT), del Catalan Republican Council, del Govern de Catalunya (evidentemente, solo los vídeos realizados por Puigdemont desde Bélgica), de Independencia y de la Crida Nacional per la República.

“Y no para, gracias a todos”, advertía DvidKtFree refiriéndose a la subida de suscriptores. A continuación, daba ideas al fugado. “Carles, ¿podrías hacer un vídeo con el Toni y la Clara, colgarlo y vamos cogiendo la dinámica 'youtuber'? Muchos ya tenemos la campana activada”. Se refería a Toni Comin y Clara Ponsatí, exconsejeros de Salud y de Enseñanza, también fugados como él.

Si sale bien… cobrar en “birras belgas"

Los hay incrédulos. “¿De veras es un canal oficial?”, preguntó un internauta. La cuenta del Consell le respondió con un “entra”. “Ya lo he hecho, pero como si eso me sacase de dudas”. “Si lo conseguimos es simbólico, pero en medio de tanta daga voladora quizá le dé más moral que dinero”.

Un experto en la materia aclaraba este miércoles por la mañana: “Cobran si publican como mínimo un vídeo a la semana, no por tener muchos seguidores. Cobran si los vídeos tienen más de 100.000 visualizaciones". Y la cuenta oficial se abonó al reto. “Puede hacer vídeos de cinco minutos, donde nos dedique una pieza de piano y un ‘buenas noches, Cataluña’. ¡¡Superaremos las 100.000 reproducciones seguro!!”. 1 de Octubre también se apuntó a esta nueva estrategia: “Mr. Santos, en un vídeo, explica que ganó 2.400 euros por tres vídeos al mes y tenía 30.000 suscriptores sin publicidad”.

Marta DP, otra internauta, que acompaña un lazo amarillo a su nombre, animó a la parroquia. “¡¡¡Venga, a suscribirse todo el mundo al canal de YouTube de Carles Puigdemont!!!”. Àngel Segura Campmany, otro activista, explicó por su parte que “ya era suscriptor porque lo pensé hace aproximadamente siete meses, tienes toda la razón y espero que podamos conseguirlo todo para nuestro muy honorable 'president' Carles Puigdemont (encima, no cuesta nada hacerlo). #No Surrender”.

Pasar cuentas con ERC

La iniciativa, no obstante, ha dado pie a pasar cuentas con el ‘enemigo’. De rebote, los radicales de JxCAT y del Consell de la República tiran con bala contra los republicanos, culpando al presidente de la Cámara legislativa catalana, Roger Torrent (ERC), de la situación de Puigdemont. La situación se enconó más por la sentencia del Constitucional avalando la tramitación de la ley de investidura a distancia. De hecho, la ley que permitía la investidura a distancia fue declarada inconstitucional el pasado mes de abril, por lo que este fallo solo afecta al procedimiento.

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent. (EFE)
El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent. (EFE)

Pero eso es lo de menos. Ajenos a ese crucial detalle, los partidarios de Puigdemont tienen ahora otro motivo para disparar con bala contra ERC. “Roger Torrent, ¿estás de vacaciones?”, espetaba un activista al presidente del Parlament, como si el TC acabase de avalar la investidura a distancia (lo que sigue siendo ilegal).

Pero la parroquia ‘indepe’ va más allá. Lo importante es abrumar al rival. “Si es preciso sacrificar a ERC… Para votar izquierda ya tenemos a la CUP”, apuntaba este miércoles la propia cuenta 1 de Octubre. Y uno de los internautas, Eduard Forner, reflexionaba: “No podemos coger a los políticos de ER [los posconvergentes más radicales siempre obvian la C de Cataluña cuando se refieren a sus rivales] y ametrallarlos por la espalda por su alta traición a la república catalana votada en el referéndum vinculante del 1 de octubre. Pero sí les podemos recordar, día y noche, que el pueblo no les perdonará las cadenas que nos han obligado a llevar”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios