Acusan a Exteriores de “espionaje”

Borrell cree que el secesionismo boicotea su candidatura a Alto Representante

El independentismo se ha movilizado en contra de Josep Borrell desde que se anunció que será jefe de la diplomacia europea. El ministro cree que si pueden le boicotearán

Foto: Josep Borrell. (EFE)
Josep Borrell. (EFE)

Muchos independentistas recibieron la noticia de que Josep Borrell, actual ministro en funciones de Exteriores, había sido elegido como candidato para ser el próximo Alto Representante de la UE para Exteriores y Política de Seguridad como una auténtica puñalada, la demostración de que Europa daba la espalda a su causa. La UE en la que el independentismo había confiado para lograr sus objetivos había escogido a su bestia negra como uno de los cargos más relevantes del club.

La realidad es que Europa casi siempre ha dado la espalda a la causa independentista, aunque algunos lo hayan hecho más que otros, y que, en general, a nivel de Estados miembros a nadie le importa lo que ocurre en España porque la UE es eso: un club de países. La elección de Borrell como Alto Representante es solo una muestra más.

Pero el independentismo rápidamente se movilizó por redes sociales y a través de los otros entramados levantados durante los años de la ‘internacionalización del procés’.

El Gobierno de Quim Torra acusa a Borrell y su Ministerio de Exteriores de “espionaje” contra las delegaciones de la Generalitat en el extranjero, las famosas “embajadas” catalanas. Las acusaciones llegan después de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya presentado documentación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña con la intención de que se cierren las delegaciones en Ginebra, Londres y Berlín por estar centradas en la búsqueda de apoyos internacionales para el proceso soberanista. El Gobierno autonómico acusa a Borrell y su departamento de haber obtenido dichas informaciones a través de una red de espionaje.

La Generalitat se ha puesto en marcha y están enviando cartas y haciendo llamadas, tanto a algunas capitales como a aliados dentro de la Eurocámara, con el objetivo de torpedear la candidatura de Borrell a la jefatura de la diplomacia europea, que necesita el aprobado del Parlamento Europeo.

Preguntado sobre si el independentismo boicoteará su candidatura, el ministro, que ha acudido este lunes a una reunión de ministros de Exteriores en Bruselas, se ha mostrado convencido de que es el objetivo del equipo de Torra: “Si pueden lo harán, claro”. Borrell ha vuelto a negar la versión de la Generalitat respecto a los documentos aportados por el Ejecutivo al TSJC: “La Generalitat tiene embajadas aunque se empeñen en llamarlo así, y el Ministerio de Exteriores no tiene espías”.

Sobre los intentos del Gobierno catalán para torpedear su candidatura, el ministro en funciones se ha mostrado tranquilo:“La Generalitat lleva escribiendo cartas a los Gobiernos y a todo el mundo desde hace mucho tiempo, no es una novedad”.

Paso por el Parlamento

Borrell ha sido elegido por los jefes de Estado y de Gobierno para un cargo vistoso pero con poco poder, que implica que será vicepresidente de la Comisión Europea y presidirá el Consejo de ministros de Exteriores. Pero antes tendrá que ser votado por la Eurocámara, para lo que deberá pasar una serie de audiencias.

“Es una candidatura, es una propuesta que ha hecho el Consejo al Parlamento, tiene que se aprobada por él”, ha insistido este lunes. Y será aquí cuando el ministro pueda pasar los peores momentos y donde el independentismo tratará de presionar. Aunque ni muchos menos hay un apoyo generalizado a la causa soberanista en la Eurocámara, la Generalitat sí tiene un buen puñado de aliados en varios grupos políticos del hemiciclo.

Sin embargo Borrell sufrirá más los ataques que le puedan llegar por el caso de conflicto de intereses en Abengoa o sus opiniones sobre determinados asuntos de política exterior que su postura respecto a Cataluña.

Además, como Alto Representante, Borrell no podrá influir demasiado en la opinión que en Bruselas se puedan tener respecto al ‘procés’. Aunque es vicepresidente del Ejecutivo comunitario, lo que significa que participaría en las reuniones del colegio de Comisarios, un cónclave semanal importante para evitar que algunas reclamaciones independentistas logren un cierto poso en algunos comisarios, como Alto Representante se perderá muchos de estos encuentros por tener que estar fuera de la UE.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios