El 'expresident' desconfía de Francia

Puigdemont, en duda para la toma de posesión de su escaño en Estrasburgo

Miles de catalanes viajan este martes a la sede del Parlamento Europeo para arropar al expresidente de la Generalitat de Cataluña en su intento de convertirse en europarlamentario

Foto: Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, en las afueras del Parlamento Europeo. (Reuters)
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, en las afueras del Parlamento Europeo. (Reuters)

Carles Puigdemont ha de tomar posesión de su escaño como europarlamentario este martes. Sin embargo, en su entorno existen dudas de que finalmente viaje a Estrasburgo pese a que él mismo ha garantizado que asistirá, tanto en público como a su entorno de fieles en Waterloo.

Detrás de las dudas que albergan sus colaboradores está la desconfianza que Puigdemont muestra hacia Francia y su recelo a que pueda haber una maniobra oculta para detenerlo y entregarlo a las autoridades españolas. Si al final aparece en Estrasburgo, sede del Parlamento Europeo, será la primera vez que Puigdemont pise suelo francés desde que abandonó España.

La ironía es que el propio Consell per la República, que preside Puigdemont, ha convocado una manifestación en Estrasburgo para mañana, a la que se han apuntado miles de catalanes. Irán en más de 60 autocares, alquilados por la ANC, que también está organizando dos vuelos chárteres. Se trata de una manifestación carísima. Solo asistir, sin alojamiento cuesta unos 500 euros, que será el esfuerzo que harán los independentistas que vayan a arropar a Puigdemont en su intento de que le permitan ser europarlamentario pese a no haber jurado la Constitución española en persona tal y como exige la ley.

Puigdemont y Toni Comín consiguieron un millón de votos de catalanes. Pero al no haber jurado la Constitución en persona ante la Junta Electoral Central no pueden tomar posesión. Puigdemont y su equipo jurídico fingen que esto es solo una formalidad, pero por el momento ni él ni tampoco Oriol Junqueras (ERC), en otra situación jurídica, pueden tomar posesión de sus escaños.

El propio Puigdemont ha expresado el temor a ser detenido en una rueda de prensa en Ginebra la pasada semana. Sin embargo, dicho temor es infundado ya que ni la Fiscalía, ni el juez Pablo Llarena ni el Tribunal Supremo tienen plan alguno para reactivar la euroorden. Tampoco serviría de mucho. Una euroorden es algo público, que se comunica de manera inmediata a las partes, con lo que difícilmente se cogería por sorpresa a Puigdemont, según apuntan fuentes jurídicas cercanas al Tribunal Supremo.

Ni Francia ni Italia

Desde el independentismo la situación es incómoda. Se ha convocado una manifestación bajo el lema "Llenemos Estrasburgo" y ahora se corre el riesgo de una gran manifestación fuera de Cataluña, a favor de Puigdemont pero sin Puigdemont.

El soberanismo siempre ha mantenido que Carles Puigdemont no es un fugitivo y que la prueba es que viaja libremente por toda Europa. Como siempre, hasta ahora, eso ha sido una media verdad. Puigdemont ha viajado "calculadamente" por toda Europa. Así, ha evitado Francia, pero también Italia, porque no se fía del antiguo aliado de la causa independentista, el ministro del Interior del país, Matteo Salvini.

División de opiniones

Así que en el entorno de Puigdemont hay división de opiniones. Unos piensan que acudirá a Estrasburgo y que aprovechará la gran movilización convocada para extraer réditos políticos y otros que siguiendo un criterio de extrema prudencia pretenderá tomar posesión por poderes, igual que intentó hacer en Madrid.

Fuentes del independentismo aseguran que en caso de no asistir el desaire a miles de soberanistas catalanes no tendrá precio político. Puigdemont ha tenido la suerte de alcanzar un estatus que le sitúa por encima del bien y del mal.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios