LA SORPRESA DE LA MUJER DE SÁNCHEZ DRAGÓ

SCC: la nueva estrategia constitucionalista para luchar contra el independentismo

La vista de SCC está puesta en la organización de la contrapropaganda independentista. “Vienen tiempos duros, con una gran movilización del soberanismo, y hemos de estar preparados"

Foto: Fernando Sánchez Costa. (Xavier Bell, Wikipedia)
Fernando Sánchez Costa. (Xavier Bell, Wikipedia)

Sociedad Civil Catalana (SCC) comienza una nueva etapa tras un periodo de resituación y después de padecer una fuerte crisis interna, que acabó con la salida de su presidente, José Rosiñol, y un breve periodo de interinidad de Josep Ramon Bosch. Ahora ha nombrado nueva junta, en la que se pretenden restañar heridas. En ella están representados dirigentes cercanos tanto a PSC como a PP, pero también a Ciudadanos e incluso al ala izquierda de los comunes. Pero no está representado el sector crítico, que fue, a la postre, el que activó el detonador de la crisis.

El nuevo líder de la emblemática entidad es el exdiputado del PP Fernando Sánchez Costa, que hace un tiempo se dio de baja de su formación y que trabajaba como responsable de estudios de SCC desde hace un año. Ahora compaginará el papel de presidente con el de gerente, por lo que estará vinculado laboralmente a la organización.

La vista de SCC está puesta en la organización de la contrapropaganda independentista en Cataluña. “Vienen tiempos duros, con una gran movilización del soberanismo, y hemos de estar preparados. Queremos organizar grandes movilizaciones, en torno a 200.000 o 300.000 personas, para contrarrestar lo que pueda hacer el independentismo en las calles de Cataluña”, explican a El Confidencial fuentes cercanas a la nueva dirección.

Sánchez Costa es un exdirigente popular del ala más catalanista de este partido, ubicado entre los partidarios del exlíder Josep Piqué, defenestrado por la dirección nacional por su carácter moderado. Durante dos legislaturas tuvo escaño popular en el Parlament, pero ahora está desvinculado totalmente. “La asamblea de socios ratificó este miércoles por la noche la hoja de ruta de SCC, que en realidad ya se había aprobado a principios de año, por lo que apenas nada cambiará. Solo el sector crítico mostró su desacuerdo y se puede hablar de una escisión por no comulgar con el nuevo talante de la organización”, explican las fuentes. Este sector, en cambio, sí reconoce, en declaraciones a El Confidencial, que el perfil de Sánchez Costa “le beneficiará; es el hombre tranquilo y ha presentado una junta de renovación donde están representados amplios sectores”. Y una fuente crítica subraya a El Confidencial que “la crisis ya ha pasado a mejor vida porque no hay sector crítico. En eso se resume la situación actual”.

Quién es quién

Otra fuente de la entidad señala a este diario que “la ideología de SCC será la misma: es una entidad transversal de catalanes no independentistas que no renuncia a nada”. Desde todos los sectores, al nuevo líder de SCC se le reconoce que es “un hombre muy moderado, que mide mucho las palabras, un historiador que llevaba temas de cultura en el Parlament y muy católico”.

En su junta, Acosta tendrá perfiles muy diferentes. Ahí se encuadran desde personas como Ángela Herrero, de los comunes de Sabadell, hasta el prosocialista Àlex Ramos o Sonia Reina, de Ciudadanos, persona muy próxima al líder parlamentario de los naranjas, Carlos Carrizosa. El tesorero Juan Arza, próximo a los populares, formará parte también de esta junta, que contará además con Manolo Miró, cuñado de Jordi Cornet, ex secretario general del PP catalán. Felipe Roura, antiguo dirigente del Foro Babel, fue uno de los fundadores de Ciudadanos, aunque luego se alejó de esta formación.

Además, como vicepresidenta oficiará Alejandra López, presidenta de la entidad Aixeca’t. “Queremos hacer una asociación muy plural, de ahí que la presidenta de Aixeca’t sea nuestra vicepresidenta. Este gesto quiere expresar que no haya enfrentamientos entre entidades constitucionalistas. No se trata de que una entidad absorba a la otra, sino que haya una relación cercana”, explican las fuentes.

No obstante, uno de los fichajes más comentados es el de Anna Grau como miembro de la junta. ¿Qué hace la mujer de Fernando Sánchez Dragó en la cúpula de SCC? Desde algunos sectores lo tienen claro: “Una jugada. Se pagan favores, pero se tiene contento y controlado al sector que puede ser más duro dentro del unionismo”.

La nueva estrategia

La nueva etapa se caracterizará por una estrategia de captación de militancia para afrontar las movilizaciones futuras. Según fuentes internas, los simpatizantes llegan a casi 200.000, pero en realidad los asociados son unos 20.000 y se quiere llegar en unos meses a 30.000. “Hemos de estar preparados para grandes movilizaciones. Por eso hay que engrasar la militancia”, insisten en SCC. Por eso, entre sus prioridades se encuentran cómo dar más voz a la militancia para que se sienta protagonista, cómo movilizar a los colaboradores y cómo fortalecer territorialmente la organización. “Hasta ahora, nos parecíamos a Greenpeace, pero queremos cambiar sustancialmente la estructura”, vaticinan.

Además, desde algunas instancias se explica que la entidad ha pasado en los últimos meses una “notable crisis financiera, lo que la obliga a realizar cambios en las formas de trabajar. De ahí la voluntad de captar socios. Se necesita dinero”.

Desde las instancias oficiales se asegura también que “políticamente, lo que queremos es que haya un Gobierno constitucionalista. Nos da igual quién gobierne. Solo queremos que se respeten las leyes y que los partidos sean generosos, porque estamos en una situación muy delicada. Que dejen de lado las rencillas internas que puedan tener los partidos que están en contra del independentismo”.

La nueva etapa se caracterizará, además, por intentar rebajar la tensión social. La nueva junta no llega dispuesta a jugar un partido de rugby en el lodazal de la política. “Está a punto de conocerse la sentencia del 1-O y somos conscientes de que eso será aprovechado por los independentistas para movilizarse. Nosotros solo podemos decir que acataremos la sentencia sea cual sea esta”, subrayan las fuentes. En resumidas cuentas: se apuesta por la tensión social pero se quiere fortalecer la organización para hacer de dique de contención del independentismo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios